viernes, enero 26, 2007

Corrupción global: no mide

Nos envía un amigo:
Ámbito Financiero – 26 de enero de 2007
SIEMENS, UN MODELO A SEGUIR O CONTRATAR
"Como a Julio De Vido el Presidente no puede verlo en paz y no le concede siquiera un fin de semana de holganza, el ministro hasta planeó un viaje de trabajo para lo que deberían ser sus vacaciones. Alemania, frío y, para colmo, la dura tarea de convencer a la empresa Siemmens de que desista de su millonario juicio contra la Argentina en el CIADI y, de paso, observar el funcionamiento de otro acuerdo: la construcción in situ de las usinas térmicas que estos alemanes le vendieron al país. Pero a De Vido se le subió la diabetes: mientras, como arquitecto avezado, monitoreaba el proceso industrial de las usinas, descubrió en los medios que Siemens era otra vez castigada por sus tradicionales manejos a la hora de las contrataciones (recordar que hace poco hasta fue detenido su presidente, aunque en Alemania tampoco hay demasiada confianza en la Justicia, como en la Argentina) y le impusieron una multa contundente: 396 millones de euros. La causa: lideraba un cartel con otr as compañías, en el rubro tecnológico, por el cual se repartían las licitaciones en todo el mundo. Y, especialmente, el rubro de las usinas eléctricas. Pero estos pichones de expertos a la hora de expulgar a los estados no fueron los únicos sancionados: también penaron a la francesa Alstom, acusada de turnarse con Siemens en el momento del reparto de contratos en los concursos. Debía mirar De Vido el diario porque él, como buena parte de los argentinos informados, saben que Alstom y Siemens fueron los que compitieron para quedarse con las centrales que otorgó su ministerio".
La nota continúa con más detalles. Mamita querida, ya parezco Lilita Carrió.

2 comentarios:

Diego F. dijo...

Cada vez que aparece Siemens en escena, no puedo evitar recordar la carta abierta de Rodolfo Walsh:

"6. Dictada por el Fondo Monetario Internacional según una receta que se aplica indistintamente al Zaire o a Chile, a Uruguay o Indonesia, la política económica de esa Junta sólo reconoce como beneficiarios a la vieja oligarquía ganadera, la nueva
oligarquía especuladora y un grupo selecto de monopolios internacionales encabezados por la ITT, la Esso, las automotrices, la U.S.Steel, la Siemens, al que están ligados personalmente el ministro Martínez de Hoz y todos los miembros de su gabinete. "

Saludos

escriba dijo...

Know-how que le dicen.
Saludos