martes, noviembre 14, 2006

Miden mientras nosotros no medimos

Imaginemos al presidente Kirchner viajando a Venezuela para hacer campaña por Hugo Chávez. ¿Qué dirían los amantes de la república locales? Bien. El amigo Lula, con el traje puesto en "esta región la manejo yo" lo hizo. Mientras tanto, aquí, nos empantanamos un poco y otro poco y otro más con la política exterior ¿no? Sobre la causa AMIA, no tengo idea qué pasó, pero reproduzco fragmentos del reciente comunicado de APEMIA (la organización de familiares que lidera Laura Ginzberg):

"El juez Canicoba Corral sumó al Poder Judicial a la decisión política del gobierno nacional de usar la causa AMIA para mostrarse como un firme aliado de Bush y Olmert al servicio de la guerra en Medio Oriente y de las políticas contra Irán y el 'Eje del Mal' en Naciones Unidas".

"Con fundamentos basados en 'secretos' de Inteligencia, los nuevos pedidos de captura no son ningún avance ni aporte a las viejas promesas de verdad y justicia. Los hombres de Kirchner en el Poder Judicial prefirieron honrar los compromisos asumidos con Estados Unidos e Israel bajo la directa supervisión del Comité Judío Americano que, tras reunirse con el Canciller Taiana y Pampuro, exigen que 'Argentina muestre todos su coraje frente a Irán', declaró Laura Ginsberg".

11 comentarios:

HAL dijo...

Estamos complicados con lo de Irán/AMIA, ¿no?

escriba dijo...

Por lo menos.
Saludos

Lord Henry dijo...

D'Elía dice que el dictamen del fiscal es la investigación recontratrucha de Galeano más informes de inteligencia de la CIA y el Mossad. Y que esta "nueva" investigación es tan trucha como la primera. ¿Tan equivocado está?

Saludos

Destructor de Mitos dijo...

O sea que la opción es EEUU/Israel o Chavez/Irán?

No existe la "tercera vía" acá? Sería bueno abrir la mente a veces... No es blanco o negro.

A Lord Henry le falto decír que la voladura de la Amia estaba escrita en los Protocolos de Sión y ahí le cerraba perfecta la teoría conspirativa.

escriba dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
escriba dijo...

Destructor querido:
Voy a intentar mediar en esta discusión antes de que se vuelva espesa. Me parece bien lo que decís en cuanto a las tereceras vías, pero tratemos de no agredir a los otros usuarios, por favor.
No creo que del comentario de Lord Henry se desprenda un comentario antisemita. Me parece que se están expresando acá visiones políticas (de política internacional, más bien).
Gracias
Saludos

HAL dijo...

Lord Henry dice que D'Elía dice lo mismo que, por ejemplo, Lanata: que la investigación sobre la que se basa el pedido de detención de autoridades iraníes es recontra trucho y muy funcional a los intereses de las administraciones norteamericana e israelí. ¿Qué tiene eso de antisemita?

Lord Henry dijo...

Gracias, Hal. Creo que ni yo mismo podría haberlo dicho mejor.

Destructor de Mitos dijo...

Cuando dije que Lord Henry era anti-semita? Simplemente dije que era una teoría ultra-conspirativa.

Lo de los Protocolos de Sión solo fue un comentario irónico como para poner algún matiz. No fue intención ofender a nadie. Si sucedió eso, pido las disculpas del caso.

escriba dijo...

Todo OK
Saludos destructor !

Anónimo dijo...

El problema de explicar las cosas sólo por los intereses favorecidos es todo un problema.
Realmente estamos jodidos, y lo más jodido es todo el ruido de fondo, incluida en esto la propia Laura Ginzberg, que tanto mal le hizo con su sectarismo trosko al movimiento Memoria Activa.
Para tener en cuenta: La línea que lleva a Hezbollah-Irán fue puesta en el freezer por la propia política de Israel durante todos los años en que se apostó a Los Acuerdos de Oslo (parece q ya nadie recuerda eso...).
Todas las truchadas de la investigación están asociadas a la superposición de intereses específicos de cada instancia específica. La "conexión local" revela que las propias fuerzas de seguridad destacadas en el edificio hubiesen sido los primeros con ganas de hacer tal cosa, si les deba el cuero. Por un lado, una banda de filonazis con uniforme quedan a cargo de informes, pericias, etc. etc. Por el otro, un gobierno que dice burradas ("no murieron sólo judíos, sino también inocentes") y no puede medir las consecuencias de haberse retirado de la Conferencia de No-alineados.
Por otra parte, la "conexión internacional" que excede por mucho las capacidades del estado: supongamos que efectivamente las pistas llevan a tal o cual país. Es acaso Argentina un miembro de peso como para que-por ejemplo- si decretara sanciones comerciales contra dicho país, éste sintiera un gran impacto?
En definitiva, en el país donde ocurrió el atentado en cuestión, debería ser evidente que el anti-imperialismo, si se vuelve algo tan berreta, deja de medir al toque.