miércoles, abril 23, 2008

¡Vamos los pibeeeeess, a medirrrrrr !!!



Qué dijo Felipe Solá y por qué me enamoré. Declaraciones a Radio Continental, ayer:
"No se puede contener el precio de los productos que Moreno quiere contener 'a la Moreno'. No se puede (...) en especial en el precio de los alimentos. Es cierto que tiene que haber un sistema, una decisión del Poder Ejecutivo y con respaldo nuestro del Poder Legislativo muy fuerte que genere que los precios de los alimentos en la Argentina lleguen a la mesa a un costo que sea acorde con los salarios argentinos".
"Si la Argentina ha producido materia prima para 300 millones de personas que comen, el argentino tiene que tener una mesa normal, bien servida, para alguien que gana lo que se gana en promedio acá. Entonces, la solución no es Moreno sino generar un dispositivo fenomenal de seguridad alimentaria que todavía no está generado".
"...Lo que está atrás de todo, que es lo que más nos preocupa a todos viene después de superada esta crisis que es el combate contra la inflación. Me parece que nos tenemos que preparar para ser creativos, novedosos y jugar fuerte contra la inflación...".
"Tengo algunas ideas, creo que hay que separar la producción de alimentos para el exterior, que es la mayoría de la situación que se da en la Argentina, de la producción para la mesa de los argentinos. Tiene que intervenir el Gobierno. Tiene que volver la vieja Junta de Granos pero multiplicada para alrededor de 30 productos".
Y me pregunto: ¿por qué los dirigentes del agro que hablan en nombre de "la Patria" no nos dan alternativas generales como estas? ¿Por qué lo único que dicen es "no me toques la mía"? ¿Por qué a los lobbistas del agro lo único que les importa es bajar las retenciones y nos mandan a comer en el largo plazo? Y respondo: Porque sacan a relucir lo peor de la Argentina, el individualismo, el yo-me-salvo-en-esta-y-no-me-importa-nada-más, el afán de ganar a costa del hambre del resto.

17 comentarios:

Alex dijo...

Lo que sería más normal es que la gente que gana 'lo que se gana acá' gane 'lo que se gana en otro lado', de esa forma no habría necesidad de implementar ningún control de precios, ley de desabastecimiento ni nada parecido. Pero que le voy a explicar esto a quienes piensan que es mejor 'generar un dispositivo fenomenal de seguridad alimentaria' que establecer una economía sincerada con el tipo de cambio a valor normal y drástica baja del gasto público. Libertad! dice el himno, tres veces. Libertad es poder elegir que comprar, Libertad es poder elegir a cuanto vender, Libertad es poder elegir invertir sin que se confisquen inversiones. Tener que depender de una dádiva del gobierno para encontrar alimentos a precio que se 'puedan pagar acá' es esclavitud a lo Venezuela/Cuba.
'Ganar a costa del hambre del resto' es una expresión muy infeliz en este contexto. Significa: Invertir, trabajar, cosechar, vender, y NO QUERER REGALAR PARTE DE ESE TRABAJO para que quien no hizo los deberes bien, o se cobijó bajo el paraguas del gobierno progresista pueda comer. El gobierno en vez de dedicarse a repartir riqueza confiscada al esfuerzo ajeno, podría dedicarse a intentar crear riqueza genuina para no tener que confiscarla. Si es que sabe, lo que seguro me juego que no. Es ilegar robar el esfuerzo ajeno, no es ilegal no ser solidario. El gobierno tiene la responsabilidad de crear condiciones para que se cree riqueza y no depender de una suba en los commodities para después rapiñar la ganancia del productor. Eso es bajeza. Más aún si es para alimentar a vagos, distribuir prebendas y disciplinar políticos. Eso ya inclusive es delito.

escriba dijo...

Uy Dios. Los foristas de La Nación, no por favorrrrr...

Néstor Sbariggi dijo...

Escriba: El otro día charlando con Siri y un economista del peronismo histórico este último dijo algo así: el problema es que en la Argentina los salarios son muy bajos con precios internacionales de los alimentos en alza. Este es un enorme subsidio que, además del dolar caro, el gasoil subsidiado y el salvataje hipotecario reciben nuestros empresarios, productores y rentistas del campo.

