sábado, marzo 29, 2008

El tan temido "malvinazo" y el abismo de no medir

Esta mañana las posiciones parecen haberse extremado en el conflicto entre los que llevan adelante el lock out del agro y el Gobierno. El martes habrá una movilización a la Plaza de Mayo. Mi cabeza va muy rápido en este momento.
Pienso que los que nunca se jugaron por nada luego de la tragedia de los años 70 siempre salieron bien parados. Pienso que los que sostenemos que este gobierno democrático tiene legitimidad para intervenir en la economía quizás estemos cometiendo un gran error. Pienso que esta semana, a los que sostuvimos tan siquiera esa posición nos llamaron fascistas, reaccionarios, quebrados e ignorantes. Pienso que quienes pensamos como pensamos, que en esta oportunidad se juega la posibilidad del Estado democrático de modificar el estado "natural" de las cosas, incluso de meterse con la "propiedad" o las "utilidades", quizás estemos ayudando así a personas despreciables. No lo sé.
Pienso en si los amigos de Federación Agraria o los escritores, periodistas y políticos que nos llaman fascistas o reaccionarios tendrán este tipo de dudas acerca de sus propias posiciones. Jactancia de los intelectuales, que le dicen. De algo de esto versará mi primer post en http://artepolitica.com. ¿Falta mucho para el lunes?

Autor de la foto.

13 comentarios:

Mendieta dijo...

Caramba, yo sabía que algo me estaba preguntando sin saber qué.
Son buenas preguntas las suyas.

Anónimo dijo...

Escriba, usted es un individuo muy ignorante. Una de las cosas que siempre me llama la atencion es cómo puede ser que personas tan ignorantes como usted ocupen cargos dirigenciales, o lugares o emprendimientos importantes en el mundo del marketing politico.
Pongamos que ud. trabaje con A.Fernandez.
A.Fernandez es un gestor. Hombre de praxis. La praxis politica en Argentina es una ciencia/materia que han aprobado ya miles de personas. Es una universidad que ya ha entregado miles de egresados. Muchos mas que los de medicina, contados, abogacia.
Es un oficio tipo educacion terciaria, praxis, facil de aprender.
Dicho oficio ya ha entregado hace años todo su potencial: la praxis politica. Tecnologia de praxis politica.
Pero la carrera completa de conduccion politica, requiere tambien de otros conocimientos. No basta con ser una persona profundamente ignorante como ud. o sus jefes, aun teniendo aprobada la materia de praxis politica.
No ven el desorden institucional a que se encamina la Argentina, de la mano de la crisis de su economia que recien empieza, crisis que tiene tenazas en los 360 grados?
Ustedes, tipos ignorantes pero con aquella materia aprobada, se meten a hacer experimentos en un universo que desconocen profundamente. Arman blogs y todo lo que quieran. Pero ahora no pueden evitar una recesion que puede ser muy dramatica. No lo saben hacer, porque no tienen idea de como desandar su propio camino.
Ud. sabe lo que significa desandar el camino atenazado en los 360 grados que transitaron?
Pierden el poder o los mercados colapsan. Esa es la tenaza de 360 grados. Donde crean que haciendo tal o cual cosa pueden preservar ambas, van a perder el poder al mismo tiempo que los mercados colapsan.
Las carteras politicas que diseñaron son ahora como una de esar torres armadas con naipes.
Es muy probable que pierdan absolutamente todo.
Eso es por ignorancia. No por otra cosa. No alcanza con la materia praxis politica y gestion.

Nestor Perlongher dijo...

parece que a muchos kirchneristas esta situacion los hace mirarse al espejo,y la verdad es que lo estan viendo no les gusta demasiado,pero como estan en el baile,bailan,ojala que l abuena gente,que estoy seguro las hay,salgana tiempo y no se conviertan en complices voluntarios del progresismo fascista.

Coki dijo...

Escriba, insisto con mi postura: creo que la discusión no es si el Estado puede/debe intervenir en la economía o no.
Me parece que el tema pasa por si cambiar las reglas de juego permanentemente, mentir sobre la inflación, anunciar un tren bala imposible, pero luego ir a NY a decir "Argentina es un país excelente para invertir, vengan!" alcanza.
No planteo una discusión moral o ideológica. Sólo digo que, sin inversión y dilapidando un momento increíble de los términos del intercambio, en 2 años el país vuelve a caer y peor que en 2001.
Por qué nadie se fija en el motor del crecimiento de países como Irlanda, China y hasta Chile en los últimos años?
De mi parte, no es una pelea gobierno vs campo. No sé lo suficiente de estos últimos como para defenderlos. Pero tengo claro (a mi entender) que no se puede seguir destrozando el país asi.

Diego F. dijo...

