martes, noviembre 24, 2009

"Primer punto" para un análisis del kirchnerismo que mida


"Como primer punto se tiene que explicar cómo se toman las decisiones en el Gobierno: nos reuníamos Néstor, Cristina y yo".

Nota completa.

Autor de la foto

11 comentarios:

Anónimo dijo...

Rescato varias cosas de la nota, especialmente esta:
-El poder es una cosa compleja porque te separa del mundo. Porque te espera un auto con chofer abajo, porque cuando te subís al auto la custodia pone música en vez de un noticiero, porque te bajás y se cuadran los soldados y la policía, y porque a todos nos toca la tarea esencial de "filtrar los llamados". Entonces, el poder da la posibilidad de alejarse mucho.
Abrazo, Diego P

manolo dijo...

Escriba

Compañero, Ud. conoce mi antipatía política por el Alberto y sus huestes.
Gracias a ellos Macri es el capo de la CABA, y Cleto es futuro Presidente Consensual.
Ahora bien; ¿cual Kirchnerismo prefiere?; ¿el de Junio de 2004 a Junio del 2008?, ¿o el de Junio de 2008 a nuestros días?
Difícil elección, ¿no? ;-P
Un abrazo

chubutense dijo...

Ahora, la mina que le hace el reportaje no tiene ningún filtro, eh.

Me pregunto hasta donde la no respuesta a las afirmaciones incontinentes de Ventura es un "ni lo contesto eso" o un "si, tenés razón".

Manolo, no se olvide del Motonauta, otra genialidad de Alberto.

Nicolás Tereschuk (Escriba) dijo...

Diego: Puede ser que sea así.
Manolo: No crea que el post es para exaltar la figura del entrevistado, eh.
Chubutense: Es un estilo como cualquier otro, a mí no me divierte mucho, pero ahí está
Saludos

rinconete dijo...

Hay algo que me hace definitivamente ruido en ese discurso superador del kirchnerismo a partir de un salto generacional y un cambio de estilo, con un Urtubey o un Capitanich como nuevos paladines de lo presentable.

El discurso de Urtubey, que también resalta su juventud como una virtud, que define como un objetivo trascendente la busqueda de consensos y se mira en el espejo de un Ominami argentino, podría ser compartido por cualquier joven pelele de la CC o por el motonauta matachorros.

La verdad es que en el fondo el estilo ríspido es irrelevante y la búsqueda de consensos no debiera ser el objetivo de la política sino el bien común. Las 4 o 5 iniciativas trascendentes de los gobiernos K me parecen más jugosas que lo que sueñan estos jovenes enanos peinados con raya al costado o el señor Miguens, un verdadero caballero según el ex jefe de gabinete.

Nicolás Tereschuk (Escriba) dijo...

Rinconete: Por supuesto que hay problemas en ese discurso, a mi entender. Ni hablar de la frase que resalto.
Saludos

Fede dijo...

Había leído la entrevista el domingo. Me disparó un poco hacia las propias reflexiones de Alberto F. (como aquella que resaltás en el post) y otro tanto hacia cómo los medios están construyendo opositores donde, hurgando un poco, te das cuenta no los hay. Un poco lo que señalás vos con insistencia a propósito de Lula, por ejemplo. Acá está el artículo.

Nicolás Tereschuk (Escriba) dijo...

Fede: Yo creo que sí hay un tono opositor en el entrevistado, pero que, obviamente no se puede oponer a lo que él mismo hizo en su momento.
Saludos

Martín (Latino) dijo...

Me pasa con A. Fernandez algo así como con, ponele, Fontevecchia o Asís: uno sabe bien lo que son, pero también creo que son dignos de ser leídos / escuchados, porque realmente tienen capacidad, y algo para contar que no es poca cosa. Hay que aprovechar el discurso opositor mas o menos razonable (no el de Carrió o Macri o Adrián Perez, que son pura basura) para ver si se puede sacar algo.

Algunas cosas que dice son interesantes, otras tiran a boludeces. La entrevista en sí es un mamarracho y la calidad la pone él, las preguntas son una berretada y algunas afirmaciones ni te cuento...

"Pero no olvidemos al que está en la popular, que se banca los codazos, que llega cansado..."

Bueh...

Anónimo dijo...

"Se excluyó a los pequeños productores y, sin embargo, no funcionó porque había una gran parte del campo en negro que no podía reclamar las compensaciones."
Esto se escapó en la edición? jajaj.
Saludos,
Velete.

rinconete dijo...

El punto es el que señala Nicolás, A. Fernandez no puede oponerse al sistema de mesa chica del que él formaba parte.
Si puede explicar, como creo que intenta hacerlo desde que renunció, que los tiempos cambiaron y la misma clase media que toleraba o incluso aplaudía los machetazos de K hoy pide más de sofisticación.

Más allá de que eso sea un pedido real de la opinión o una construcción de los medios (la popularidad de De Angeli matiza un poco la teoría de la clase media sofisticada), el drama es que no existe por el momento un K más sofisticado que Cristina. Los Urtubey, Capitanich, Boudu o Scioli, tipos educados que no se equivocarían con los cubiertos en lo de Chiquita Legrand, siempre encontrarían buenas razones para no arriesgarse con una ley de medios, con la asignación universal o con el fin de las AFJP.