Yo creo que está en juego más que unos puntos más o menos de retenciones. Como vos pienso que se juega la legitimidad del gobierno (este o cualquier otro) de intervenir en la economía, aunque sea tibiamente. Ni hablar de querer cambiar la matriz distributiva y hacer una real distribución del ingreso más allá de repartir welfare.

Y la sociedad argentina está doctorada en egoísmo y el problema de cualquier gobierno que pretenda mejorar la situación social es enfrentar al egoísmo generando poder popular. No hay diálogo que valga.

Saludos

oti dijo...

Sí es así. Lo que hay que encarar primero es la distribución del ingreso. El salario de la mayoría de los trabajadores (70%) debería acercarse al promedio salarial, pero no se acerca, están más o menos lejos.

Una vez logrado eso, hay que cuidar la proporción entre las canstas básicas y el promedio salarial, evitando que éste disminuya en términos de esas canastas.

Luego, la cuestión de los exportables es menos dificil de arreglar, puesto que vas a tener en el mercado interno un poder que tira para adentro. Ahora, ese poder no existe, o sólo existe para una minoría asalariada (el 30% de los trabajadores) y una minoría social (el 25-35% de la población).

Al no existir ese poder interno, a causa de la falta de capacidad de conducción y transformación), la disputa con el sector agroexportador se envicia e invierte, puesto que no es ganar en esa disputa lo que lleva a la distribución necesaria del ingreso, sino que ésta tiene prioridad sobre aquélla, porque depende de la capacidad política de transformar la economía, no de la capacidad técnica y regulatoria del Estado.

Mientras haya los salarios que hay en el mercado interno, ningún mecanismo regulador del comercio exterior dará resultado.

La premisa es el salario. Lo demás se acomoda a la premisa.

Pero no se puede tener los salarios que se tienen y, al mismo tiempo, pretender que los precios se acomoden a ese pésimo salario. Si ocurre eso tendremos pésimos precios.

Para poner la premisa del salario por delante, se necesita capacidad de conducción política que transforme la economía. Por más lucha que haya con el sector agroexportador, eso no va a cambiar esa falta de capacidad de conducción.

Mariano T. dijo...

Totalmente fuera del tarro sbariggi. las retenciones nos hacen tener un dolar mucho peor que en el 1 1, la parte del subsidio a los combustibles para todo el mundo que nos toca a los productores es muy chiquita, y lo de las hipotecas alcanzó a algunos de todos los sectores (o hubieras postulado un salvataje discriminatorio?)
Y con respecto a lo que dice Sola, estoy en desacuerdo. Me parece que, salvo algún artículo puntual como la leche fluída, debería haber un subsidio (pagado con retenciones) mientras duren los altos precios de los commodities, directamente a los consumidores pobres.
Eso me parece justo, no conflictivo (quién podría negarse?), y con la sensibilidad social para quien realmente lo necesita. Pero los que leen acá, que no son pobres, pagarían las cosas solo un 10% más barato que un brasilero, paraguayo o uruguayo.

Coki dijo...

Escriba, mi respuesta a todas tus preguntas es "porque una cosa es el rol del Estado y otro el de una empresa privada". Punto.

escriba dijo...

Por lo menos no mandaste spam Coki. Entonces que no se arroguen la representación de la Patria.
Saludos

Coki dijo...

Che, tanto spam mando? Perdón, sólo quería promocionar un poco mi blog, no quería molestar.

Yo no voy a defender a las personas que pertenecen a ningún grupo de nada. Idiotez, corrupción, etc. puede haber en todos lados y no es una cuestión de buenos y malos.
Si se arrogan cualquier cosa que no sea "somos empresas, queremos libertad económica, seguridad jurídica, etc.", están equivocados (a mis ojos).

Nuevamente perdón por el spam, espero no haber molestado demasiado.

Saludos.

Avallay dijo...

Escriba: buena tirar la propuesta sobre el tablero. Felipe sumó un punto. Pero 5 horas mas tarde pidió el retorno de Duhalde al PJ. Cuidado con los despechados (injustamente herido por cierto)
Salutti

Alex dijo...

