jueves, septiembre 02, 2010

Se dio vuelta la tortillita de la medición

Liliana De Riz, una docente excelente, alguna vez me calificó con un 10 en la facultad. Y hoy, cosas de la vida, se sacó un cero. Quévacer.

5 comentarios:

charly.gr dijo...

qué increíble la ilustración de la nota... eso les pasa por andar elogiando a Hermengildo Sabat como si fuera Picasso, a esta altura ni entienden lo que publican.

rinconete dijo...

De Riz Menciona el artículo de Luis Alberto Romero, pero no parece haberlo comprendido.

Romero, antes de analizar el ¨estilo¨ tan criticable del primer gobierno de Perón, escribe: ¨El peronismo fue un movimiento democrático y fuertemente democratizador. La acelerada integración social que lo caracterizó produjo irritación, sobre todo en aquellos sectores medios y respetables, obligados a compartir lo que hasta entonces habían creído propio.¨

De Riz elude esa irritación, fundamental para comprender la oposición ¨de piel¨que causaba el primer peronismo y que genera el gobierno kirchnerista en las clases privilegiadas, y reduce la política a las nefastas intenciones, el vaporoso ¨apriete¨ y ¨el clima de intolerancia¨ ( ¿será primo de la ¨sensación de insegurdad¨?).

A la vez que reconoce que no disminuyó la libertad de expresión, ubica candorosamente a los medios fuera de toda puja de poder y los define como aquellos que dan ¨voz a los que no están representados en las acciones del gobierno¨.

En su visión idílica, la ¨persuasión y la autoridad moral son la mejor estrategia para utilizarlos (los medios)¨.

Nada que un hombre virtuoso, con un diálogo franco y sincero, no pueda obtener de Magnetto o Rupert Murdoch. Las leyes anti-trust norteamericanas deberían haber sido reemplazadas por mediaciones llevadas a cabo por Liliana Heidi De Riz.

Por último, a la vez que se queja de que ¨La retórica encendida de la Presidenta (...) nada nos dice sobre las propuestas concretas de cambio¨, no cree conveniente analizar ni una sola iniciativa política del gobierno, que son al menos tan importantes como sus propuestas. Prefiere, como tantos otros de sus colegas, el mullido puf de los ¨climas¨, ¨sensaciones¨, ¨intenciones¨ y demás vapores.

Por último: ¨Vivimos en un clima de intolerancia en el que no hay lugar para una oposición constructiva, predominan las emociones y escasean los argumentos .¨

Sobre la predominancia de las emociones y la escasez de argumentos, Liliana De Riz, con involuntaria autocrítica, da en el clavo.

Lic. Baleno dijo...

De los docentes de la uba y becarios del Conicet creo que podemos exigir algo mas que un analisis de verduleria no?

Resentido común dijo...

¿Che, para tu profe el 2001 estará en este siglo?
"La Argentina de este siglo es muy diferente de la de mediados del siglo pasado. Las crisis se han resuelto sin la intervención de la fuerza, no hubo golpes militares ni acoso o cárcel para los adversarios, ni recortes de libertad de expresión."
¿Los 33 muertos de De la Rúa se podrían considerar acoso a los adversarios?
Abrazos

Anónimo dijo...

A mi me puso un nueve, pero desde ese momento con opiniones similares. No sorprende su desprecio por lo popular