jueves, mayo 17, 2007

Que se vayan todos y midan

Algo pasó en el año 2001. Este Gobierno, por razones que están a la vista, no va a poder producir la superación que necesita la crisis de la democracia recuperada en 1983 -los problemas en las forma de hacer política y en la distribución del ingreso son claras-. Pero nos deja a los que queremos esa renovación en una mejor posición y su gestión ha significado un dique para los que querían una reversión total. Ese estar "a mitad de camino" queda claro cuando uno lee el decreto 539/2007 publicado hoy en el Boletín Oficial, por el que el Gobierno echó de sus cargos a los funcionarios Fulvio Madaro y Nésetor Ulloa, en el marco del Caso Skanska.
Afirma el Gobierno en los "considerandos":
  • "En el inicio mismo de nuestra acción de gobeirno, no s planteamos que por mandato popular, por coimpresnión y histórica y pror comprensión política, era este el turno del cambio cultural y moral que demanda el país".
  • Que el Gobierno se avocó con "ahínco a producir ese cambio para reconciliar a la política, a las instituciones, con la sociedad".
  • "Entendemos que la calidad institucional supone el pleno apego a las normas sin permitir la subsistencia de ámbitos de impunidad, en una Argentina que por momentos ha aparecido ante el mundo como un lugar donde la violación de las leyes no tiene castigo legal ni social".
  • "Ese cambio supone también darle importancia al hecho de respetar en valor de la palabra".
  • Se dice que los funcionarios son echados para "permitir la plena libertad de la acción de la justicia sino también para impedir cualquier interpretación antojadiza de la actitud del gobierno en este punto".
¿Son sólo parábolas?

28 comentarios:

Maria Esperanza dijo...

Lo dicho: este gobierno es mejor cuando se siente presionado por la sociedad ... da la impresión de que cuando se confían la pifian.
Así que hay que mantener la presión.

escriba dijo...

María Esperanza:
¡Lo tuyo es el bilardismo! Meter presión, como dice el Bigotón La Volpe. De acuerdo. Sin presión no hay nada.
Gran Saludo

SL dijo...

no deberíamos ser más maliciosos y preguntarnos en qué consiste esta operación? Hay muchos elementos mezclados: una empresa sueca, el ministro que todos sabemos funciona como cajero de la corona, la gran empresa argentina-gran beneficiada del modelo duhaldo-kirchnerista, elecciones, scioli (posible futuro líder de la oposición), un fiscal con varias causas explosivas entre manos... No sé ni puedo saber qué quiso hacer el gobierno rajando a estos dos funcionarios, pero me cuesta creer que es simplemente la "presión de la sociedad", como dice María Esperanza. Esto no fue presión de la sociedad, lo fue de manera muy mediatizada. Fue, en todo caso, un issue fogoneado por los medios opositores (La Nación, Perfil). No tengo muchas hipótesis, pero algo más hay. Me pregunto: con qué arreglaron a los funcionarios cesanteados para que no prendan el ventilador, por ejemplo?

Maria Esperanza dijo...

sl, no creés en las movidas sinceras y en las buenas intenciones.
De cualquier manera, si es de hecho un arreglo "cosmético", sigue en pie el que todos pensaran que al menos debían ofrecer la apariencia de reacción. Y como diría Maquiavelo a veces la apariencia es lo que importa.
Los medios opositores también hacen presión, claro que sí.
Pregunta, ¿qué tiene que ver Scioli?

SL dijo...

maría, creo en las movidas sinceras, pero me cuesta creer que esta lo sea. igual, estoy de acuerdo con ustedes en que pos 2001 no hay tanta impunidad para el poder político. aunque pongamos esto con pinzas: por el motivo que sea, la prensa opositora fue mucho más eficaz para instalar la cuestión de la corrupción, sobre la cual se montaría la alianza.
scioli: en el decreto de raje de los funcionarios, se habla de un diálogo telefónico entre aníbal f. y el fiscal stornelli. el motivo del llamado era la posible colaboración de este en el futuro gobierno de scioli. Y el fiscal aprovechó para comentarle que se llevaba puesto a los dos funcionarios cesanteados.

un dato elocuente: el medio oficial infobae ahora habla del "escándalo skanska-techint"

SL dijo...

pd: cuando escribí lo de la prensa opositora, me refería a lo ocurrido durante el gobierno de menem

Cine Braille dijo...

Viste Escriba, no había que dejar que el árbol de don Paolo nos tapara el bosque de don Julio.
Coincido con María en que a K hay que apurarlo: de otro modo se viene un segundo gobierno K muy malo, empeorando todos los defectos de este y con ninguno de sus aciertos, y el Mauri en 2011, aliado a los mismos peronistas que ahora son todos ultra K.