La solución está a la vuelta de la esquina. Revaluemos la moneda. Si como dice Cristina 'la excesiva rentabilidad de los productores' es lo que eleva el precio interno de los alimentos, revaluando, el poder de compra de la gente se incrementa, el productor empieza a competir con productos importados a precio 'que pueden pagar aca' y pierde rentabilidad. Pero no van a dejar caer el dolar, porque, es más lindo administrar riqueza ajena. Y vivir de esa riqueza, ni te cuento..

Alex dijo...

sbariggi: vos decís: 'Los salarios son muy bajos con precios internacionales de los alimentos en alza. Este es un enorme subsidio que, además del dolar caro, el gasoil subsidiado y el salvataje hipotecario reciben nuestros empresarios, productores y rentistas del campo.'

Sabés que falto acotar? que la industria también lo recibe.. aportando a cambio.. eh.. este.. que aporta a cambio?

Néstor Sbariggi dijo...

Mariano T: No creo que estén peor que con el 1 a 1 sinceramente. De todas formas creo que hace falta política a largo plazo para el sector y esta es una formidable oportunidad para discutirla salvo que solo quieran "la platita, la platita"

Alex: Dentro de los empresarios que menciono estan los industriales. A ver si pensas que me anoto en esa de "campo vs industria"?

Saludos

Mariano T. dijo...

Sbariggi: El tipo de cambio no es el unico ingrediente. Vuelvo a mi postura anterior: Estamos mejor que en el 2000 (no mejor que en el 95)gracias a los chinitos, gracias a que mejoramos la productividad, y gracias a otras cosas, de las que el gobierno no tiene nada que ver.

Abuelo Económico dijo...

Escriba, salvo en lo de la Junta, creo que existe cierto consenso respecto de lo que afirma. El tema es el cómo.

El sistema que está implementando Scioli en BSAS es uno, por ejemplo. Es eficiente y se acerca mucho a una medida de mercado con lo que los foristas de lanación estarán contentos y usted también porque ayuda en el sentido que usted propone. El tema será evaluarlo y ver qué se hizo y que resultados arrojó. En papel funciona, en Estados Unidos también, veremos qué pueden hacer nuestros gobernantes al respecto.

Creo que tiene un sesgo muy fuerte a la hora de leer mecanisnos de ayuda que no son los por usted preferidos.

Gracias por el piropo.

Anónimo dijo...

La cuestión es que las retenciones no están sólo para mantener el precio de los alimentos bajos, es verdad que ayudan a mantener los precios más bajos, pero también sirven para mantener subsidios, financiar infraestructura, pagar deuda etc

El campo podría ofrecerle al gobierno vender un 25% de su producción dentro de Argentina a un precio económico-barato-de-oferta (o el % que sea necesario para abastecer a los 40 millones de Argentinos), si el gobierno les permite exportar el restante sin retenciones, obteniendo todo el precio internacional.

Así los del campo ganaría mucha mas guita y los alimentos serían más baratos.

Pero el gobierno no aceptaría porque así perderían miles de millones de pesos de caja.


He leído a gente del campo proponer cosas así (creo que es lo que se hace con la carne en Uruguay), Carrió también propuso algo así, dijo que la comida en Argentina podría ser baratísima.


Gualterio

escriba dijo...

Néstor: Coincidimos.
Está muy bien lo de Oti che: "Mientras haya los salarios que hay en el mercado interno, ningún mecanismo regulador del comercio exterior dará resultado.La premisa es el salario. Lo demás se acomoda a la premisa".
Avallay: Son bravos los despechados, pero si se agranda un poquito la mesa chica se puede mejorar el tema.
Alex: ¿Quiere viajar a Miami?
Abuelo: Exploremos los mecanismos. Estoy de acuerdo con los que a usted le gustan, es cierto, porque tiendo a desconfiar en el largo plazo. No puedo olvidar a Keynes.
Gualterio: Hace mucho que no proponen cosas así. Desde que piden "dejemos tranquilo al campo".
Saludos

La Noción Libre dijo...

Escriba, no crea que viajar a Miami y hacer compras es inaccesible. Pregunte a cualquiera que haya viajado recientemente a USA y vera que tan caro resulta consumir en ese país. Ni le cuento si la inflación sigue a ritmo y el dólar sin él. Pregunte...


Sdos.

LNL