lunes, abril 28, 2008

Apuntes sobre el ajuste que no mide

Voy a explicitar mis impresiones sobre la actual discusión en cuanto al rumbo económico que debe adoptar el Gobierno nacional:
  • Todos los economistas le piden al Gobierno retoques en el modelo. Esto se traduce, si dialogamos en criollo, en una serie de medidas de ajuste.
  • Esas medidas de ajuste podrían impactar en el consumo. Aquí hay que hacer una serie de consideraciones, porque no todos los economistas plantean medidas que impacten de igual forma en el cosumo. Por caso, Lozano propone reorientar el consumo de manera que no haya créditos para comprar plasmas a 36 cuotas y se pueda ampliar el consumo de los sectores más postergados.
  • Ahora. Vemos a varios economistas, sectores económicos y políticos que se regodean en la posibilidad de un ajuste.
  • Esto es así porque todos los ajustes del Siglo XX en la Argentina implicaron una reducción del salario real y un impacto en el poder político de los asalariados. De esta forma, los ajustes son instrumentos económicos tanto como políticos. For dummies, como dicen ahora los pibes: Durante la Industiralización por Sustitucion de Importaciones, los ajustes venían casi seguro de la mano de peores condiciones de trabajo (peores salarios, más productividad) y también de crisis que derivaban en gobiernos militares (más represión). Claro que luego venía la presión de las organizaciones de los trabajadores + la Burguesía Nacional cuando la recesión impactaba en el panorama económico global. La dictadura y su ajuste quebraron ese modelo, pero nos dio otra muestra de ajuste = instrumento político utilizado en contra de los trabajadores y sus organizaciones. El menemismo hizo el ajuste repartiendo dólares para ir a Miami pero a costo de híper desempleo, desestructuración del tejido productivo y profundización de la fractura social.
  • Por tanto, debe destacarse que nunca en la historia reciente tuvimos esta "necesidad imperiosa" de un ajuste en época de crecimiento.
  • Entonces: nunca en la historia reciente se llevó a cabo un ajuste en los términos en los que lo plantean los economistas bienintencionados, aquellos que piden un ajuste que modere el crecimiento pero no empeore la distribución del ingreso.
  • Es decir, sólo hubo ajustes en los términos en los que quienes los lobbistas del ajuste actual plantean y conocen: impulsan el ajuste porque saben que implica un impacto en el salario real y en el poder político de los sectores de ingresos fijos. Nos dicen que luego, en el largo plazo nos irá mejor así. Pero ya leímos nuestro Keynes.
  • Ahora, vamos con la cuestión del timing: en política lo único que uno no puede permitirse es perder. Y hay un escenario temido: que el Gobierno se resista a hacer el ajuste de-la-única-manera-que-se-conoce-en-la-Argentina y que eso implique un impacto en los sectores de ingresos fijos vía inflación.
  • El dilema en el que se ve el Gobierno es tremendo e inédito: debe hacer retoques en un período de crecimiento, debe resistir las presiones por un ajuste-tal-como-siempre-lo-conocimos y debe hacer algo porque el escenario futuro puede ser peor. Es decir, un escenario de ajuste igual, ajuste peor, ajuste más tarde.
  • Un problema: Para hacer un ajuste "inédito" -léase, que no impacte en el consumo de los sectores populares, que no impacte en el poder de las organizaciones de los trabajadores, que no licúe las mejoras que hubo en estos años en materia de distribución del ingreso, etc.- hay que tener un poder político y una capacidad técnica que por ahora el Gobierno nacional no tiene y de la que el Estado argentino (pardon my English) "hecho mierda" carece.
  • Otro problema: cierta ambigüedad del Gobierno no me garantiza que no termine siendo el propio kirchnerismo el que se proponga como garante de todo y quiere hacer el ajuste-clásico al final del cuento.
  • Una más: si el Gobierno logra pilotear ese ajuste "inédito", los lobbistas del ajuste tal-como-lo-conocemos siempre le pedirán más.
  • No tengo respuestas para este dilema pero doy algunas alternativas imaginativas (¿no hay que ser imaginativo ante panoramas inéditos?):
- ¿Qué pasaría si en vez de hacer el ajuste-tal-como-se-lo-conoce, el Gobierno pone a Santiago Montoya en la AFIP y decide terminar con la evasión impositiva en la Argentina?
- ¿Qué pasaria si en vez de hacer el ajuste-tal-como-se-lo-conoce el Gobierno decide obtener dineros extraordinarios de algún otro sector que no sea el Agro?
- ¿Qué pasaría si el Gobierno decide polarizar el escenario político asignando esos dineros extraordinarios a sostener el consumo alimentario de los sectores bajos?
- ¿Qué pasaría si hace eso y al mismo tiempo hace fuertes pactos políticos con sectores que hoy están fuera del esquema del PJ pero no necesariamente a la derecha del Gobierno?

