sábado, noviembre 07, 2009

No mide

Por si importa:
  • No me gusta la reapertura del canje de deuda.
  • Ni la revisión del FMI.
  • Ni, si es que es cierto, que se utilizarían fondos del Banco Mundial para cubrir parte de la universalización de las asignaciones familiares.
  • Ni la reforma política. (No por el tema de los "partidos chicos" -me parece que en política no hay nada más feo que quedar "llorón"-. Más bien porque me parece que no es prioridad ni viene a resolver lo que supuestamente quiere resolver).
  • Y sobre la conflictividad sindical en determinados rubros, me parece: En general, estoy en contra de los paros que no son contra los empleadores, es decir que no son por salarios, condiciones de trabajo o defensa de fuentes de trabajo. Más allá de este criterio general opino que los sindicalistas que, con todos los recursos institucionales y monetarios que tienen no logran tener más afiliados que el resto en determinados establecimientos, mejor que re-nun-cien.

Autor de la foto.

9 comentarios:

durito dijo...

A boudou lo das vuelta y no se le cae una idea heterodoxa, como era eso de la economía con la derecha la politica con el centro y la cultura con la izquierda.Igual lo que mas me acreca al kircherismo son sus enemigos, porque con el tema del conflicto social, ta todo muy raro, a prestar atención, no?

Nicolás Tereschuk (Escriba) dijo...

Concuerdo.
Un abrazo

Jay-Z dijo...

Pero Escriba, una disidencia le planteo, Argentina tiene un problema grave, que es la bimonetización de su economía, y cuando uno tiene una demanda de dinero de este estilo, esta demanda se hace muy inestable. Y usted sabe los agentes actúan en manada (compran todos dólares, venden todos dólares), y una manera de que se desprendan de esos dólares es generar confianza.
Que es mas o menos lo que está tratando de hacer Boudou.
Pero uno tiene que mostrar una zanahoria. Que sería el canje y el monitereo del FMI.
Ahora después no me queda muy en claro que el gobierno tenga que salir a pedir deuda en dólares para gastos corrientes.
Y tampoco podemos hacer la gran vivimos con lo nuestro, porque en las elecciones el gobierno sacó el 30% de los votos, y para hacer un programa vamos con la nuestra (que los recursos están ehhh) necesitás ganar con muuuuchos mas votos.
En economía la correlación de fuerzas también cuenta. El ciclo económico determina el ciclo político y visceversa.
Un abrazo

Martín (Latino) dijo...

Escriba, puedo entender que no te guste la ley de reforma política porque afecta a los partidos chicos o porque te parece que no resuelve lo que quiere resolver (en realidad, tendríamos que acordar que es eso que quiere resolver). Pero el argumento de "no es prioridad" no es un buen argumento, lo mismo dijeron de la ley de medios. Se puede masticar y comer chicle al mismo tiempo, no hay dudas de que hay otras prioridades.
Saludos.

Martín (Latino) dijo...

Perdón, caminar y mascar chicle, je.

Nicolás Tereschuk (Escriba) dijo...

Martín: Lo que digo es que no me parece necesaria para sostener o profundizar cambios que ha desplegado este gobierno.
Saludos

Martín (Latino) dijo...

Bueno, quizá. Eso es discutible, de todos modos una reforma política es necesaria.

Rollo Tomasi dijo...

jaj, muy bueno escriba. yo pensé que este blog era kirnerista. lo más gracioso de los borocotizados es que dicen: "el gobierno cambió". es una delicia.

Nicolás Tereschuk (Escriba) dijo...

¿Borocotizado? Las contradicciones del gobierno están desde el inicio.
Está escrito en este blog, que celebró la asignación por hijo, como el suyo.
Saludos