miércoles, noviembre 19, 2008

Ni un despido más mide

Mientras algunos quieren vender una vez más que el problema en la Argentina es la legislación laboral demasiado "rígida", mientras se pone en duda la lucha de los trabajadores contra la Ley de Flexibilización Laboral, salgamos a pedir, como la CTA, ni un despido más. Prohibición de los despidos mientras dure la crisis financiera internacional. Que la variable de ajuste no sean los trabajadores. 

7 comentarios:

Abuelo Económico dijo...

Claro! Escriba, genial, que sean las empresas...

Lindahl dijo...

¿Qué hacemos con la PyME que apenas cubre costos que cae por debajo de la línea de flotación por la recesión?

¿que cierre?

¿la subsidiamos?

me parece mejor ampliar el Jefas y Jefes.

Jay-Z dijo...

Yo creo que hay mas problemas, primero que las economía esta muy concentrada y muy extranjerizada. Eso no se puede cambiar de un dia para el otro, y especialmente lo segundo, las decisiones no se toman aca y la variable de ajuste siempre es en la periferia. La otra es la historia económica de los argentinos, cuando hay auge se consume y se invierte muy fuerte, hay depresión y se revierte todo muy rápido.
Lo mas lógico seria que haya trabas mas rígidas para los despidos, no despidan por si las dudas, y que se expanda el plan jefes y jefas y que lo suban a 300 pesos, (mas todas las otras cosas), que empiecen a funcionar los estabilizadores automaticos por favor.

Anónimo dijo...

Genial. ¿Y ya que estamos porque no prohibimos también la pobreza, la tristeza y la muerte?

emepe

Anónimo dijo...

se ve que el neoliberalismo te pego fuerte anonimo de las 6.25. comparar una organizacion de la economia y la sociedad con la tristeza y la muerte no te parece que es "naturalizar" un poco una relacion social?
!que barbaro! lo que avanzo el neoliberalismo en las mentes de nuestro pais

Martín - Destructor de Mitos dijo...

Tengo otra medida: "Prohición de la infelicidad. Que los felices no sean la variable de ajuste de los momentos trágicos".

Si todo se pudiera evitar por ley, estaría de acuerdo con vos...

Aunque, debo reconocerlo, un poco me gusta el tema: los grandes empresarios se lo tienen bien merecido. De ahí a que la amenaza del gobierno sirva para algo en las empresas chicas (que concentran aprox el 70-80% del empleo) es otra cosa bien diferente.

Saludos!

Martín dijo...

Yo no se si estamos todos locos... ¿que van a opinar ahora? ¿que el empleo está demasiado desflexibilizado? volvamos a los tiempos de la esclavitud directamente.

Se habla de no despedir a los trabajadores, ¿es una locura eso?

Que los empresarios ganen un poco menos y se banquen tener a los trabajadores en tiempos de crisis, no puede ser que siempre la variable de ajuste sea la mano de obra y que admitamos que un tipo se quede en la calle en favor de la rentabilidad de una empresa. Y cuando hablo de rentabilidad está claro que no hablo de mil o dos mil pesos por mes.

Saludos.