Autor de la foto.

30 comentarios:

Generico dijo...

Ok, si vas por eso lado, y te sale bien, tenés crecimiento con inflación moderada. No lo discuto (aunque hay otras consideraciones micro que no vale la pena mencionar acá).

Pero te lo voy a repetir una y mil veces: fracasar es fatal. Terminas con más pobres y peor distribución.

Una vez más, vos pensas que el gobierno actual (este, no el de Perón de ninguna época, ni el de Carlos, ni ningun otro, éste) puede hacer lo que pedís? asumiendo que lo decida, no?.

En fin, y no me digas que al menos hay que intentarlo.

escriba dijo...

Mis dudas están en el post, Generic amigo.
Saludos

Hal dijo...

No veo de qué manera esas "propuestas alternativas" pueden tener efecto sobre la inflación.

Generico dijo...

Pero mi temor es este. Supongamos que estamos ante una opción binaria (je):

1- Moderar la inflación, con un menor crecimiento y al costo de pisar la distribución. Una especie de desensillar hasta que aclare. Bajar la inflación, moderar el crecimiento, mantener el proceso de expansión económica. Despacio y con ritmo bueno.

ó

2- Ir por la vía que decis, políticamente compleja (y en la cuál han fracasado gobierno ampliamente populares y movilizantes) con el posible resultado de menor inflación con mejor distribución o el fracaso.

¿cuál es la opción a tomar?

Generico dijo...

Y bueno Hal, si ud le saca consumo a los sectores de altos ingresos, baja la demanda agregada. También es cierto, que si uno baja rentabilidades, logra moderar el alza de precios. Dicho de otro modo, de las múltplies causan inflación, atacas algunas y así moderas el proceso.

Claro, hay un costo. Menor crecimiento.

escriba dijo...

Generic:
El tema es si no llega a ser "pisar" la distribución. Con la inflación más los problemas de desigualdades que tiene el modelo la distribución ya está pisada. Yo creo que lo que quieren algunos no es "pisar" sino "revertir". Eso sí para que en el largo plazo, blabla-seamos-felices-bla. Claro, me dirá usted, que con mucha mucha inflación también se puede "revertir". De ahí el dilema.
Saludos

Alex dijo...

Al momento de hacer las cuentas los técnicos no deben olvidarse el contexto inflacionario mundial de los alimentos. Porque si miramos solo el ombligo, eso nos distorsiona todo y el 'ajuste' sale mal. Si el gobierno hiciera lo que postulas en el final del post, lo primero que sucedería es que yo lo aplaudiría. Y eso que estoy parado en la vereda de enfrente de la 9 de julio con los K.

Diego F. dijo...

Escriba: Si es que no lo viste te recomiendo veas este debate que vendría a ser algo así como la antítesis del brodismo. Hay economistas que miden.

Abrazo

Peter Wiggins dijo...

¿Qué pasaría si en vez de hacer el ajuste-tal-como-se-lo-conoce, el Gobierno empieza a dejar de pagar sobreprecios del 300-600% en obra pública?, o...¿qué pasaría si en vez de hacer el ajuste-tal-como-se-lo-conoce, el Gobierno empieza a dejar de pagar $3.600 millones anuales en subsidios para el transporte -sist. de subsidios que funcionaba bien con 300 millones anuales aún cuando el sector estaba mas descalzado que ahora?...¿o Ud. Escriba plantea que esto no sería oportuno ya que de los bolsillos de los amigotes de Néstor, y vía "efecto derrame", el par de millones de lucas verdes que año a año termina en los bolsillos de capitalistas amigos vuelve al pueblo?
Saludo cordial,
P.S.: citar a Luisito Barrionuevo no mide, pero su archiconocida frase se ajusta muy bien al contexto actual

escriba dijo...

