viernes, noviembre 10, 2006

Bergoglio, no te envalentones que no medís

Como dice mi amigo Norman, parece surgir el "Movimiento al Sotanismo". Según vemos aquí, la Iglesia se declaró ganadora en los comicios de Misiones. Y, al contrario de lo ocurrido durante la última dictadura militar y el gobierno de Menem, sigue con la línea machacona con la que recibió al gobierno de Kirchner cuando hacía pocos meses que había asumido: denunciar la pobreza. Bien, si quieren, la pobreza la denuncio yo. En vivo y en directo. No necesito intermediarios ni en la tierra, ni en el cielo. Salvo, a lo sumo, el que tiene el celular de Dios.

13 comentarios:

Lord Henry dijo...

Ya tenemos experiencias en Argentina sobre qué pasa cuando la Iglesia Católica, una de las instituciones más antidemocráticas de la historia, se mete a hacer política. Que no se repitan.

Saludos

P.D.: ¿Tenés mal el link a la página de Norman? ¿O quisiste mandarnos al "Bible College On Line"?

escriba dijo...

La Iglesia está en política, porque Bergoglio quiere que esté. Bergoglio: ese cura conservador, condensación de la gran tradición católica argentina del siglo XX. Recomiendo a este efecto
Zanatta, L. (1996), Del Estado Liberal a la Nación Católica, UNQ.
Y sí, estaba mal el link. Ya corregido. Gracias
Saludos

Lord Henry dijo...

Estamos de acuerdo. Además, no se dónde sacaron que Bergoglio (nuestro casi Papa) representa al ala progresista de la Iglesia Católica, si es que existe el progresismo en la Iglesia Católica.

Como plantea Mallimaci, para empezar habría que tender a separar a la Iglesia del Estado.

Un abrazo

lucasb. dijo...

bergoglio no es santo de mi devocion ni mucho menos, pero no veo mal que un cura, una monja o un obispo intervengan en politica. son parte de la sociedad, podran decir que puede ser que tiendan a actuar corporativamente, pero la verdad es que mientras no hay ninguna ley que lo prohiba tienen todo el derecho de actuar en politica.
ahi se ven!

Horacio Aldo Cingolani dijo...

Debemos hacer una nueva Constitución consensual con la participación de todos, tomándonos 10 años para deliberar y redactarla (Se puede perfectasmente). Y si el pueblo lo desea, SEPARAR LA IGLESIA DEL ESTADO. Salvo ese elemento todas las iglesias, incluida la católica, tienen pleno derecho a expresar su opinión. PERO SÓLO EL PUEBLO, POR MAYORÍA, DEBE DECIDIR LAS LINEAS FUNDAMENTALES (Se puede). Horacio. conserje@hotmail.com http://www.blogger.com/profile/33378315

escriba dijo...

Los obispos creen que pueden opinar de todo y decir qué se debe hacer no por una cuestión de participación política, sino porque creen tener la razón divina. Eso se tiene que acabar en la política argentina. Es mi opinión.
Saludos

Gabus dijo...

Si uno es en principio anticlerical, como yo, debe coincidir con lo que plantea el escriba. Sin embargo, cuando uno lleva las ideas más bien sobre el lado izquierdo, como yo, casos de curas que participaron en cuestiones políticas como de Nevares, Novak o Hesayne no le caen tan mal. Qué sé yo, no me gusta la institución Iglesia, pero si veo con buenos ojos que representantes suyos con los que puedo tener alguna afinidad se pronuncien sobre cuestiones públicas, no debería molestarme que también lo hagan los más reaccionarios como Bergoglio. Tengo lío!!!

HAL dijo...

Y por supuesto que los obispos creen (o hacen creer) que tienen la razón divina, viven de eso. Además, la Iglesia es una organización política y la religión es ideología, no resulta sensato esperar otra cosa de ellos y tampoco es posible impedirlo.
Preferiría concentrarme en evitar que el Estado los financie o promueva de manera explícita e implícita.

escriba dijo...

Gracias por los comments Gabus y Hal. Saludos

G.F. dijo...

Che: Bergoglio conservador? no creo eh, me parece que ahi se les va la mano o no lo conocen bien... Sls. Gonzalo.-

escriba dijo...

Gonzalo:
Bergoglio es conservador. Si no, no sería el cardenal primado de la Argentina, ni hubiera tenido chances para Papa, que las tuvo. Es un guardián de cierta doctrina dentro de la Iglesia, a quien le gusta ver a su rebaño en el lugar en el que tiene que estar, el de rebaño. Te invito a seguir sus homilías en cuanta celebración "popular" católica hay por ahí ("san esto y santa lo otro").
Bergoglio es un conservador, por más que tenga en su menú cierto filo-peronismo y -como a algunos de nosotros- seguramente le gustaría ver una sociedad más integrada.
Saludos

Come curas dijo...

Así como me gustaría que haya una separación completa entre la igesia católica y el estado, no me molesta que un obispo, o un rabino o un pastor intervengan en política, critiquen a los gobiernos, o sean candidatos. El pueblo juzgarára quien le cree.

escriba dijo...

Linda la discusión. Lástima que parece un tema más bien antiguo el de la separación iglesia - estado ¿no? Pero bueno, se vé que habrá que darla.
Saludos