HAL dijo...

1. El Caso Skanska, ¿no era un problema entre privados?
2. “nos planteamos que por mandato popular (…) era este el turno del cambio cultural y moral que demanda el país. (…) Entendemos que la calidad institucional supone el pleno apego a las normas”. Bueno, parece que el Gobierno se pasó al bando de la derecha republicana.
3. Allegados a Stornelli negaron que éste haya recibido un ofrecimiento de Scioli para ocupar un cargo en la gobernación bonaerense. Scioli también negó haber realizado tal ofrecimiento. Lo llamativo es que los términos de la supuesta charla telefónica entre Stornelli y Aníbal Fernández, como bien señalara SL, constan en los considerandos del decreto que dispone el cese de Madaro y Ulloa. O sea, el alejamiento de estos funcionarios se habría dispuesto en base a una charla cuya versión oficial fue desmentida por uno de los participantes. Toda una curiosidad.
4. ¿Alguien cree que con este arreglo cosmético se termina el tema?
5. No estoy seguro de que la prensa opositora hay sido más eficaz para instalar la cuestión de la corrupción durante los 90’s. Puede ser que el menemismo fuera más desprolijo en sus negocios, sobre todo en los primeros años, y eso dio lugar a una catarata de denuncias. Pero no hay que olvidar que Menem se cansó de ganar elecciones aún cuando abundaban las acusaciones contra su gobierno y la cosa recién hizo mella después de algunos años de desocupación en dos dígitos, suba de la pobreza, economía estancada y caída en las expectativas de progreso. Con crecimiento al 9 por ciento es difícil que la popularidad de un gobernante se desplome por uno o varios casos de corrupción, aunque bien puede ser que este tipo de casos sirva para erosionar su credibilidad y preparar el terreno para cuando los vientos no soplen tan favorablemente.
6. ¿Será cierto que este gobierno actúa mejor bajo presión social? La nulidad de las leyes de impunidad no se hizo bajo la presión de nadie y la renovación de la Corte era un reclamo de cierta parte de la clase media urbana pero no estoy seguro de que ello liderara el orden de prelación de sus demandas. En cambio, las movilizaciones de Blumberg empujaron al oficialismo a aprobar en el Congreso una serie de leyes absurdas en materia penal, la intransigencia gubernamental frente a la huelga de los docentes y empleados públicos santacruceños llevaba meses y recién se resintió cuando el tema (gendarmes copando escuelas y represión a manifestante mediante) los puso al borde de repetir la experiencia de Neuquén, y las respuestas al caso Skanska –supongamos acá que la presión no es sólo mediática- están bastante lejos de ser un dechado de lucidez, por citar algunos ejemplos. Habría que revisar un poco el tema.

manolo dijo...

HAL
Disculpa mi senilidad, ¿Qué estas planteando?

1 El gobierno hace macanas cuando tiene presión popular.
Blumberg, no me gusta, pero el origen del reclamo es valido.

2 El gobierno es impermeable y hace lo que quiere.
Ergo la presión es al cohete.

3 El pueblo gobierna y delibera por medio de sus representantes.
Toda manifestación o presión por parte de las turbas es anti republicana.
Un abrazo
PD En el resto, como siempre tenes razon

SL dijo...

Hal, la sensación de gobierno corrupto se instaló cuando todavía había altos índices de crecimiento y -recordalo- no había prácticamente inflación (sí alto desempleo). Esto fue así porque el consenso social fue instalando un relato que en sus variantes más finas era el que narraban Verbitsky y Lanata. ¿Cuál era ese relato? Que la corrupción era inherente a las políticas neoliberales, etc. Incluso cuando el gobierno de Menem superaba sus primeras crisis (hiperinflación, Seineldín etc), antes incluso de la convertibilidad (1991), ya había denuncias de alto impacto que involucraban a ministros y parientes: guardapolvos, yomagate, etc. Cuatro años después Menem era reelecto, y la sensación de corrupción ya estaba superinstalada para entonces. Ya era la bandera del Frepaso de Bordón, Alvarez y Beliz, que sacó el treintipico por ciento de los votos en el 95.
Hoy Verbitsky ya no habla de la corrupción estructural (ya no habla de la corrupción a secas), y los narradores del antikirchnerismo parece mucho más endebles e incapaces de articular un relato opositor: Darío Gallo, este Lanata lavado. La corrupción ni siquiera es una bandera que pueda aglutinar a la oposición.
La diferencia entre Menem y Kirchner es que Kirchner -por motivos reales o maquiavélicos- ha sido capaz de cooptar a gran parte de lo que llamamos izquierda, en sentido amplio. Su oposición relevante está a su derecha (te guste o no), y ni Macri ni Lavagna son palomitas blancas que puedan levantar la bandera de la corrupción. Carrió.... bueno, vos sabrás mejor que yo cuáles son los problemas que tiene Carrió para articular...