Alex: Es buena esa.
Diego: Muy bueno eso, lo estoy viendo.
Peter: Subsidios, buenísimo. Y corrupción también. Ahora ¿hay inflación por corrupción?
Saludos

Peter Wiggins dijo...

Bueno, según el progresismo realmente existente, no hay inflación (como tampoco, obviamente, hay corrupción)...con lo que toda controversia se mantiene en un plano puramente teórico.
Y si, la corrupción puede tranquilamente considerarse como una (de las tantas) causas de la inflación. Si quiere seguimos con este debate teórico.
Aunque pensé que de mi comentario anterior quedaba clara mi respuesta a su post: se puede ajustar la tasa de crecimiento del gasto público sin que esto implique necesariamente quitarle dinero a las masas populares (es más me atrevería a decirle que con mis dos sugerencias solo sufrirían los bolsillos de Cristóbal López, Lázaro Báez, Claudio Cirigliano, 3 o 4 pibes más y algún que otro monje negro).
Saludo cordial,

Néstor Sbariggi dijo...

Escriba: Adhiero a tu propuesta. Justamente, el "partido del ajuste" pide la rebaja del salario real. Devaluación para compensar la revalorización del peso frente al dolar via inflación, congelamiento de salarios hasta el 2009, parar la obra pública que genera empleo, etc. A eso sumale el aumento de los alimentos en el mundo y podemos tener ajuste e inflación al mismo tiempo.

Saludos

Anónimo dijo...

Más reducción del salario real que mantener un "tipo de cambio competitivo", no hay. Y ahora nos hacen más pobres vía inflación.
Desde su base este sistema económico nos empobrece a todos los asalariados, para beneficio de unos pocos industriales amigos. No hay distribución sustentable de ninguna forma porque no hay inversión.
No puedo entender cómo una persona tan inteligente como ud no lo ve así. Pero seguramente soy víctima de mis propias limitaciones.

Un saludo
Pablo

escriba dijo...

Pablo:
Hay inversión, estimado.
"la tasa de inversión brasileña viene cayendo mientras que la de Argentina no para de subir"
http://homo-economicus.blogspot.com/2008/04/rodrik.html

Anónimo dijo...

Dios nos libre de la stanflación!!!

raf dijo...

La verdad, estos muchachos son duros de entendederas...
El Escriba dice "hay inversión" jajajaj.
En donde está la inversión? En celulares, construcción (sobre todo en puerto madero) obra pública hiper corrupta al 300 o 400 % de sobreprecio, y que más?
Eso no es causa de inflación?
O aprovecharon estos 5 años para cloacas, redes de gas, mejorar la infraestructura energética, etc?
Los planes sociales nunca aumentaron, la pobreza no se redujo, el trabajo en negro tampoco.
Como puede ser que sigan defendiendo este régimen feudal megacorrupto, hiper ineficiente, que se ahoga en un termo!
Flaco, estos muchachos ya hicieron su tarea.
La parejita real es actualmente dueña de un poder económico propio mayor al de cualquier grupo hiperconcentrado de américa latina.
Y ustedes quieren que haga "ajustes revolucionarios"
Pero dejensé de joder, dejensé!

escriba dijo...

Raf: En ese caso no habría turbulencias. Y una cosa es lo que a mí me gustaría y otra lo que puede ser. Creo que queda claro en el post.
Saludos.

lemmycaution dijo...

buena pintada de panorama... probablemente lo que termine pasando sea una opción a medias tintas de todo lo comentado aquí; pedir que salgan a perseguir evasores o que toquen las rentas de otros sectores (lujo para el cual no hay ni una pizca de resto político, después de lo del campo, que ni terminó todavía) es un tanto iluso. tampoco este gobierno es la panacea, no nos olvidemos.

Anónimo dijo...

