lunes, marzo 26, 2007

¿Mide el progresismo de derecha?

Resulta que anoche me lo veo a González Fraga en un programa de cable diciendo que este gobierno no es progresista, cosa que puede ser. Los argumentos del neo-lavagnista eran buenos:
a) Los pobres, en caso de recibir, reciben apenas un plancito de 150 pesos.
b) Los ricos tienen un montón de subsidios. Ejemplo: un tipo que carga nafta en su cuatro por cuatro y llena el tanque, con lo baratito que está dicho combustible ya se comió un plan jefes y jefas él solito de un saque. Eso ocurre igual con el GNC, la medicina prepaga, el gas natural, etc.
c) El fulano no mencionó la suba del mínimo no imponible de Ganancias, pero bueno, esa es la idea.
c) Con el déficit habitacional que hay, el gobierno hace casitas pero son todavía pocas y está más interesado en hacer algunos negocios del tipo Enarsa o analizar en comprar Repsol que en hacer un keynesianismo o algo así con obra pública que sirva, como Dios manda.

La conclusión que sacaba el dueño de La Salamandra de todo esto era bastante más que interesante:
Que como el Gobierno tiene cooptado el voto de las clases bajas vía todos los tejes y manejes punteriles que ya sabemos que es el peronismo-explícito-realmente-existente-en-el-segundo-cordón-y-más-allá, bueno, más que nada se ocupa de mantener esa serie de privilegios desde las clases medias altas con i-pod para arriba.
Con esto igual al Gobierno le alcanza para que mejoren algunos índices sociales, pero muy despacito, mientras lucha a troche y moche para mantener la buena onda de los que tienen casita, auto, cable, educación privada, etc. Con lo cual se convierte en algo así como un gobierno no-progresista.

La verdad que realizó una argumentación muy buena e inteligente. Ahora, yo digo: ¿Por eso tengo que votar a Lavagna y lo que es peor a candidatos radicales y duhaldistas en todas las listas? ¿Por eso deberíamos avalar que aumenten las ganancias de las empresas vendedoras de gas, de nafta, de las prepagas y de todos ellos? ¿Por eso deberíamos tener un gobierno anti-Chávez como sería el de Roberto? Digo, no sé.

16 comentarios:

Diego F. dijo...

Ese es el gran problema de la Argentina: la falta de una oposición decente y que apunte a luchar por el pueblo. Mientras la oposición sean los lopez morfa, macri, lavagnas, etc -representantes del modelo que aceleró nuestra caida al abismo- este gobierno va a seguir con sus aciertos y con sus errores.

El problema es que siguiendo como viene hasta ahora (o sea, puro discurso y alguna que otra buena medida como lo de las jubilaciones), es cuestión de tiempo que la sociedad lo deje de apoyar y se vuelva a crear un vacío de poder.
Insisto en lo que siempre digo: no hay cambios estructurales y pareciera haber perdido la audacia esa que el gobierno tenía al principio de su mandato, por más que siga simpatizando con sus elocuentes discursos.

Saludos.

escriba dijo...

Ta bien eso.
Saludos

ARTEMIO LÓPEZ dijo...

Entre otras cosas que vendió Fraga... La Salamdra, Escriba. salu2
PD: Vos no le crees.Se nota

manolo dijo...

Escriba
No lo escuche a “Fraguita”, pero por la calentura que tenes, supongo que los argumentos son indiscutibles.
No te convence el relleno de las listas, pero si el Frente para la Victoria sigue la línea del Compañero Daniel, ¿Cuál es la diferencia?
Este espacio discursivo, ¿no es el que esperábamos que ocupara el ARI?
¿Es este último detalle el que realmente te fastidia?
Porque a mí, la verdad me jode
Un abrazo y voy a preparar mas chimichurri para escuerzos

Maria Esperanza dijo...

Pero entonces, el Coronel Fraga, ¿a quién votarìa? Con estos criterios, no queda un candidato en pie. Y me extraña que sea Fraga el que pide más socialismo.

escriba dijo...

