martes, noviembre 28, 2006

No mide la camiseta de Alessandra

Alessandra Minnicelli es la esposa del ministro Julio De Vido. Es la número 2 del principal órgano de contro del Estado, la SIGEN. Cositas del ministro pueden leer en esta nota del diario Perfil aparecida en domingo pasado. Y yo repito una frase que explica buena parte de las contradicciones de este gobierno: "No me pidan que me ponga la camiseta de Alessandra Minnicelli".

12 comentarios:

Cine Braille dijo...

¿No llama la atención que NADIE se haga eco de esa nota? Ayer hice una búsqueda rápida en Google y me dio que el único diario que la recogió es... el del Grupo Ick de Santiago del Estero.
A Fontevecchia yo no le creo mucho, sobre todo la pose de Adalid de la Libertad de Prensa (basta chequearla revisando las ediciones de La Semana de la época de la Guerra de Malvinas) pero... ¿no es una bomba como para recoger y publicar, digamos, junto a la respuesta de Alberto Fernández? ¿No, no?

Cine Braille dijo...

Chequead lo dicho: http://www.google.com.ar/search?hl=es&rls=GGLD,GGLD%3A2004-47,GGLD%3Aes&q=skanska+%22gasoducto+norte%22&meta=
Naaadaaa.

escriba dijo...

Correcto. Una cuestión que ya está instalada y que sería motivo de próximo post es: ¿cómo hacer política en la Argentina con diez años de crecimiento sostenido?
Creo que eso es lo que prevé el plan mencionado en mi post anterior y también es motivo de la reflexión de ayer de Mora y Araujo.
Y creo que tiene que ver con esto que planteás. Nadie en la Argentina sabe bien como moverse con diez años de crecimiento sostenido que no baje de 4,5 puntos (de ahí para arriba) ¿Qué pasaría si esto fuera a ser así? ¿Qué pasaría con la oposición? ¿Y con los medios? ¿Y con la Iglesia? Etc. Nadie sabe bien y me parece que por ahí viene la cosa.
Saludos !

IFQ dijo...

Cine Braille:

¿Cual es la respuesta de Alberto Fernández? No la pude encontrar...

Saludos

Cine Braille dijo...

IFQ, yo me refería al silencio de los medios. Daba un ejemplo de cómo se podía contextualizar la noticia si quisieran publicarla sin irritar al gobierno, pero... ni siquiera eso. Silencio absoluto.

Mariano dijo...

Mi cuñado trabaja en una empresa constructora, ahí le decían al ministro "Diego" De Vido, ahora no saben como decirle, porque le agarró la inflación.
El tema se arregla entre la adjudicación y la firma del contrato.
Y el pago se hace con el primer certificado de obra, o con el adelanto para acopio de materiales.

Anónimo dijo...

muy interesante su blog. un aporte concreto al debate (me parece).
sobre un post anterior: quizas le pondria alguna ficha mas al PS. me refiero, claro, a ese PS gringoso de Rosario y su hinterland. segun escucho, se han hecho un par de cosas creativas por ahi.
saludos.

Cine Braille dijo...

Anónimo, una sola duda sobre los socialistas santafecinos: ¿no son demasiado rubios? ¿No son los que alguna vez andaban cortos de la "leche de la clemencia"? ¿Al menos ahora se depilan? Ojalá sea así.

HAL dijo...

cine: rubios o no, los socialistas rosarinos han gobernado para los morochos. No sé si es casualidad pero la mayor oposición a las inversiones de la comuna en los barrios más postergados vino del PJ (parece que esos tienen mucha leche pero de la mala).

Anónimo dijo...

Hal, tranquilo.
Tenes razón, pero que cine este confundido es comprensible.
Cine el equivalente rosarino de los socialistas de Buenos Aires son
los Demoprogresistas, Martínez Raimonda, Natale y ¿Molinas?
Los socialistas rosarinos los reconoces por los apellidos gringos o dobles,
como el formador de estos muchachos Estévez Boero.
Si te hablan de la Cooperativa Rosarina, no es el Hogar Obrero, es la
orga del Trucha Vanreel y Buscapié Cardoso mayoristas de juguetes y ropa
de hombre.
Un abrazo
manolo

escriba dijo...

Epa, se desmadró la cosa hacia los socialistas.
Quizás haya que pensar como dijo alguien alguna vez que los socialistas son buenos para municipio o provincia, pero no para Nación. No estoy en contra de (casi) ningún dirigente socialista en sí, a veces me molestan sus modos (ej. concurrir a la Convención Nacional de la UCR)
Saludos

Cine Braille dijo...

Era la expresión de un miedito, nada más. Si es como dicen, qué envidia, rosarinos...