sábado, enero 20, 2007

Tomás Eloy ¿vuelve a medir?

Desde 2001 que no leo nada potable de Tomás Eloy Martínez. Hoy publica esta nota, rescatable. Se citan allí algunas frases interesantes.
Frase de Perón:
"Ninguno ha llegado tan lejos como Isabel en el aprendizaje de la conducción. En cada tarea que le he encomendado ha hecho las cosas muy bien. Tiene inteligencia e instinto, y a mi lado ha ido adquiriendo una habilidad para mandar mejor que la de los políticos profesionales".
Una de López Rega:
"Si para educar a los argentinos tiene que correr sangre, entonces derramaremos sangre".
Otra de Perón:
"Si no lo hacemos nosotros lo harán otros". "Yo perdono siempre a los infiltrados y a los traidores. Pero los que me siguen no perdonan jamás."

Una de Tomás Eloy:
"Es imposible saber ahora si Perón habría aprobado la amplitud de tanta barbarie. Pero está claro que sin él nada de eso habría sucedido. Perón creó los monstruos y los dejó sueltos en una Argentina confundida".

5 comentarios:

Avallay dijo...

Escriba lei la nota, me parece que no mide. Si bien no hace al tema, pero eso de firmar Highland Park, ya me embola, suena "yo desde acá desde el centro del mundo les explico la cosa a los negros, ustedes". Y por otra parte es una reiteración de lo que ya le lei otras veces. En cuatro dias que estuvo con el Pocho resolvío toda la historia del peronismo y la Argentina. Y las brabuconadas de cada uno no pueden ser pruebas históricas (uno ha dicho cada cosas...)

escriba dijo...

Ta bien eso Avallay.
De todos modos creo que parte de una discusión correcta es no negar las oscuridades de Perón, pero -sobre todo- ponerles un contexto.
Las exclamaciones algo aisladas tienen el valor que tienen pero nos hacen pensar un poco.
Abrazo

Avallay dijo...

No, lejos de la pelotudez del "a Perón no me lo tocan". Solo digo: no exageremos con el rol de los actores. Perón se moría en Madrid y la triple capaz que existía igual ¿o no?

escriba dijo...

Lindo punto.
Saludos

Anónimo dijo...

en plan de poner a los actores en su lugar, lo que más me impresionó del artículo del Eloy es volver, después de mucho tiempo, sobre las palabras del viejo. Y en ese sentido, creo que hoy me resultaría todo indigerible a cualquiera, más viejo o más jóven, que sin lugar a dudas sigue hablando como un milico a cargo de una misión providencial. Ni siquiera NEO en la MATRIX tiene semejante certeza psicótica!