Bueno, estimados todos y todas, digamos lo siguiente:
Los argumentos estaban inteligentemente planteados, más allá de quién sea el dueño ahora de la empresa de dulce de leche "boutique".
Creo que la cosa es más o menos así y de aquí la riqueza del tema:
a) A la derecha (llamo derecha a los que quieren la paz de los cementerios y que no haya nada imprevisible, ni que nadie haga olas, ni que nadie se junte con Chávez, ni que nadie zarande La Perla, ni que a nadie se le ocurra llegar a dar un aumento por arriba del 14,5, etc), ya a esta altura no le queda más que correrte por izquierda, porque el resto a la gente, ni fu ni fa. Si no, La Nación sería el diario más vendido y habría posters de Morales Solá hasta en la casa de mi tía. Y sobre todo si no hay izquierda-izquierda (si no les llegó el cable de último momento, Lilita está en una especie de neo-derecha-wojtylista).
b) Ante esto, en el marco de "un país en serio o algo así" estamos llegando a un punto en que todo empieza a ponerse interesante. Esto es: cuando Bernardo Neustadt promovía la privatización de Entel también te corría por izquierda, porque Entel era VERDADERAMENTE inequitativa e ineficiente al final y los Ferrocarriles también (luego de la bruta descapitalización que le pegó la dictadura, Alfonso y el primer Menem).
Es como el debate por la universidad: yo no quiero ver más un Audi en el estacionamiento de la Facultad de Derecho de la UBA, pero por eso ¿hay que arancelar y tener universidades como las brasileñas donde entran poquitos?
Léase: no quiero ver más a De Vido, pero por eso ¿tengo que tirar del Perito Moreno a Kirchner?
No quiero que levanten el mínimo no imponible de ganancias sin dar debate sobre el IVA, pero para eso ¿tengo que hacer un cacerolazo para que vuelva Cavallo?
Me parece eso, que estamos llegando a un punto en el que se acabó el hueveo y hay que discutir pesadamente temas en serio: queremos un país más incluyente y romper la inercia distributiva con la que venimos, o no.
Y hay que apurarse porque si hoy te corren González Fraga y la Iglesia Católica, mañana te corren hasta la Revista Cabildo y Cherasny con los pectorales de plástico.
No sé si me expliqué.
Saludos

manolo dijo...

Escriba
Adhiero, por eso hable de tu calentura.
Si Chiche Duhalde parece La Pasionaria al lado de Alicia K.
Solo pido un gesto de “no entrega”
Los muchachos de la city ni siquiera están planeando un golpe de mercado, de tan conformes.
Ponele que mañana K lo llama a Montoya, para que prepare una reforma integral del sistema impositivo.
El desparramo seria maravilloso.
Te lo imaginas al “pirata” discutiendo con Macri, Fraga, LM, Cachanosky y Artana.
Tratando a los evasores de delincuentes sociales.
Planteando que por la Ley de lavado de dinero, si te descubren plata no declarada, tenes que demostrar que no la hiciste vendiendo drogas.
Que el empleo en negro es equivalente a la reducción a la servidumbre.

No es mucho, solo un gesto.
Un abrazo

General Disordeer dijo...

che, denme de lo que estén fumando, porque parece que pega fuerte!!!!!
Fuera de joda: Peter Sloterdijk tiene un nombre para esa situación en la cual el trucho acusa al trucho por ser trucho: eso se llama Cinismo, y es el principal bien (transable y no transable) de nuestra cultura política en todo el ancho de banda del espectro, incluída la "política de los espectros" que da forma a la peronológía que tanta energía consume en este blog.
Los argumentos son buenos, vengan de donde vengan. Afortunadamente, conocemos de dónde vienen....
En este contexto, no nos queda otro que los votos "testimoniales", aunqeu más no sea por romper las tarlipes...
Aguante, Luisito Z!!!! Vas a volver a la legislatura de mi mano (y esta vez, no te hizo falta salir a vender que vendías libros)!!!
Un abrazo post-pero-troskista (che, cada vez se me complica más saludar!)

Anónimo dijo...

Gral.
¿No conocías los efectos alucinógenos y afrodisíacos del Escuerzo asado?
No sabes lo que te perdes. :-P
Testimonial, ¿como lo del filosofo de San Martín en Catamarca?
Un abrazo ¿esquizo?
manolo

Maria Esperanza dijo...

