domingo, marzo 11, 2007

Cristina Kirchner no mide

Esto es algo que ya hemos esbozado en este blog, pero ahora se hace más patente. No sabemos quién es Cristina Kirchner. Si el oficialismo la va a poner de candidata, nos reservamos bastante más el derecho de la duda que con el Presidente. No sabemos quién es, qué piensa, para dónde va.
Lo que sí sabemos es que:
- Más allá de la foto que vemos aquí de la senadora con Chávez, se supone que Alberto Fernández en nombre de ella dejó trascender lo siguiente que se lee en esta nota de La Nación de hoy: "
Trascendió que la primera dama y el jefe de Gabinete, Alberto Fernández, lideran el grupo de 'moderados'. Recomiendan "guardar las formas" en la alianza con Venezuela. No se oponen a ella ni a la amistad con Chávez, pero desaconsejan los gestos negativos innecesarios contra Estados Unidos".
- También conocemos los reiterados gestos de la primera dama a favor de la acusación contra Irán en el caso AMIA, acusación que no sé si es verdad o mentira pero que está basada casi por completo -por lo que se lee en la prensa- en informes de inteligencia de dudoso sustento. Insisto que no sé quién puso la bomba, si fueron los iraníes, que paguen. Pero no enviemos la acusación para que sea sólo una forma de evitar el lobby de Washington e Israel. D'Elía no me gusta, pero el lobby del que él habla es bastante real.

En opinión de este blog, la presencia de Chávez en la Argentina fue fantástica. Y si no, miren esto y esto. Algo que molesta a Washington no es circo para la gilada. Es real. Y América Latina necesita cada vez más gestos reales que eviten la hegemonía de Washington en la región.
El discurso de Chávez se transmitió en vivo por CNN (la de verdad, en inglés). Salió por todo el mundo: observen.
Mientras Chávez hablaba en Ferro, la primera dama se paseaba por el festival de Cine de Mar del Plata. El gesto es claro. Puede leerlo acá.
No sé quién es Cristina Kirchner, hace falta que lo digan si quieren que la gente la vote. Para mi gusto, le falta tomar bastante sopa a la señora.

12 comentarios:

Destructor de Mitos dijo...

¿Es bueno o no depender de otro país? ¿O el problema es depender de EE.UU.? ¿Si es Venezuela o España no pasa nada? ¿Podemos dormir sin frazada?

A mi me parece que toda sumisión es mala (no importa si es de izquierda, derecha o del medio).

Igualmente el Coronel es muy simpático.

PD: ¿No tuvimos ya muchos quilombos con los militares en este país? ¿Para que buscar uno de afuera?

Anónimo dijo...

La diferencia entre aliarse con Venezuela y EEUU es patente amigo Destructor. En un caso estamos hablando de una alianza con un par, con un país que busca unirse y forma parte de América Latina. El otro es un país que no busca unidad, busca otra clase de objetivos, la expoliación, la explotación el sojuzgamiento, etc.
Desde allí que decir que depender de uno o de otro como si fuesen dos opciones iguales, no me parezca una descripción real de lo que sucede.
Bueno, eso por ahora,
Abrazo
Erik

Cine Braille dijo...

Escriba, me extraña. ¿De verdad te parece que hay medulares, sustanciales diferencias entre He-K y She-K? Es el viejo truco de los dos perfiles, la Gran Daniel Bertoni.

Enojado dijo...

Escriba, sorry, pero su afirmación resulta absolutamente indignante:
"Pero no enviemos la acusación para que sea sólo una forma de evitar el lobby de Washington e Israel. D'Elía no me gusta, pero el lobby del que él habla es bastante real".

Hablar del "lobby de Israel" en el país donde el mayor atentado terrorista de la historia nacional recayó sobre la comunidad judía de Buenos Aires, es realmente cagarse en los muertos. NUESTROS muertos, aún cuando hayamos tenido un presidente que pudo afirmar impunemente "no murieron sólo judíos, sino también inocentes"...
Lo peor de todo, es que aún con el cambio de signo ideológico de los tiempos que corren, hay ciertas atrocidades que parecen no cambiar...El primer año de gobierno el presidente hablaba en el acto de homenaje a las víctimas. Ahora fija el precio de estas víctimas haciendo negocios con los países petroleros.
En fin: Después no hablemos de la famosa "política de derechos humanos" en la que se sostiene nuestra débil simpatía...
Si queremos ser tan anti-imperialistas como decimos, empecemos por ver la composición del capital que hoy por hoy hace a nuestra estructura económica: Deberíamos cambiar nuestro "antinorteamericanismo" por un "antieuropeísmo".
en sínstesis: La referencia al "lobby" funciona al viejo estilo de cualqueir fantasía conspirativa: cuanto más débil es su posibilidad de demostración, tanto más se pretende que esa imposibilidad confirme la maganitud de su eficacia. Todo el discurso antisemita de los siglos XVIII y XIX -es decir- del período donde los judíos adquierieron derechos ciudadanos y se "invisibilizaron" en sus respectivas sociedades nacionales- se basa en eso. En este contexto, hay que tener mucho cuidado porque -como bien sabemos- hay mucho nazi disfrazado de "anti-imperialista".
Aún concediendo que lo del lobby sea como lo de las brujas - que "no existen, pero que las hay, las hay"- es significativo que no se hable del "lobby árabe", no? Y más en Argentina, donde toda la dirigencia del NOA tiene flor de portación de apellido al respecto...
Para cerrar: D'Elía es una vergüenza y merece la mayor de las condenas públicas. Lamentablemente, aquellos que podrían condenarlo también se venden al influjo de los mismos barriles...

escriba dijo...