SL dijo...

Asís aporta datos jugosos.
http://www.jorgeasisdigital.com/motor_textos.php?codigo=542

Por lo pronto, una primera lectura nos indicaría que este es un embate del cristinismo (albertismo) sobre el devidismo. ¿Cosmética? Quién lo sabe. Por lo pronto, sirve para ganar elecciones.

El Turco sí es un narrador interesante. Pero eso lo dice todo: el narrador de la corrupción menemista era un monto. El de la kirchnerista, un PC y proto Tendencia arrepentido.

Hal, Robo para la corona fue número uno en ventas y salió en el 91. Me acuerdo de haberlo visto leído no en la calle Corrientes ni en las fábricas, sino en playas de la derecha.

HAL dijo...

Manolo, hoy tocaba la pastilla azul.
1. Sí, estoy planteando que este Gobierno no viene dando muestras de gran lucidez frente a la presión social. Lo cual implica que es permeable pero que la presión no necesariamente redunda en las mejores decisiones gubernamentales.
2. No hice juicio de valor sobre el reclamo de Blumberg. Sí digo que las leyes promovidas por el oficialismo frente a sus movilizaciones fueron absurdas. Se contradecían entre sí y con otras iniciativas del propio Gobierno, estaban mal redactadas y daban lugar a interpretaciones difusas, respondían a los imperativos emanados del discurso manodurista y no a una efectiva política de prevención del delito, etc.
3. La presión y la turba es parte indispensable de la vida republicana (así es como nace la república). Y creo que son necesarias para ir forjando una alternativa a un gobierno poco afecto a las movilizaciones populares.
Un abrazo.

escriba dijo...

Me perdí, pero digo:
a) Iría más allá de María. Todo gobierno es mejor cuando se siente presionado por la sociedad.
b) No me interesan ni Stornelli ni Scioli, ni lo que haga el Gobierno sobre ellos.
c) No me interesan las internas del Gobierno. No le interesan a la gente en la calle.
d) Hal y Cine: Nunca me pareció que Skanska fuera problema entre privados. Por eso nunca sostuve eso en el blog. Pero siempre pedí saber si Techint había puesto guita. Nada más.
e) Hal: venís de capa caída, te lo marca Manolo. Leete a vos mismo: "la cosa recién hizo mella después de algunos años de desocupación en dos dígitos, suba de la pobreza, economía estancada y caída en las expectativas de progreso. Con crecimiento al 9 por ciento es difícil que la popularidad de un gobernante se desplome por uno o varios casos de corrupción". Carlos no creció al 9 ni dos años seguidos. Carlos no mantuvo bajas de desocupación ni de la pobreza sostenidas como este gobierno (a ritmo lento a mi gusto, buenos datos ha tirado oti más abajo).
f) Nunca leí a Verbitsky. No me importa lo que dice. Siempre me aburrió. Escribe como service.
g) Toda la oposición hoy día está a la derecha de Kirchner. ¿No queda claro eso todavía? Esto es así porque (voy a citar una frase de Laclau que está en el segundo día de vida de este blog, que está por cumplir un año) "(...) no es la presencia de determinados contenidos en un discurso, sino en el principio articulatorio que los unifica, donde debemos buscar el caráter de clase de una política y de la ideología". Laclau, E. (1978) "Hacia una teoría del populismo"; en E. Laclau, Política e ideología en la teoría marxista. Capitalismo, fascismo, populismo, Madrid, Siglo Veintiuno (p. 189)
Ergo: si te aplaude la derecha, sos de derecha. Bancate ese defecto. Si te aplaude la izquierda, estás más a la izquierda que más de cuatro.
Saludos a todos

Anónimo dijo...

Carriò arengando las masas republicanas?? Las unicas masas que le interesan a Carriò son las de la panaderìa de la cheta Santa Fe y Paranà donde vive la doña...
Este gobierno es no poco muy poco afecto a las movilizaciones populares paro para mnovilizar el discurso de la oposiciòn es de cuarta. Movilizaremos los que venimos luego de K, y la verdad entre Lavagna, LM, Carrio, Macri, mama mia si ahi depositamos la confianza, mamita pobre pais
Abrazo
Erik

manolo dijo...