Creo que hay un punto político que en muchos análisis se soslaya. Los K gobernaron a la teflón: nada se les pegaba. Ni san vicente, ni el hospital francés, ni Geréz, ni de Vido, ni Jaime, y podría pasarme la vida enumerando. La oposición quedó relegada al rol testimonial y la falta de diálogo que el gobierno sostuvo durante mucho tiempo los dejo bien calientitos. No hace falta ponerles nombre, se entiende creo. No tenían por dónde entrarles. El conflicto del campo permitió una pequeña perforación en la coraza k y cada actor político adverso a él (incluso algún que otro aliado circunstancial) mete el dedito en el agujero para agrandarlo. Muchos dedos todos en el mismo agujero con un mismo objetivo.

Por eso es que de repente ante un actor con poder de fuego se encolumnan detrás -algunos explícita, otros subrepticiamente- del conflicto, y si bien la bandera aglutinante es "el campo", está claro que el tema no pasa por ahí. Lo que buscan tiene un objetivo político claro y es debilitar lo más posible al gobierno. Si se lo pueden llevar puesto mejor.

La estrategia de la oposición creo es obvia más allá de la apariencia de razonabilidad en el tono de algunas de sus declaraciones: radicalizar lo más posible el conflicto y mantener la intransigencia todo lo que puedan. Pondrán mil excusas, pero lo último que quieren estos sectores es que se solucione el problema del campo. ¿Cómo van a dejar pasar el único recoveco por dónde pudieron entrarle al gobierno?¿permitirle superar esta crísis política y que recupere su hegemónico poder cuando lo tienen agarrado de las pelotas?

Saludos!

Néstor Sbariggi dijo...

Escriba: Todos tenemos dudas pero tambièn alguna certeza. Sigo creyendo en que se debate la potestad del Estado de intervenir en la economìa y la distribuciòn de la renta.

Anònimo: "Pierden el poder o los mercados colapsan" O sea, "que gobiernen los mercados". Me queda màs claro ahora.

Diego F: El que cobra serà el que ofrezca mayor grado de gobernabilidad. Es lo que intenta comprar Carriò con sus acuerdos con Puerta y peronistas que se van a quedar con la ñata contra el vidrio. Concuerdo con Artemio que su posiciòn en el conflicto la aleja màs de lo que la acerca.

Y màs vale que los que no se juegan salen mejor parados, siempre les queda la opciòn de la tìa arpìa que tenmina diciendo "vieron? yo les dije..." Pero me chupa un huevo, no discutimos en el limbo. Decime fascista y anda a cacerolear con Cecilia Pando.

Saludos

Anónimo dijo...

Estimado Escriba,

Mejor deje pasar el comentario del salame de las 12.52 PM. Concentrémonos en lo importante.

Se pregunta usted si "los que sostenemos que este gobierno democrático tiene legitimidad para intervenir en la economía quizás estemos cometiendo un gran error". Por supuesto que no. Precisamente para eso se elijen los gobiernos; para que intervengan en la economía. Si estamos "ayudando así a personas despreciables", yo tampoco lo sé. Tal vez no sea lo más importante en este momento.

Le paso un dato alentador: el PCR y Quebracho, indicadores inequívocos de por dónde NO hay que ir, ya se sumaron a la cruzada goriloide. Así que tranquilo, que estaremos mal pero vamos bien.

Al respecto, le comento que, como nunca, fue tan oportuno un post reciente suyo, sobre peronismo y antiperonismo, por parte del canadiense Osteguy. Este muchacho debe estar ahora recorriendo con sus becarios las calles de Belgrano y la Ruta 14. ¡La de tesis que van a salir de todo esto!

Ahora, con respecto a la extremización de las posiciones, yo le sugeriría al gobierno que el lunes haga una modificación al porcentaje de retenciones a la soja. Digamos que por ahora, hasta que no se apruebe una Ley Nacional de Retenciones Móviles Agropecuarias, las retenciones no podrán ser mayores al 40%. Menos de lo que quiere el gobierno, pero más de lo que piden lo chacareros. Así como el gobierno está acorralado a no ceder, muchos pequeños productores están también acorralados en sus propias posiciones. El gobierno fue conciliador el jueves, pero las palabras no alcanzan. Hagamos una cosa intermedia hasta que surja una buena ley (no un decreto) producto de la discusión con todos los sectores. Ahora hay que descomprimir, evitar muertos, desabastecimiento y polarización. Este último es el juego que juega chusma como Carrió o la Sociedad Rural, que a la mañana echan nafta al fuego y a la noche, ante las cámaras, la juegan de Madre Teresa.

Otra cosa: sí, es un modelo de país lo que se está discutiendo. Nada más ni nada menos. Por eso mismo, el gobierno (al que yo apoyo) debería ayudar a que el debate esté a la altura de los acontecimientos.

