miércoles, enero 24, 2007

¿Coincidencias?...que no miden

Nos dice Bernardo Neustadt, en su habitual nota de los miércoles en Ambito Financiero:
"Pienso: si el señor K lo quiere matar o re-ma-tar a 'su padre', el General Peron, que coloque su retrato en el piso y baile un malambo sobre él como hubiera hecho el almirante Rojas. ¿El Presidente habrá sido GORILA?".
Pienso en un cuento publicado recientemente en este blog y siento algo de pudor. Pero sigue Berni:
"Que si sigue así, estirando el chicle de lesa humanidad, pronto caerán en la volteada Bonasso, Verbitsky, Taiana, Garré y compañía. Porque recuerdo que en el 70, 71 y 72 ya había Triple A privada para combatir a los montoneros privados. La Triple A no nación en el Estado. Recuerden que Perón estába exiliado en Madrid cuando empezó".
Respiro aliviado. Nos seguimos mirando desde veredas distintas. Chau, Bernardinho.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Escriba, ya sabemos quienes están del otro lado de la barricada...
Ya se ha dicho, lo del cuento mide mucho y su elaboración parte desde un prisma ideológico amigo. Pegarle a los Montos, no es adherir a su oposición setentista (lease, CdeO, Tres A, Guardia, etc), si?. Es mostrar los errores de ir, desde la izquierda, por ese 50% de Perón que era innegociable, como ya ud comentó en post anteriores.
Dejemos el pensamiento binario (de los buenos y los malos en los 70), solo para el título de este Blog.
Abrazo
Erik

escriba dijo...

Antes que la barricada me parece que prefiero un vinito estacionado en barricas de roble, que no es lo mismo. Gran saludo.

General Disorder dijo...

En esta línea, no recuerdo si ayer o anteayer salió una nota de opinión de Romerito en Clarín que vale la pena leer. La pregunta que se infiere de ahí puede plantearse del siguiente modo: qué concepción del estado es la que supone la definición de la represión parapolicial y paramilitar como "terrorismo de estado"? En qué sentido específico se pueden diferenciar -y caracterizar -los vínculos que tanto las fuerzas represivas como las organizaciones políticas radicalizadas mantuvieron con el estado? Lo que en verdad el texto plantea es que este "pos-revisionismo" (la expresión es mía) implica una redefinición de la acepción de "terrorismo de estado" tal y como la aprendimos en los 80s. Tal vez valga la pena un post sobre el asunto...

escriba dijo...

Yo creo que el tema no va y que ni siquiera la triste teoría de los dos demonios iba tan lejos. Por lo menos aquella teoría reconocía que algunos habían actuado fuera del Estado (me refiero específicamente a los guerrilleros, por más que se pudieran haber financiado un poco, usado algunos resortes, etc).
Los parapoliciales están más ligados al terrorismo de Estado y me parece que hay que juzgar todo, todo ok. Lo único que se ha cuestionado en este blog son las lecturas lineales del tipo Perón = Videla. Nada más.
Saludos

Anónimo dijo...

Escriba
Estuve pensando y recordando las “coincidencias” con Berni, después de mucho meditar y elucubrar, me di cuenta que la clave esta en la cronología.
Bernardo, ¡te lee, te visita!
No contento con eso, ¡te afana, te plagia!
La verdad no se si felicitarte o darte el pésame. ;-P
Un abrazo
manolo
PD la redundancia es un homenaje a Pepe, José, etc., etc.

escriba dijo...

De hecho su blog está linkeado desde este, así que buéh.
Un abrazo

General Disorder dijo...

(Este comentario vale para unos cuantos post afines)

che, vamos a decirlo como otro amigo nuestro:
"hay que bancarse el proceso".

Hay expresiones político-ideológicas que, cuando ganan, pierden. Y tal vez en ese sentido sería interesante ver cuáles son los alcances y límites de nuestro "fascismo de sentido común" que, en las actuales condiciones, no puede responder a ninguna de las demandas de "orden" ni de "cohesión social".

Un abrazo pan-pos-peronista

escriba dijo...

No entiendo bien. Me perdí. Para mí, este comment fue demasiado disorder y poco general.
Saludos