Cine:
No lo sé. Quizás me están haciendo policía malo - policía más o menos malo, qué se yo. Siempre fui medio paquete para la política de anticipación.

Enojado:
Disculpas si se indignó. Sé que es un tema muy difícil. Me gustaría por el momento entonces separar el tema de Chávez del tema de Irán. Sobre todo por temas metodológicos de la discusión. Creo que se complejiza muchísimo cuando se incluye la cuestión del conflicto de medio oriente. Es cierto que lo incluí yo, pero sólo para hacer referencia a las posiciones de la primera dama, sobre las que me interesaba hacer foco.
Son temas que se merecen una discusión profunda.
Hago una única salvedad: considero que hay diferencias sustanciales entre la cuestión del antisemitismo y las críticas que pudieran surgir a determinada política de un Estado (en este caso el de Israel). Creo que para eso basta ver las diferencias que han tenido los distintos líderes de ese país sobre los principales conflictos que enfrenta ese Estado. Y que en ese país hay sectores más dialoguistas, más duros, etc. Es un tema muy complejo, pero creo que señalando diferencias con la política pública israelí no puede considerarse que se menee algún tipo de antisemitismo.
Nada más. Espero que haya quedado claro.
Saludos

Cine Braille dijo...

Ni yo creo que, necesariamente, expresar que uno tiene dudas de la participación iraní en los atentados sea defender Auschwitz.
Ni que los negocios de Chávez con Irán (básicamente un arreglo para contrarrestar a los sauditas proyanquis en la OPEP) impliquen que él sea partidario de borrar a Israel del mapa.
Ni... tantas cosas. En estos temas creo que opera mucho el prejuicio y no se da tiempo a aclarar las posiciones. Aclaro que comprendo los prejuicios: quién no los tendría después de que tu pueblo soporte el Holocausto.

Enojado dijo...

Para evitar argumentos "ad homine", y dado que no escribo habitualmente, empiezo por aclarar dudas sobre cualquier implicación personal:
- No soy judío.
- El padre de mi compañero de banco en la secundaria era un periodista que, además, laburó como encargado de prensa de la embajada. El zafó, pero el grueso de sus compañeros de trabajo falleció en el atentado. En su momento, dije lo mismo que todos "este no es un conflicto que tenga que ver con nosotros". Pero cuando fue lo de AMIA - estaba a tres cuadras- entendí que me había equivocado.
- NUNCA hubo dudas sobre la responsabilidad en los atentados. En esos años, el Gobierno de Israel priorizó los Acuerdos de Oslo ante cualquier acto de sabotaje (recordarán que en ese momento hubo una seguidilla de atentados en distintos países periféricos que mantenían relaciones con Israel) por parte de los sectores que no lo suscribían (por convicción, o sólo por minar el liderazgo nacionalista laico de Fatah). El estallido de la segunda intifada, el desborde de la capacidad de liderazgo de un Arafat ya envejecido, y la posterior derrota de Barak y el laborismo israelí cambiaron la agenda, y de ahí que se desentierra lo uqe siempre se supo (cualquiera que haya estado una temporadita en Barra del Chuy con la oreja parada, podía enterarse de muchas más cosas, todavía)
- Sigo con particular interés el tema de Medio Oriente, porque considero que es la clave tanto de los alineamientos de los intereses empresariales de las compañías americanas (la guerra es el negocio del sector más "dow jones", la paz es un interés más "nasdaq") como de los liderazgos regionales que se vienen. En particular, sostengo la hipótesis que el enfrentamiento con Israel ha sido el modo de "externalizar" conflictos que llevarían a muchos países árabes a una guerra civil (algunos avances de eso se ven cada tanto en el líbano, entre palestinos, e incluso está a la base de la dificultad que entraña, una vez que se mandó la gran macana, un retiro inmediato de tropas de Irak).
- Recomiendo que vean la peli "Cyriana". Es interesante, xq rompe con todo criterio "occidental": el "modernizador" termina haciendo yunta con los "suicidas"; los "modernos" prefieren sus negocios con "los de siempre" en vez de los riesgos que comportaría "modernizar". Los "fundamentalistas" (palabra horrible e inapropada si las hay) no difieren mucho de lo que entre nosotros sería un punterito progre, etc. etc. etc.
-Respecto de la identificación Israel- Estados Unidos, etc., recomiendo dos novelas de Philip Roth. La primera es: "La conjura contra América". La segunda, describe más su ambivalencia para con Israel, se llama "Operación Shylock". Las dos son imperdibles.
- Mantengo de cerca una discusión con algunos amigos acerca de la relación entre "antisionismo" y "antisemitismo". También estoy reconsiderando seriamente mis posiciones iniciales: creo que son pocas las críticas que distinguen entre estado y gobierno cuando se trata de Israel. Y también creo cada vez más que la impugnación al derecho de existencia de Israel sí es agitación antisemita.
- El diario de hoy cubre la oferta de la canciller israelí, en la línea de lo que promovió Arabia Saudita: devolución de todos los territorios ocupados (incluso reconocimiento de Jerusalem Este como capital de un Estado Palestino) a cambio de reconocimiento internacional y plenas relaciones diplomáticas con todos los países árabes. Veremos cómo sigue la cosa...
- Insisto no es un tema de "noticias del mundo" ni "un tema de los judíos". En cierto sentido, la denominada "conexión local" del atentado a AMIA no es más que la continuación de la "mano de obra desocupada" de la que se hablaba en los ochenta. Más allá de qué le corresponde a "lo local" y qué a "lo global", está claro que hay ciertos sectores que necesitan construir una amenaza abstracta, y aquí es donde se mezcla y confunde todo.