Escriba
¿Vistes Ámbito de hoy?
“Barrionuevo amenaza con paro en sector turismo
Moyano avaló aumento de 30% para gastronómicos
Es porque venció el acuerdo entre el gobierno y el gremialista para un tope de suba salarial de 16,5%.
Apoyó el reclamo de Barrionuevo de 30%.
Paros entierran pacto Kirchner-Moyano”
¡Luisito maximalista!
Un abrazo

Fede dijo...

Para Erik que la corrupción es mala o buena dependiendo si es de derecha o de izquierda.
Escriba: No te compres el discurso oficial sobre Techint. No tengo duda que Techint ha contribuido a la fortuna oficial de muchos funcionarios, ahora y antes.
Pero la punta del ovillo es que los privados confiesen a quien le pagaron, y me parece que el apriete es para que mantengan la "omerta".

escriba dijo...

Fede:
Leete los diarios de hoy y post d emás arriba. Techint parece tener importancia en esto. Con pedir Justicia en esto, ganamos todos.
Si caen De Vido y Rocca, estaremos mejor.
Saludos

SL dijo...

Escriba, "la gente" votó a Menem y a Hitler. Hay muchas cosas que no le interesan a "la gente" que igual es interesante saber.
Si se cae De Vido, estaremos igual. Vendrá otro cajero: un poco de memoria histórica.

Si se cae Rocca (cosa que dudo muchísimo, ¿cómo sería esa caída?), estaremos peor. Techint genera trabajo para muchas familias.

Esto se llama campaña electoral, escriba.

Anónimo dijo...

querido Fede: como estás?? no entendí lo que decis...
la corrupción es inherente a los humanos, mira si en la esquina te para un yuta que es en lo primero que pensas. Por lo que la corrupción no es lo central. Lo central está en otro lado. Vos arreglas las desigualdades sociales y das de comer y verás que la corruciòn se extingue, así...
Entonces dejemonos de joder con la corrupción, si los países que seguramente más valoran aca son Estado donde la corrupción se filtra. Si me preguntas que opino de la corrupción, te digo que es mala, pero este sistema tiene cosas mucho peores, desde allí que para mi no sea lo central, se entiende??.
Abrazo
Erik

escriba dijo...

SL:
"Techint genera trabajo para muchas familias". Me da risa.
No soy afecto al tipo de argumentación que usted quiere desplegar pero le digo: para el caso también lo generó Hitler con la Volkswagen y la guerra.
Saludos

HAL dijo...

Santiago: la sensación de gobierno corrupto se instaló tempranamente durante el menemismo porque era un hecho indisimulable. Las denuncias comenzaron a llover en los primeros años de Menem cuando las desprolijidades eran muchas y quedaban huellas por todas partes.
El relato de Verbitsky, que era bastante veraz al identificar a la corrupción como condición de posibilidad del desguace estatal, prendió en un sector reducido de la población. De lo contrario, la suerte del menemismo hubiera sido otra porque la lectura sobre las implicancias sociales y económicas del modelo hubiera sido otra. Lo que sí prendió es esa idea más banal -más cercana al giro de Chacho después del 94- sobre la corrupción como un fenómeno propio de los hombres políticos y origen de todos los males.
No niego la mayor legitimidad de los denunciantes de entonces -por lo menos en el terreno del periodismo- ni que Kirchner supo captar a una parte importante del progresismo pero la diferencia mayor está dada en la sofisticación del choreo. Prueba de lo esto último es el hecho de que a este Gobierno recién se lo pudo enganchar en un caso donde el sobreprecio no supera los 17 millones de dólares (una pichincha comparada con cualquiera de los curros trascendentes de los 90’s). Y prueba de que al aparecer las pruebas la sensación de gobierno corrupto empieza a amenazar al oficialismo es el hecho de que un caso menor le costó la cabeza a dos funcionarios y obligó a respuestas atolondradas.
PD 1: no tengo mucha experiencia en las playas de la derecha (¿serán Chapadamalal y Las Toninas playas de la izquierda?) pero es evidente que esa gente no tenía grandes traumas con la corrupción del menemismo.
PD 2: no viene al caso pero ya que estamos me permito una corrección, Hitler no ganó ninguna elección libre en Alemania. Perdió las elecciones presidenciales y llegó a la Cancillería mediante un golpe palaciego. Después proscribió a buena parte de la oposición y encarceló a sus líderes. Recién entonces obtuvo un triunfo electoral.
PD 3: suponer que la corrupción es un hecho ineludible en el ejercicio de la función pública es equivalente a suponer que la pobreza y la desigualdad son inevitables en la vida de las sociedades. De ser así, ¿qué sentido tendría la política?

