viernes, octubre 20, 2006

Mediría entender que la pelea de fondo es la redistribución

La disputa central de la Argentina es la de la redistribución del ingreso. Redistribución es volver a distribuir. Es decir, quitarle a algunos para darle a otros. Si sigue creciendo la economía y el país se acerca a el pleno empleo, las tensiones van a ser mayores. En la actual coyuntura de cierta conflictividad política post-San Vicente, se ven algunas pistas positivas por parte del Gobierno: por un lado, no enterrar a Moyano.
Esto es positivo, porque a los empresarios a los que les molesta Moyano, no les molesta porque tenga fuerzas de choque (algunos de ellos también pueden acceder a ellas) o porque su fortuna pueda ser mal habida (mejor no revisar las de varios de ellos), sino porque el "negocio" de Moyano es presionar por mayores salarios.
Por otro lado, vemos las amenazas de la Unión Industrial Argentina: si aumentan los salarios, aumentamos los precios.
Que se sepa: tras la vergüenza de San Vicente, la mejor salida sería democratizar la actividad sindical "alla" CTA. Pero si esto no fuera posible, entregarle la CGT a los "gordos", a esos sindicalistas que vendieron a sus compañeros durante el menemismo, sería lo peor. Pregunten si no a los industriales reunidos en Córdoba qué dirigencia quieren en la central obrera.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

si pensamos en "salvar" a Moyano por ser uno de los paladines de la distribución progresiva del ingreso estamos hasta las mano.

Digo, Moyano va a estar acorralado por la Justicia, por la prensa y por los gordos pecaminosos de los 90...lo va a necesitar 110% a K...ergo va a ser un chirolita de K...cosa que podria serlo otro sindicalista un poco más presentable que Moyano (que los hay y muchos por ahí no en la cúpulaa sindical) y la decisión de distribuir el ingreso o no va a ser totalemente del pingüinete. Es necesario abrirle el juego a la CTA por más onanista que parezcan ser algunos dirigentes.

Si pensamos en redistribuir ingresos, algo que molesta y mucho al sector más pudiente de la sociedad y por lo tanto mide...es el señor Montoya.

federico sf

escriba dijo...

Epa, Fede. Se respeta la opinión. Saludos

Anónimo dijo...

Esta Bien Sr Escriba, el problema no es Moyano, si no lo que representa para bien y para mal. Y en ultima instancia el dilema lo tiene The pinguin que a ver si se deja de joder y comienza a instalar la matriz distributiva
Abrazo
Erik

Lord Henry dijo...

Como escribió Pasquini Durán el sábado en Página/12, "los empresarios preferirían que no existieran sindicatos pero si tienen que elegir optan por las burocracias que prefieren conservar sus particulares privilegios antes que los conflictos de clase".

Está claro: Moyano es impresentable. Pero al lado de tipos como Cavalieri y Daer es casi un prócer.

Saludos