El problema principal es que las reglas del juego no están claras! nadie sabe qué puede pasar...

ya hasta mandan mails diciendo " sacá tus ahorros, se viene el corralito" quiero decir, para que se pueda decir esto y que la gente se asuste es porque realmente se desinforma desde los medios, se miente, pero además el gobierno hace las cosas bastante mal y genera dudas....y pocas certezas.

Sí la stanflación es una opción....

Lindahl dijo...

combatir la evasión y armar la morfcard. me anoto.

igual el ajuste que hace falta es monetario, no fiscal.

Anónimo dijo...

Escriba
Ante todo mis felicitaciones, este post si que mide.
Creo que Lozano tiene razon cuando dice que el gobierno ya esta enfriando la economia y que ud tambien acierta cuando dice que estamos ante una oportunidad historica (tengo una sensación de deja vu cuando escribo esto) que es hacer un ajuste como nunca se hizo, sin beneficiar a los mismos de siempre en perjuicio de los mas pobres..
Su post sugiere reforma tributaria, impuesto a la renta financiera, transversalidad politica y social, etc.. todo muy lindo
Mi pregunta es: los K se animan? Quieren hacer eso o van por un capitalismo de amigos y pretenden crear un poder economico que sobreviva su paso por el gobierno? Sera verdad que si sale mal puede ser letal como dice generico?
Mi impresión es que hacer “el ajuste como nunca se hizo” encerrandose cada vez mas en la mesa chica suena difícil desde el punto de vista politico, sobre todo por el peso de los actores de poder que hay del otro lado…
Ademas me gustaria que expliquen un poco mas las cosas, sino es casi una cuestion de fe, no? Le repito, los vote igual que Ud pero estoy bastante mas desencantado..
Un abrazo
Martin

Musgrave dijo...

Escriba, si es cierto que la inflaciòn ya paso la barrera de los 30, me parece que ya es tarde para lo que usted propone. La verdad que las medidas no "enfriadoras" son màs sofisticadas y llevan màs tiempo de maduración.

Jay-Z dijo...

Lo planteamos el otro dia en una clase. En economía se pueden tomar medidas, pero hay que tener en cuenta las consecuencias. Y una es esta... que hacemos, hacemos una reforma tributaria que grave fuertemente a la clase alta, qeu se legisle una ley de monopolio que se cumpla, y se persiga a los evasores???? Aunque son pocos, conocemos su poder de fuego.
Ajuste tipico fiscal, suiba de tarifas y subimos las tasas de interes??? Recae sobre los pobres, la mas facil ellos tienen poca plata, no se quejan, si cortan los reprimen.
Vivimos con inflación alta??? Convivir con esta inflación, es una chance. Pero algo hay que hacer.
Pero seguro, seguro no es subir la tasa de interes, ni detener el crecimiento.
Que no mientan, los que creen en el largo plazo (si los hay) diganmen que pasaría si Argentina crece al 8% cuatro años mas, no firman una inflación del 20% para este año???
Es complicado, lo primero puede hacer caer un gobierno, lo segundo es cero sensibilidad social, y minaría la base social del gobierno, aunque eso esta en duda, y lo tercero tambien terminaría minando la base social del gobierno, pero se seguiría creciendo a altas tasas.
Vuelvo a repetir es complicado, so much so much.

il postino dijo...

Escriba,

la verdad creer que la inversión en Argentina sube y en Brasil baja supera mi capacidad...preguntele a CUALQUIER industrial si es asi....

Lo que pasa es que en Brasil esas mediciones se hacen seriamente y acá no...pero no podemos caer en ese tipo de errores que haría matar de la risas a cualquier persona con algún contacto con el mundo real (el de las cosas y la guita, no el de la blableta)

Mariano dijo...

Para Lindahl: una vía de ajuste monetario sin revaluar nominalmente es el ajuste fiscal, o no? Si el superávit fiscal aumenta y con esos pesos se absorven dólares, se hace innecesaria la emisión con esterilización del BCRA.