Escriba: no sé cómo vendrá mi capa pero es evidente que tu kirchenrismo está cada vez menos crítico y tu comprensión de textos anda a la miseria.
Carlos no llegó a tasas del 9 por ciento pero tuvo cuatro o cinco años de crecimiento significativo. En mayo del 94, los índices de pobreza e indigencia eran menores que los actuales y venían en descenso desde el 90. De todos modos, no pretendía comparar los desempeños económicos de uno u otro gobierno sino señalar que cuando la economía de un país genera expectativas de progreso en su población es muy difícil que las denuncias por corrupción hagan una mella importante en la popularidad del gobernante. No es muy complicado de entender, ¿no?
Que toda la oposición está a la derecha de Kirchner por obra y gracia de la lingüística laclausiana/lacaniana resulta muy gracioso, de verdad. A tu gobierno lo aplaude la derecha social, la de los capitales financieros que están copando el campo, la de la patria sojera, la de las grandes industrias que reciben subsidios del Estado, la de las constructoras que hacen negocios con De Vido, la del primer decil de ingresos que recibe una rebajita en Ganancias, la de las petroleras, la de Daniel Hadad y el Grupo Clarín, etc. Ergo: si sos de izquierda y bancás a un gobierno que hace negocios con la derecha, sos un… Bancate esa realidad (que, como todos sabemos, es la única verdad).

Erik: nadie se ocupa de la obesidad de nuestros dirigentes varones pero abundan los comentarios despectivos referentes a la silueta de Carrió. ¿Habrá algo de misoginia -no tan- escondida por ahí?

escriba dijo...

Qué largo, Hal. Me perdí.
Mirate la foto de Macri con el rabino Bergman en los diarios de hoy.
Saludos

HAL dijo...

Hace rato que andás perdido, sí.
Quedate vos con las fotos de Bergman y Macri, yo prefiero las de esa chica que protestaba ayer en Tandil.
Saludos.

escriba dijo...

Divina !!
Mejor que la Carrozo, lejos.
Saludos

SL dijo...

Hal, te corrijo, antes del golpe palaciego el Partido Nacional Socialista ganó dos veces en elecciones parlamentarias libres, más allá de la que ganó cuando Hitler ya era canciller. La gente votó a Hitler.

No es que la corrupción sea ineludible en la acción política, sin duda hay muchas excepciones individuales. Pero la corrupción existe en todas las sociedades. La función de la política puede ser amortiguar, morigerar, representar. Regular en la medida de lo posible las inequidades. La política tal como realmente funciona no tiene como función erradicar la pobreza y la desigualdad. Ojalá fuera así, pero en este planeta lo veo difícil.

No parece haber duda de que Rocca y De Vido son corruptos; ojalá paguen por ello si lo son. Pero algo huele raro en todo esto.

HAL dijo...

Santiago: sigamos corrigiendo (y apelando a Wikipedia). En el ’28, los nazis no pasaron del 2,5 por ciento de los votos. Dos años después, llegan al 18 por ciento y 107 bancas contra las 143 de los socialdemócratas. En julio de 1932, reciben 13,7 millones de votos y 230 escaños sobre 670. Eran la primera minoría pero no tenían mayoría propia. En noviembre del mismo año hubo nuevas elecciones parlamentarias en las que el Partido Nazi perdió dos millones de votos y poco después también pierde en las regionales de Turingia. O sea, Hitler nunca estuvo cerca de la mitad más uno de los votos ni contó con mayoría parlamentaria ni accedió al Poder producto de una decisión democrática del pueblo alemán. A eso me refería anteriormente.

Si asumiéramos la inevitabilidad de la corrupción y la pobreza también estaríamos asumiendo la existencia de determinantes sobre los que la política -sea cual sea su función- no puede operar. Dado que no estamos hablando de fenómenos naturales (salvo que creamos que las personas nacen genéticamente corruptas o pobres), ¿cuáles vendrían a ser esas fuerzas determinantes que vuelven inevitables a la pobreza y a la corrupción?

Si De Vido paga por ello, asume Scioli. No jodamos.

jaime Arredondo dijo...

Hal:porfa abri tu propio blog!,es necesario alguien que opine como vos en este oceano de progresistas que miden con diferente vara segun les convenga!.

escriba dijo...

Sí, dale Hal.
Saludos