viernes, marzo 16, 2007

No quieren invertir ni medir

Por lo que leo por arriba, la economía parece estar llegando a una especie de cuello de botella, del que la inflación es sólo un aspecto. ¿Qué pasa con la inversión? En el cuarto trimestre de 2006 aumentó "sólo" 14% contra 26,9 de mismo período de 2005. En todo 2006 la suba d ela inversión fue de 18,7. En 2005 había sido de 22,7. El capo de la Fundación Mediterránea (sí, todavía existe), Gabriel Sánchez, leo en El Cronista, dice que:
"Si esta tendencia se consolida, la oferta de bienes crecería en torno al 7 % mientras que la demanda aumentaría muy posiblemente más de un 10%. La diferencia se zanjaría con inflación y caída de las exportaciones netas". Por eso reclama (otra vez sopa) "transformar la inversión en la locomotora del crecimiento, a la par del consumo privado, lo que requiere una rentabilidad estable y una certidumbre acotada".
¿Cómo es esto, macho? Tienen la mejor relación entre capacitación y costo de la fuerza de trabajo del mundo, un mercado laboral que sigue bastante flexibilizado, un crecimiento a tasa china por cuarto año consecutivo, no hay turbulencias políticas a la vista ¿qué más quieren de nostoros para sacar la billetera e invertir? ¿Esclavitud, servidumbre?

5 comentarios:

Ana C. dijo...

¿Confianza en el futuro? ¿Un poco más de seguridad institucional?

escriba dijo...

Ufa, Ana... vos conocés del tema. En primer término, venimos de 2001 que si mirás los números son más o menos los de una guerra para cualquier país.
El segundo problema en países como el nuestro es que "confianza en el futuro y un poco más de seguridad institucional" es leído por los empresarios como carta blanca para hacer cualquier cosa porque no hay acuerdos posibles acerca de que todos vivimos en un mismo país. Está sumamente fragmentada la cosa. En Europa, cuando decís "confianza en el futuro y un poco más de seguriad institucional" existe un horizonte común que implica que los beneficios de eso van a llegar a (casi) todos y todas. Todos somos franceses, todos somos belgas, todos somos holandeses, todos tenemos derecho a que los beneficios de esa confianza y esa seguridad lleguen a (casi) todos. Aquí no.
¿Cómo hacemos entonces?
Saludos

charlie dijo...

Ellos lo que quieren es hacer lo que se les de la gana y pagarle dos pesos a los empleados.
Como siempre.

Ana C. dijo...

Mire, si yo tuviera la receta mágica se la contaría. Llevo como treinta años tratando de descubrirla sin demasiado éxito.

escriba dijo...

A no desanimarse.
Saludos