Escriba: presciente lo suyo. La Iglesia hoy presentó un "plan" a "empresarios y sindicalistas" para "avanzar en grandes consensos sociales y políticos contr la pobreza". Si te corren los sotanistas por izquierda, tenés que preguntarte que demonios estás haciendo.

escriba dijo...

No son pocos los momentos del día en que me pregunto qué demonios estoy haciendo, quévacer.
Manolo: Lo de Montoya lo pensé varias veces.
Disgersión al margen. En un gobierno "light" yo no me perdería de hacer una cosa (va una idea gratis para los oficialismos de turno): un Montoya (intocable) de los accidentes viales. Con un poco de guita reducís la mortalidad en las rutas a lo pavo en un par de años.
Saludos

General Disorder dijo...

Ponganse de acuerdo con ustedes mismos!!!!
Si quieren ser gente "progre", bánquense la primera "conquista", que es haber corrido el espectro: que la derecha hable como la izquierda no es muy diferente a los momentos en que la izquierda habló como la derecha, que en nuestra historia han sido muchos más, y muchos más largos. Pero precisamente ahí es donde ganaba la derecha: en que siempre marcó la cancha.
Ahora la cancha se corrió, pero más por necesidad que por virtud: y si la derecha habla como la izquierda, habrá que preguntarse por qué entonces la izquierda no puede ver en ello un triunfo ideologico, y en cambio se inquieta porque sus adversarios sele parezcan.
Al mismo tiempo, resulta interesante ver que ahí también el naufragio por izquierda: no puede recoger ni articular ninguna demanda emergente (y eso que hay muchas...) a no ser que cuadren en un marco que cierra a costa de dejar todo del lado de afuera.
En fin...
Un abrazo anarco-populista (¿mide?)

Ulschmidt dijo...

La oposición no tiene cuerpo ni lo tendrá: la Argentina cambia de gobiernos por colapso del precedente, cosa que ni se avizora ahora.
Que el K-ismo discursea pero arregla con los factores económicos y sociales de poder... desde luego! Por mas bombo que le pongan, vamos llegando a la "Argentina standar": 30 % pobres - 10 % desempleados - 10 o mas indigentes - 40 % empleo en negro y ahí se para. En 1994 no era peor (era mejor inclusive). En los 80 no era peor. Sólo es mejor comparándolo con el pozo de la última crisis ( Menem decía lo mismo pero usaba la crisis del 89 como referencia)
No hay más ideas sobre cómo atacar "núcleos duros" o como se llamen y sí hay mil trenzas que respetar, de Moyano a las empresas de obras públicas que negocian con De Vido. Y un montón de gobernadores e intendentes nepotistas en la lista de pagos.
Y de todos formas no cambiará hasta que se abisme alguna crisis - inflacionaria o como sea - lo cual no ocurrirá sino hasta el siguiente turno de gobierno. Recién ahí aparece algo que se llame oposición, siquiera por un rato.

escriba dijo...

General y Ulschmidt, dos puntos altos del debate.
Saludos

manolo dijo...

Escriba
Como la contestación a Gral. es muy larga la escribí acá
http://deshonestidadintelectual.blogspot.com/2007/03/insatisfaccion-al-cuadrado.html
Un abrazo

General Disorder dijo...

Ley su deshonestidad, manolo, pero la verdad es que quedé absolutamente confundido: creo encontrar que estamos diciendo lo mismo en muchos de esos lugares donde usté parecería que intenta hacerme alguna observación. No digo que la derecha sea buena al hablar como la izquierda. Digo que la derecha que ganó, aún cuando fue derrotada después, no dejó de ganar, y tal como está le alcanza la sesión de maquillaje discursiva que impone la agenda de los últimos años. Además, convengamos que hoy por hoy por hoy alcanza con muy poquito para parecer "de izquierda"... si hay quienes ubicaron en ese lugar a lilita!!!Por los tres puntos q usted señala, nada que objetar.
En el otro post lo dije clarito: es importante que haya segunda vuelta, xq es lo único que puede introducir la necesidad del Dr. K de ampiar el espectro de demnadas de las cuales hacerse eco. Si para eso hay que votar al que sea, cada uno sabrá cuánto estómago tiene. Por de pronto, yo ya anuncié públicamente mi voto en capital.
un abrazo manolista