jueves, abril 19, 2007

"¡Felices Pascuas, la República no mide!"

Leo a Mario Wainfeld acá y se me ocurre: ahora recuerdo por qué no me gusta el contrato moral y la perorata sobre la República. Me había olvidado.
Porque la República A.S. (Antes de Semana Santa) era equiparable a la Democracia. Y la democracia era para comer, curarse y educarse. Después de que volvió el helicóptero de Campo de Mayo, la República dejó de ser eso -ni te cuento después de las hiper-. Y sólo quedó lo que los dueños históricos de la Argentina, lo que quienes fundaron el Estado moderno argentino pensaron cuando llamaron al país "República Argentina".
Por más que los que proclamen una defensa de la "República" como la lucha de la hora no quieran en el fondo ser de derecha -no discuto más sobre el tema- terminan de ese lado del mostrador. Cuando dicen "queremos República" no pensamos ya en la República A.S. , sino en la República D.S. Que es un poco el país que nos quedó, según puede leer Ud. en el post de aquí abajo. ¿Me expliqué?

6 comentarios:

manolo dijo...

Escriba
Te van a dar como en bolsa.
Lo de jauría seria cariñoso.
No importa que sea verdad, es tu “intencion oficialista” lo que lo desvirtua.
Un abrazo de oso hormiguero.
Asi me llama Artemio, por ser opositor ¿?

escriba dijo...

Yo puedo ser el Osito Cariñoso o Winnie Pooh.
Abrazo

Jorge Y. de la G. dijo...

Escriba, si pasa lo que dice Manolo cuente con mi solidaridad, la nota de Wainfeld es excelente y su post también. De todos modos, aunque Semana Santa es una bisagra, para mí las claudicaciones de Alfonsín ya venían desde el '85 cuando denunció un complot, llamó a la gente a la Plaza y terminó anunciando la "economía de guerra". La tibia heterodoxia de Grinspun fue dejada de lado por el Plan Austral que le dio un par de años de aire, pero quedó instalada la sensación de que estábamos a merced de los "golpes de mercado". Fuimos víctima de una maniobra de pinzas, no sé si soy claro.

Un abrazo lobuno.

escriba dijo...

Más que de pinzas, suena como de morsa.
Abrazo

Estudiante crónico dijo...

Escriba, pero lo de "gestionar las tensiones emergentes", como cita s post anterior a Sidicaro, me parece mucho más útil que "aspirar a asumir las demandas éticas de la sociedad" que es definitivamente carrioísta, si existe ese adjetivo, y habermasiano. Ahora qué pasa si las tensiones emergentes vienen de un sector que reclama asumir las deandas éticas de la sociedad? Viene la Alianza?

escriba dijo...

Digo algo que ya dije aquí: si las masas salen de las villas, cruzan el Riachuelo a nado y llegan a Plaza de Mayo al grito de "venimos con la demanda ética", mandame un mail.
Saludos