miércoles, mayo 02, 2007

¡El Pochito mide como Lilita!

Ayer dieron por Canal 7 la película de Octavio Getino y Pino Solanas "Perón: Actualización política y doctrinaria para la toma del poder".
Ahí se lo puede ver al Perón de 1971 en Puerta de Hierro explayándose prácticamente sin preguntas sobre su gobierno y un par de cosas más. Me llamó la atención que el General guiñaba el ojo para el costado cuando decía alguna picardía, como suele hacer Lilita en "A dos voces".
Es interesante ver también cómo citaba cifras a lo loco de memoria, cifras y situaciones que nadie se animaba muy bien a refutar (por ejemplo, afirma que se nacionalizaron empresas 'sin plata', lo cual no fue tan así).
"¿Los enemigos del pueblo?", dice Perón en un momento. "En todos lados es lo mismo, en todos los países que han hecho revoluciones: los enemigos del pueblo son la oligarquía y el imperialismo". Ahí no hizo ningún guiño.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Mamita!! como midió el Pochito allí!!
que lástima que Lilita solo le copié el guiño. Creo que en otro momento intentó copiarle otras cosas buenas, que pena...
Todos los días a la 1.30 horas hay mas para este boletín
Abrazo
Erik

No todo es PRO dijo...

Los seguidores del Dr. Lopez Murphy y NO somos pro estamos en
http://ellopezmurphista.blogspot.com

Argenlibre, seguidor de este blog. Disculpe si lo he molestado con este mail, le pido que en todo caso lo borre.

escriba dijo...

Se recrean haciéndome spam los muchachos, son FIELes al spam...

Anónimo dijo...

Nacionalizó compensando, usando fondos bloqueados en Gran Bretaña.

Anónimo dijo...

No tuvo que poner plata, usó plata que ya había y que estaba bloqueada. El gran negociador en esto fue Miguel Miranda. Le ofrecieron soborno y fue y lo reveló al General. Murió pobre y en el anonimato don Miguel.
¡Qué diferencia con las privatizaciones de los '90!
miranda no aceptó soborno por recuperar el patrimonio de la nación. En los '90 lo aceptaron por enajenarlo. Qué notable diferencia!

escriba dijo...

Puede ser anónimo. También dicen que Miguel mordía un poco de otros lados.
Todo bien, igual. Prescibió.
Salduos