El tema es que tengo una duda. Enfriar y bajar la inflación es algo muy complejo (y no es lo mismo en Argentina que en Europa, por ejemplo).
Estamos hablando de una inflación mundial en alimentos y combustibles. En Argentina, se suma una inflación interna manifiesta principalmente en no transables, que hace que lo que en otros países sea una variación de precios relativos (suben los alimentos en relación a los servicios, y viceversa), acá sea aumento general de precios.
Ahora bien, en estas condiciones frenar la inflación sería compatible con números como estos: CBA = 18%, resto de precios = 2%, IPC = 8%, actualizaciones salariales = 10%.
Los números son arbitrarios, pero lo que quiero significar es que en un esquema como este, perderían los sectores en cuyo consumo más ponderan los alimentos. Las sociedades europeas pueden convivir con esto. Creo que, en honor a la justicia social, nosotros necesitamos que el índice general de precios se mueva cerquita del precio de los alimentos (con los costos que esto supone). Por eso, no se puede prescindir de acuerdos de precios inteligentes que abarquen a los bienes de consumo masivo, liberando a otros que para las empresas puedan ser el sostén de su rentabilidad.

Ojo con el tema de gravar los consumos suntuarios. Puede ser justo, pero no sé si antiinflacionario, ya que puede hacer que el superávit comercial crezca, y esto hace crecer la demanda agregada.
Es más antiinflacionaria la implementación de impuestos sobre los ingresos (combatir evasión y tal vez aumentar alícuotas de Ganancias).

Una idea para frenar el impulso inflacionario de los aumentos salariales sin dañar los salarios más bajos podría ser aumentar escalonadamente. O un aumento plano: digamos $500. Para algunos será 30%, para otros 2% (no sé si es viable). Quedaría para 2009.

Saludos a todos.

Anónimo dijo...

Que manera de imaginar escenarios que nunca seran posibles, que manera de juntar ideas, vagas ideas sobre situaciones que ni siquiera estan en consideracion en la agenda de Nestor Kirchner. Es increible como algunos siguen soñando con algo que fue hace mucho, los enamorados de la transversalidad ya a estas alturas son las viudas de un matrimonio que nunca existio. Regresen muchachos, ahora estan en manos de progresistas como Granados, Picheto, los 3 Fernandez, De Vido y Antoninni, Moyano y por supuesto Nestor y Cristina, esos que rajaron al sur en los años de plomo a realizar su proyecto de concretarse millonarios con las hipotecas caidas de las victimas del modelo de entonces. No sueñen mas, este gobierno nunca fue una opcion de progreso, lo que si ha sido es un brillante negocio para algunos que nunca habian recibido un peso de nadie y que a la primera oportunidad se vendieron sin asco, en esa lista estan unos cuantos periodistas "progres" y otros tantos organismos defensores de los derechos humanos que trocaron prestigio por dadivas.

raf dijo...

El anónimo de las 9.21 seré yo mismo?

escriba dijo...

Musgrave: No va a pasar los 30, parece. Eso sería si se anualizan los datos de marzo lo que no pasaría ¿o sí?
Postino: Se lo pongo de esta forma ¿cuándo hubo más inversión en la Argentina de 1983 para acá?
Mariano: Está bueno lo suyo.
Anónimo de 9:21: Los que corren al Gobierno por izquieda y por derecha a la vez son como un zumbido que no llego a entender. Son como viejas charlando en la sala de espera de la depiladora.
Saludos

La Noción Libre dijo...

Escriba, existe una trampa en las mediciones de inversión sobre el PBI que comúnmente se pasa por alto. Como nuestro PBI en dólares está subvaluado (devaluación mediante e inflación que todavía no llegó a alcanzar a la devaluación, al menos por hoy) y como una buena parte de la inversión es importada, nos daría una inversión sobre PBI mayor a la real. Es decir, las importaciones (en dólares, obvio) están sobre valuadas con respecto al PBI. Corrigiendo esos defasajes la inversión no supera el 23% aprox., según tengo entendido. Lo cual esta muy cerca de los niveles de convertibilidad. Obviamente por estos años pesa más la inversión pública que la privada. Suposiciones al margen de cual es más eficiente. Yo tengo las mías...
Sdos.

LNL.

VerboAmerica dijo...

Muy interesante planteo....

... porque estoy cansado de escuchar a Ari Paluch y su metáfora de que el ajuste es como hacer dieta y que si alguien está con sobrepeso, un día tarde o temprano, el doctor lo obligará a hacer dieta...

¿Quién mierda le escribe el guión al progre de Ari?