Hasta ahora, a la coalición K le alcanzó con los decretos. Si eran DNU mejor. Esto, me parece, se acabó. Lo mismo con el manejo de la plata pública. Más allá de la cruzada anti-bótox de las señoras de Belgrano, mucha gente está harta de la desprolijidad presupuestaria.

Finalmente, un comentario del cual solo yo me hago cargo, ya que inmediatamente me van a tildar de fascista. Está de moda basurear a Luis D’Elía, el facho, el Camisa Negra, el jefe de la Triple K, el Profeta del Odio, etc. Ahora bien, Ramble Tamble puso en un post el video no editado del momento en el que D’Elía trompea a un tipo que le acaba de gritar, con el dedito índice acusador, “¡Mercenario!”. Ya sé, está feo pegarle a la gente. Sin embargo, me pregunto si yo mismo, en las mismas circunstancias, no hubiera hecho lo mismo. Pocas horas más tarde Fernando Peña entrevistó a D’Elía. Usted tuvo la amabilidad de postear la entrevista, que escuché varias veces. La entrevista comienza, literalmente, así:

FP: Tenemos una nota de colorrrrrrr... Adelante por favorrrrrr…

LD: ¿Qué color?

FP: De color, de color negro, porque está Luis D’Elía del otro lado de la línea. Hola Luis, Fernando Peña te saluda. ¿Cómo te va?

¿Se entiende? Fernandito Peña comienza su entrevista diciendo, más o menos, “Hola, negro de mierda, ¿cómo te va?”

Saludos a todos de Astroboy

Anónimo dijo...

Me parece interesante debatir, con motivo de la crisis política que vive el país, nuestro futuro. Y no hay futuro sin presente, y lamento que en este presente se nos quiera enchalecar, tanto desde los medios de prensa como desde los blogs alternativos que suelo leer para escapar de los masca trapos oficiales –como este que venia gustándome bastante-, en la lógica binaria, peronismo vs antiperonismo, populismo vs oligarquía, intervencionismo vs liberalismo, etc, etc. Lógica que nos ha llevado en los últimos dos siglos de nuestra historia a seguir siendo esto que somos, la civilización bicorne, la civilización de las vacas y el grano, tal vez ahora también del petróleo y los tubos sin costura!!
Está claro para mí, que si bien es correcto que el estado intervenga en la economía, y más ahora que hasta la FED esos apóstoles del liberalismo está interviniendo en el sistema bancario norteamericano para apaciguar el derrumbe que se nos avecina, está claro digo, que el dinero de las retenciones no ha servido para prepararnos para el sombrío futuro que se avecina. Seguimos siendo, fundamentalmente esa civilización de apacentadores de vacas, seguimos siendo esa civilización de la industria liviana, seguimos siendo en fin una nación dependiente. Tan dependiente que el grueso del dinero que extraemos al campo, sin diferenciar pequeños productores de medianos y grandes oligarcas, va a parar al pago de los intereses de la deuda externa.
El carácter “popular” de este gobierno me va de madres porque tras esa fachada, esos discursos que incluso reivindican que sean los trabajadores los que mediante los mentirosos índices de inflación y la representación sindical fraudulenta sigan sosteniendo el enriquecimiento de la oligarquía industrial me parece que no tiene nada de “popular”. Tampoco es de un gobierno popular denunciar la situación de los peones rurales, cuando nada a hecho este gobierno en los últimos 5 años por ellos.
Lamento estar defraudada de tantos campismo estéril, o detrás de la oligarquía agraria o detrás de la oligarquía industrial, sin contar que son hermanos en la defensa de la propiedad, de sus propiedades y de su ganancia. Lamento entonces, que estos espacios no sean una alternativa y sólo repitan medias verdades encolumnándose tras una de las fracciones de las clases dominantes.

Anónimo dijo...

