martes, noviembre 18, 2008

Al final no midió el Correo Argentino pero ahí va

No me llegó al final el libro de Esteban Schmidt, pero bueno, algún día llegará para que lo lea o tendré que comprarlo. Cumplo igual con recomendarlo porque me gustaron algunos textos del autor.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Es decir, estás recomendando un libro que no leíste???

Lava

Fernando Cassia dijo...

A mi un sobre de Malasia me tardó 3 meses... la clave fue QUEJARME QUEJARME y QUEJARME.

Supongo que en este caso estamos hablando de un envio interno dentro de Argentina... así que pedí el tracking# y entra a correoargentino.com.ar ... después usá la página de quejas...

Tampoco viene mal ir a tocar el timbre al portero, si vivis en edificio. (Son conocidos por recibir cosas en [nuestro] nombre y después dejarlas tiradas en cualquier lado).

FC

Fernando Cassia dijo...

Me olvidé el glink ;)
FC

Ariel dijo...

Buena decisión, Escriba. Sólo leí, por trabajo, unos 12.000 caracteres, que estaban muy buenos. Schmidt es un tipo que ha madurado su estilo (su gancho, su dulce) y tiene experiencia y memoria de nuestra polis, hasta la amargura, y también de vuelta de ella.
¡Que se difunda y que se vote, compañeros!

Anónimo dijo...

http://www.criticadigital.com/index.php?secc=nota&nid=14287