escriba dijo...

Están buenos los datos y las recomendaciones. No me meto del todo porque no lo manejo tanto al tema.
Me gustó lo de Dow Jones y Nasdaq, se remonta el tema al complejo militar-industrial ¿no? La peli no la vi y los libros de Roth ya me los habían recomendado, así que habrá que hacerse un lugar.
Saludos

Cine Braille dijo...

Perdón pero creo recordar referencias a volquetes enfrente de la AMIA, sirios propietarios del mismo, dudas en cuanto a la famosa Traffic que sólo una persona vio, falta de acordonamiento de la AMIA tras la explosión (con lo que se hubiera podido plantar la prueba que quisieras etc). El resultado de una investigación lamentable desd el comienzo es que se requiere mucha fe para creer en CUALQUIER explicación del atentado. En mi caso, siempre tendré dudas, cualquiera sea el desenlace.

Gral. Disorder dijo...

Enojado, pero no errado!!! Coincido al 90% (el 10% de disenso, échele la culpa a mi bobe, jajaja)
Lo único que hoy por hoy puede develar la investigación de la investigación de la investigación de la .....es el alcance de una parte -la más superficial- de la red de encubrimientos y negligencias.
El volquete existía, porque había obras en el edificio (el marido de Laura Ginsberg era el arquitecto a cargo). Pero también solía estar apostado en la cuadra un patrullero que justo en ese momento no estaba... Lo único q mal q mal funcionó en ese momento fue el Hospital de Clínicas (q. e. p.d).
Por lo demás, ya van a ver cómo afloja la acusación cuando empiece a cerrar el acuerdo de Medio Oriente en ciernes (sí, con todo el eje del mal, así como lo oyen, juego lo que quieran a que cierran en 1 año. En esa zona los acuerdos duraderos siempre lo hicieron los "duros"...). Y ahí sí, las víctimas, familiares y deudos quedarán más solos que nunca: abandonados por el progresismo que gustaba de gritarle "justicia" a Menem (cuando tuvo que gritarlo frente a los bancos se olvidó rápidamente cómo había empezado todo..), agraviados por Hebe de Bonafini después de lo de Berbitsky y las torres gemelas (cuando antes compartieron marchas y actos), insultados por la izquierda y el más vendido piqueterismo (con D'Elía a la cabeza) -al margen, es interesante señalar que ni Blumberg ni Macri ni la Pato pintaron nunca por ahí- ; las víctimas y familiares de los atentados se aprestan a perder el último apoyo que podía quedarle: llamémoslo -sólo en homenaje a nuestro fascismo de todos los días, y al enojo del enojado- "el lobby judío", jajaja.
Un saludo sionisto-peronista

Gral. Disorder dijo...

Volviendo al post. ¿Por qué Cristina mide menos -eso quiere decir que para algunos, el punto de la comparación aún mide algo- que aquél que, para mí, ya no mide más? Más bien me inclinaría a la teoría del "peeling": son lo mismo, y si el Dr. K de acá a unos meses necesita una "refrescada", ya tiene lista su participación en "Nip Tuck" en la Fox...

escriba dijo...

General:
Gracias por la opiníón, me parece que quedan claras las posturas. En cuanto a lo de Cristina, sí, está bien. Son muchas las incógnitas todavía. Creo sí que ha habido presiones o negociaciones o algo así por el trtamiento que el Gobierno le da al tema AMIA - Irán, etc. Me parece bien, ocurren en todos lados. El tema es que eso después se usa para otras cosas (EEUU), etc.
Creo que no hay claridad en el debate (no se debate esto ni en el gobierno ni en ningún lado), todo parece espasmódico.
Saludos