Finalmente, la discusión se puso interesante. Voy a tomar en cuenta en particular algunos comentarios de diego f y astroboy
1- Está claro que hay un estilo que debería agotarse aquí. el matrimonio k se quedó sólo con "los del palo" y, de ahí en adelante, sólo juntó un ejército de ninguneados -de adentro y de afuera- que los llevó a esta situación. En ese sentido, aún la mejor de las recomposiciones sigue siendo una derrota política de los k, pero esta vez a mano de los Puerta, Duhalde, y siguen un par de firmas más.
2- La derrota política es al mismo tiempo un retroceso discursivo, pero ahí la responsabilidad es por entero de que Cristina hubiese aceptado dar ese discurso. Quien lo escribío es un irresponsable que, de puro matón, nomás, convocó a todos los fantasmas juntos: las cacerolas del 2001, las sirenas de los falcon del proceso, el gorilismo de los 40-50... Demasiado.
3- Por este motivo debería ser entendible la "indignación" de ciertos sectores que en capital seguramente habrán votado a filmus, más allá de la amenaza de pegoteo con el norte de la capital, pero también con cierto lumpenaje político siempre disponible para cualquier cosa (¿o acaso vamos a creer que la consigna "que se vayan todos" y las banderas argentinas del 19 eran ajenas a gente del palo de, por ejemplo, un Seineldín?). Esta indignación tiene motivos de consideración: la inflación y los dibujos del indec, el manejo a discreción de las cajas y -curiosamente, combinado con una protesta con foco en el interior- todo el "antiporteñismo" en las declaraciones ministeriales pos-eelctorales.
4- El gobierno tiene una oportunidad de pasar el "test del progresismo": si a partir de esto empieza la discusión sobre política fiscal y tributaria, si abre el juego hacia el congreso derogando la ley de emrgencia económica, etc.etc. Sólo con gestos en esa dirección podrá seguir arrogándose afinidades con el espacio progresista.
5- En este blog como en otros afines estuvo recorriendo la discusión sobre cualquier tema una supuesta polarización entre
"redistribución" e "institucionalidad". Incluso un político que me gusta llegó a decir que, puesto en la situación de tener que optar por una de las dos, optaría por la redistribución. Creo que el hecho de que la protesta del campo llegara al nivel de provocar esta crisis política habla no sólo de las limitaciones del armado oficialista, sino también de los límites de esta contraposición: no hay distribucion sin mecanismos de distribucion institucionales y abiertos a la participación de todos los posibles implicados. Si institucionalidad sin distibución es rancia injusticia liberal, distribucion sin institucionalidad es rancia injusticia a secas, porque la unica distribución que cuenta es el reparto entre los amigos.

Saludos a todos de Javier

marcelo dijo...

El derecho de propiedad no es un pricipio absoluto, asi lo ha demostrado el desarrollo jurídico incluso en los paises de mejor raigambre liberal. Esto es: LOS INTERESES MEZQUINOS DE LOS INDIVIDUOS NO PUEDES PRIMAR SOBRE LOS DE LAS SOCIEDADES. Estoy en primera linea para defender la democracia...si es necesario con los dientes.

Cine Braille dijo...

Algunos de tus posts de esta semana me parecieron excesivos y mal informados (en cuanto al productor rural y la ¿politica? rural del gobierno) pero a éste no sólo le celebro su honestidad y claridad: lo firmo con las dos manos. Estábamos preparados para pararnos, por reflejo, enfrente de Miguens o Huergo o los caceroleros de Recoleta; no estábamos preparados para enfrentarnos con la gente de Buzzi, quien no hace tanto cenaba con D'Elía. Me parece que es un sentimiento que compartimos muchos, pero no tenemos manera de hacerlo pesar. Si a alguien se le ocurre alguna manera, que por favor chifle.

Lindahl dijo...

Escriba, es paradójico, porque lo que está logrando el gobierno es REDUCIR "la posibilidad del Estado democrático de modificar el estado ´natural´ de las cosas" por su bajo nivel técnico.

Te sugiero el libro "Growing Public", de Peter Lindert (paper que resume algunas de sus ideas acá: http://www.nber.org/papers/w9869). Los estados que hoy manejan 40-60% del PBI de sus economías (sin contar regulación) lo hicieron con impuestos y gasto eficiente.

Y para que quede claro, cuando digo eficiente, uso la palabra en su acepción más liberal y neoclásica posible, onda impuestos menos "distorsivos".

escriba dijo...

Anónimo: Dejé de leer con la frase "usted es un individuo muy ignorante" porque las verdades contundentes suelen dejarme pasamado.
Néstor: Yo me siento en el bidet a pensar si soy "complice voluntario del progresismo fascista" pero le pido que usted y tantos hagan lo mismo sobre el sanitario que deseen.
Coki: Demasiados lugares comunes, no crea todo lo que dicen los diarios.
Diego: La oposición hace muy poquito para capitalizar ¿no?
Néstor: Alguna certeza también tengo.
Astroboy: muy interesante lo suyo.
Anónimo: ¿justo en este post me habla de medias verdades? Bué. Está bien igual lo que plantea, la única verdad es la realidad y faltan realidades.
Javier: ¿Por qué les importan tanto los mecanismo y no piden como algunos de nosotros que la-plata-llegue-al-bolsillo-de-los-que-más-necesitan?
¡Qué tara que tienen con los mecanismos, mamita querida!
Marcelo: Estemos tranquilos pero vayámos al odontólogo.
Cine: Es compleja la realidad, algo de eso quiero decir con este post.
Lindahl: Gracias por la lectura.
Saludos