domingo, noviembre 12, 2006

Mide: Paso, paso, paso, se viene el Kaleckazo

El de la foto es Michal Kalecki, de quien se dice que inventó casi todo lo que el amigo J. M. Keynes puso sobre la mesa después. Sin embargo, como lo hizo en polaco, quedó por ahí rumiando bronca, como una especie de looser de la teoría económica.
Más allá de eso, lo que importa aquí y ahora (Argentina, año verde de nuestro Señor), es lo que escribió en su impresionante "Political Aspects of Full Employment" (1943) (sólo conozco la versión en inglés en Kalecki, M (1971), Selected Essays on the Dynamics of the Capitalist Economy 1933-1970, Cambridge University Press). Veamos algunos fragmentos, en mi traducción más o menos correcta:
Kalecki señala en el artículo que las grandes empresas se oponen a las acciones del gobierno destinadas a incrementar el empleo mediante el gasto, a pesar de que, en última instancia, el pleno empleo las beneficiaría.
"Las razones para la oposición de los 'líderes industriales' al pleno empleo logrado mediante el gasto del Gobierno puede ser subdividida en tres categorías: i) el disgusto de la interferencia del gobierno en el problema del empleo como tal; ii) el disgusto sobre la direccionalidad del gasto del gobierno (inversión pública y subsidio al consumo); iii) el disgusto de los cambios sociales y políticos resultantes del sostenimiento del pleno empleo".
Y luego explica:
"Cualquier ensanchamiento de la actividad del Estado es vista con suspicacia por el empresariado, pero la creación de empleo por medio del gasto del gobierno conlleva un aspecto especial que hace que la oposición sea especialmente intensa. Bajo un sistema de laisser-faire, el nivel de empleo depende en buena medida del así llamado "estado de confianza'. Si este se deteriora, la inversión privada declina, lo que resulta en una caída del producto y el empleo (...) Esto les da a los capitalistas un poderoso control indirecto sobre la política del gobierno: cualquier cosa que sacuda el estado de confianza debe ser cuidadosament eevitado porque podría causar una crisis".
Luego señala que los capitalistas se oponen a la inversión pública por temor a que ella interfiera en sectores en los que se desarrolla la inversión privada. Y que se oponen al subsidio al consumo por algo muy simple: "los basamentos de la ética capitalista requiere que 'ganarás el pan con el sudor de tu frente'".
Finalmente, indica que las grandes empresas se oponen al sostenimiento del pleno empleo porque "el despido dejaría de jugar su rol como medida disciplinaria. La posicióni social del jefe sería socavada y la autoconfianza y la conciencia de clase de la clase obrera crecería". A pesar de que el pleno empleo y los altos salarios podrían ser beneficioso para los empresarios, ellos se opondrán porque "la 'línea de disciplina en las fábricas' y la 'estabilidad política' son más apreciadas por los líderes empresariales que las ganancias". Y luego, a toda orquesta, indica: "su instinto de clase les dice que un pleno empleo duradero es inadecuado desde su punto de vista y que el desempleo es una parte integral del sistema capitalista normal".
Bien, según pronósticos de algunos observadores, cientistas sociales y funcionarios, de seguir la cosa como hasta ahora en Argentina, el desempleo llegará a un dígito pronto y los menos de cinco puntos de desempleo (técnicamente pleno empleo) no estarán tan lejos. Claro que habrá trabajadores pobres y un 'núcleo duro' difícil de integrar en la sociedad tal como la conocemos, pero será pleno empleo al fin. Así que, amigos, prepárense con sus Kaleckis en mano y a aguantar la que se viene.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Mientras sigan midiendo a los planes sociales como "empleo", las estadísticas que indican que "llegará a un dígito pronto" no resultan creibles.
EsKriba: a veces se te nota la K....

Anónimo dijo...

1/"el despido dejaría de jugar su rol como medida disciplinaria. La posición social del jefe sería socavada y la autoconfianza y la conciencia de clase de la clase obrera crecería"
2/"la 'línea de disciplina en las fábricas' y la 'estabilidad política' son más apreciadas por los líderes empresariales que las ganancias"



Directo a la yugular
Un abrazo
manolo

escriba dijo...

Estimado anónimo:
Ni idea si las estimaciones sobre pleno empleo técnico en el mediano plazo son reales. No soy experto en el tema. Simplemente tomo lo señalado por gente que sabe más y (es cierto) algunos funcionarios. Es verdad que el tema planes sociales distorsiona los datos, pero a esta altura cuesta creer que los distorsione tanto, es decir, algo de empleo "genuino" se crea.
Otro punto para verlo: desde ya que el crecimiento de los últimos tres años no se da con la misma dinámica que en los 90, con expulsión de mano de obra.
Lo que si veo es (y es obvio) que se crean empleos de malísima calidad. Y por las cifras que se ven por ahí parece consolidarse una porción de tipos que están empleados pero son pobres. Y (algo de mi propia experiencia me dice que) mantenerse en las clases medias parece cada vez más duro, por como pega la inflación diferenciadamente.
Con respecto a la K: el tema no es ver si este gobierno va a llegar al pleno empleo técnico, sino cómo corno va a hacer para consolidarlo y cómo va a pilotear las turbulencias que (Kalecki dixit) van a venir (¿o están viniendo?) sí o sí.
Saluditos

escriba dijo...

Manolo:
Si gustó y sirvió, mejor.
Saludos

IFQ dijo...

Que hay mas empleo, no hay duda.

Que el empleo actual tiene mucho menor poder adquisitivo que el de antes de la devaluación, tampoco hay duda.

Que los empresarios están ganando como antes de la devaluación, es otra verdad.

Resultado de la devaluación: subir el PBI, pero empeorar la distribución del ingreso.

En otro post, alguien dijo: "la estamos viendo pasar de largo unos cuantos"...

Hay fiesta, pero para pocos invitados.

Solución: mucho, mucho remar para que el famoso "derrame" alguna vez nos alcance a los que ganamos en pesos. Y que traigan los dolares de Miami...

Muy buen nivel de discusión. Gracias a todos. Soy nuevo y prometo seguir participando.

escriba dijo...

OK IF, Saludos