viernes, marzo 09, 2007

No mide

Si quiere saber por qué el Gobierno está pifiando con la política económica, lea acá y acá. Un desastre.

13 comentarios:

General Disorder dijo...

Totalmente de acuerdo con los blogs. Recuerdo que hemos discutido sobre el tema en otra oportunidad.
Llevando la cuestión a su "impacto político", creo q hay que aprovechar las oportunidades que ofrece el sistema de elecciones de doble vuelta para no avalar estos desastres con nuestro voto en la primera (si lo terminamos votando en la segunda, que les quede claro q es x "mal menor").
La consigna es:
CANASTA SIN GRAVAMEN, YA!!!

(SORRY: estoy re-caliente con todo el cinismo de los supuestos anti-imperialistas como el Dr. K y El Milico del Caribe. Ninguno de ellos está calculando más allá del "piloteo" coyuntural)

ps:si quieren hacer un guiño a los sectores medios, que en vez del mínimo no imponible levanten el piso de las 30 lucas sobre inmuebles.
Salutti

Charlie dijo...

Para mi, el criterio mas importante para saber si un gobernante es de los que sirven a su pais o no es:

Si apoya y fomenta a full el desarrollo tecnologico del pais.
Si no lo cumple, es un forro y un vendepatria y/o un inservible.

K no cumple, y chavez no se pero creo que tampoco.

saludos.

escriba dijo...

De la política fiscal a la bronca contra Chávez... interesante.
Estoy en desacuerdo. En breve, postearé sobre el tema.
Saludos y gracias por los aportes.

Lord Henry dijo...

No estoy de acuerdo, como escribí hace un rato en mi blog. Me parece que la medida es acertada: no está mal que, por ejemplo, un tipo casado y con dos hijos que gana 3.200 mangos deje de pagar Ganancias. El problema es que aún no se hicieron otro montón de cosas que tiendan a mejorar la distribución de la riqueza.

Un saludo

Anónimo dijo...

che loco a mi no me saquen nada que me lo gané todo laburando eh

escriba dijo...

Me parece, Lord, que cuando vos todavía no hiciste otro montón de cosas que tiendan a mejorar la distribución de la riqueza esto es un problema.
El de 3200, bué, pero también le estamos mandando guita derechito a la cuenta corriente del tipo que gana 10 lucas. No me parece.
Creo que esto genera fuerte confusión en el modelo que se quiere. ¿Queremos o no romper con la sociedad dual que tenemos? ¿Este gobierno y su elenco pueden hacerlo o no?
Me parece que eso es lo que nos tenemos que preguntar y estas medidas son, por lo menos, confusas.
¿Qué pasa con el IVA, macho? ¿Vamos a tener un modelo de dólar recontraalto e IVA recontraalto?

Lord Henry dijo...

Es probable que estas medidas sean confusas porque aún no se tomaron otras que son mucho más necesarias. Pero, insisto, la suba del mínimo imponible del Impuesto a las Ganancias no me parece desacertado.

Sí queremos romper con la sociedad dual (al menos yo quiero). Lo que no sé, como ya hemos discutido varias veces en este blog, es si este Gobierno está dispusto a hacerlo. Estoy de acuerdo con lo del IVA (¿cómo puede ser que un albañil de Villa Fiorito pague lo mismo al comprar un kilo de carne que un empresario de Recoleta?), aunque me parece que el tema es bastante más complicado de lo que parece.

Un saludo

Mariano T. dijo...

hablo desde el punto de vista de alguien beneficiado por la medida, pero a pesar de eso estoy bastante en contra.
El impuesto a las ganancias es el más justo que hay, sobre todo si incluyera a las ganancias financieras y las de capital, y tiene la virtud de que cada contribuyente es consciente de lo que paga(como no pasa con el IVA) y esa consciencia puede ayudarlo a pensar que los impuestos no son algo que pagan otros, para que él tenga un mejor desempeño del Estado, sinó que se lo cobran a él, y por lo tanto se puede sentir con más derecho a exigir.

escriba dijo...

Creo que más allá de los matices hay bastante consenso en que no se toman algunas medidas que nos gustarían.
Saludos

General Disorder dijo...

No se trata siquiera de las medidas que nos gustarían. Estos tipos no hacen más que "pilotearla": mientras no haya conflictividad social ni peligre su hegemonía política, no van a largar nada más hacia abajo. Mientras hagan caja manteniendo la estructura de negocios heredada en sus respectivos países, no van a promover nada más hacia arriba. Ninguno está armando nada más allá de lo que dura un mandato (ya veremos cómo se renegocian los bonos de deuda a su vencimiento...)
Ya no veo NADA progresista en el Dr. K. Es sólo un tipo dotado de un gran sentido de la oportunidad y un poco mejor que el resto de los presidenciables que tenía el peronismo. En todo caso, fueron los otros los que lo hicieron progresista... Pero convengamos que en el actual contexto internacional, con tasas bajas y commodities caras, hasta De La Rua podría ser un gran estadista.
Que el tipo pueda hacer más guiños hacia la izquierda que cualquier otro es resultado de las condiciones en las cuales se convierte en candidato primero y presidente después. Que sigamos viendo progresismo en él habla más de cómo se ha quedado fijada la segunda vuelta que nunca fué (no cabe dudas que, frente a Menem, él sí uqe es progresista, y mucho) en nuestra composición de la realidad.
Por otro lado, resulta interesante el divorcio entre esta "fijación" político-mental respecto del "cambio de expectativas" del que hablabamos en el post sobre Lilita. ¿Qué lectura surge del cruce de ambas cuestiones?

escriba dijo...

General querido:
Como ya hemos visto en este blog, las contradicciones de este gobierno son flagrantes. Ahoooooora:
Fijate que justamente muchos de los guiños "a la izquierda" del gobierno le paran los pelos a varios por eso mismo que vos decís.
Cuando leés La Nación es "qué necesidad tiene este tipo de zarandear los derechos humanos y prestarle el país a chávez para que haga bardo si incluso con ellos haciendo sus negocios ahí nosotros la estamos pasando bomba, mejor no hagan olas".
Varias cuestiones que decís son reales, pero no todo es lo mismo, me parece.
Sobre la impericia y color más que gris de la oposición no me meto.
Resumo: tenés razón en varias cosas, pero también la política está ahí y a veces se dan cosa sinesperadas.
Lo más certero tuyo es: "mientras no haya conflictividad social ni peligre su hegemonía política, no van a largar nada más hacia abajo". De eso se trata la política, por ahora, amigo.
Saludos

Anónimo dijo...

En momentos de efervescencia electoral, el mejor modo de presionar a quien ejerce el gobierno es fortaleciendo a la opocisión con agenda más próxima.
Creo qeu es importante que nadie gane en primera vuelta, y una vez en ballotage, se verá (para eso está el ballotage). El caso paradgmático es el de Francia: qué hace el "progresismo" o "la izquierda" puestos a tener que elegir entre Chirac y Le Pen?
La extrapolación criolla -y esa es la gran pregunta del millón-sería: qué hace en esa situación el "voto nacional y popular"?
Quizá suene muy posmo, o muy nostálgico del "que se vayan todos", pero tiendo a pensar que debilitar todo macro-liderazgo es el mejor modo de empezar a hacer una política más arraiga en lo "micro".

escriba dijo...

Ta bien la idea.
Saludos