lunes, abril 16, 2007

¿Me medís la sotana?

La Iglesia se levanta contra lo establecido cuando cree que está en riesgo algo-que-no-sé-qué-es pero que le parece importante. Después, legitima cualquier cosa (el menemismo, la dictadura, no importa...).
Pasó en el 55 y parece que vuelve a pasar ahora. La Iglesia quiere convertirse en actor político por primera vez en 50 años. Léalo acá.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

La verdad que estos tipos ya no saben que inentar...Los esfuerzos de Moralito por unir a la oposición viene de hace años, es de lo más inteligente que tiene la oposición por lejos.
Lo de la Iglesia es lamentable, siempre lo fue. Si uno mira la historia tomará nota de esto...
Y...parece que estaremos condenados a votar por el fascista del sur
Abrazo
Erik

Anónimo dijo...

Verbitsky hace rato que viene diciendo que Bergoglio es el jefe de la oposición (o intenta articular una, por lo menos), desde lo de Rovira en Misiones, según mal no recuerdo.
Un abrazo.
Juan

cine braille dijo...

A lo mejor, y por la Ley de los Efectos no Deseados, esto termina empujando p/e a una legislación sobre aborto menos retrógrada. ¿No?

escriba dijo...

Cine:
Con un sistema de salud público que funcione me conformo.
Saludos

HAL dijo...

La Iglesia quiere convertirse en un actor político? y cuándo dejó de serlo?

escriba dijo...

Digo un actor político casi "electoral". Parece que esa es la diferencia ahora ¿no?

Anónimo dijo...

qué divertidas van a ser las sesiones de la Legislatura en latín, con las barras de Lilita cantando gregoriano de fondo! Laura

escriba dijo...

¿"Oremos", dirá el vice primero de la Cámara?
Saludos Laura