lunes, mayo 07, 2007

Cada vez medimos menos, mi dios

En el blog de Dani Rodrik hoy nos informamos de lo siguiente:
Una persona pobre en un país rico es tres veces más rica que una persona rica en un país pobre (todo esto PPP y promedio y qué se yo, pero no deja de llamar la atención). Léalo acá con números y todo.
Supongo que nuestra desigualdad no sale de un repollo, sino que hay un sistema mundial que se las trae.

2 comentarios:

Ana C. dijo...

Echarle la culpa de la desigualdad argentina al ordenamiento mundial es un facilismo.

Argentina no está en ninguno de los deciles a los que hace referencia Rodrik en ese artículo y bien podría tener más equidad por sí sola si se acometieran decididamente políticas de redistribución del ingreso. Lo mismo que Brasil.

Si uno piensa en Argentina o Brasil termina concluyendo que es muchísimo mejor ser rico ahí que pobre en Noruega o Luxemburgo.

Un saludo

escriba dijo...

Ojalá se acometan esas políticas, estimada.
Saludos