miércoles, diciembre 13, 2006

Mediría la argumentación: ¡participe!

Propongo y espero la participación en comments:

Tres argumentos de por qué mide votar pingüino o pingüina el año próximo / Tres argumentos de por qué no mide votar pingüino o pingüina el año próximo.

Mide:
  • Por la política de Derechos Humanos
  • Por el reposicionamiento del rol del Estado (injerencia en el ámbito económico y social) y el desmantelamiento del discurso neoliberal en la Argentina.
  • Por la política exterior, sobre todo lo expresado en la Cumbre de las Américas de Mar del Plata.
No Mide:
  • Por los aliados: Intendentes del conurbano, banquero Jorge Brito, Daniel Hadad, gobernadores del PJ.
  • Por la falta de voluntad para desmantelar el modelo neoliberal que implica avances muy lentos en la reversión de la distribución regresiva del ingreso.
  • Por Julio De Vido & Co.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Mide:

1) la tendencia hacia una nueva configuración de la relación costo- beneficio de la fuerza laboral

2) Instaló temas (corte suprema, derechos humanos, politica latinoamericana), que estaban vedados en el pasado, levantando con ello, la discusión sobre los limites del status quo

3)Inauguró un ciclo para que luego sea continuado por otras generaciones que acelerarán lo que el kirchenerismo por su propia naturaleza no hará (en especial el item: distribución del ingreso, la madre de todas las batallas, la que define la orientación de un gobierno)

No mide:

1) Su poca voluntad de avanzar hacia un estadio superior en lo que hace a repartir la teca o mejor restituir la transferencia de ingreso de los sectores adinerados a los mas pobres.

2) Su autoritarismo al pedo, es decir sin orientación salvo la de reproducir el propio poder. A veces los grandes cambios requieren de esa voluntad roussoniana para poder implementarlos y consolidarlos. Los de K son para cuidar su propio poder

3) Esa ligazón comercial a los grandes grupos para alimentar sus arcas propias (el ejemplo más paradigmático es Repsol)

Abrazo
Erik

Cine Braille dijo...

Verdaderas razones por la que terminaremos votándolo:
1) queremos creer aunque sea un rato
2) las alternativas superadoras no existen (ver el blog de Artemio: Heller, Bonasso ¡Ibarra!)y la derecha está siempre ahí, esperando oler sangre, como los tiburones; frente a eso, uno se resigna a, al menos, mantener las posiciones conquistadas.
Sería hora de notar que este gobierno es muy sensible a la gente en la calle, en especial a la de clase media. Si no hay alternativas electorales, al menos debería ser posible marcarle la agenda (cosa que le disgusta profundamente a K). ¿Cuánto duraría esta estructura impositiva si empezara a haber marchas en contra? Ya vimos lo que lograron los petroleros de Santa Cruz ¡No es tan difícil! Hay que mover el culo nada más.
P.S: trica... gones, gracias Boca por otra alegría.

manolo dijo...

Mide, estoy de acuerdo con lo que vos planteaste Escriba.
Pero solo es suficiente para que un gobierno de la Alianza o
Alfonsin fuera reelecto.

No mide, no alcanza para un gobierno peronista, demasiados
interrogantes.
1/De Vido compañía.

2/La tozudez de querer armar un espacio progresista con
incompetentes, que lo obligan a refugiarse en la patota.

3/Por miedo a que cobre Tachuela, no discute la alternativa
de la dolarización contra la devaluación, para mostrar de una vez
por todas cual era el otro destino posible en el 2001.

4/Aclarar numero por numero la denuncia de los sectores agrarios
sobre la diferencia del 30%.
Si es cierto significa, que con un tercio (10%) sacas a 1 millón de personas
de la pobreza y prácticamente liquidas la indigencia.
Quedando el 20% restante para los pequeños productores y aumentando la
inversión privada, que dicen que falta.

5/Ese tercio de la población que es tecnológicamente obsoleto o
nunca marco tarjeta, ¿Qué alternativas hay para volverlos productivos?
¿Se puede utilizar el aumento de la producción agrícola para insertarlos
en el mercado laboral con vista a la exportación?
¿Hay algo?

6/Porque no tomamos contacto con las bases agrarias y limpiamos
la cadena de abastecimiento incluyendo el Mercado Central.

7/De una puta vez reformemos el sistema impositivo y el financiero.

Todo esto sin tomar en cuenta a la oposición
Un abrazo peronista
manolo

escriba dijo...

Buenísimos los argumentos.
Cine: nos separa el fútbol. Me voy a llorar a un rincón.
Saludos

Anónimo dijo...

Buen nivel de comentarios. Humildemente, creo que no hay alternativas y mide votar K porque no hay nada mejor a la vista. Lo demás, por ahí debemos aportarlo desde donde podamos. El espacio está, ganemnos cuatro años. Saludos
Riff

escriba dijo...

Creo que es como dice Riff, pero a condición de que -como manolo comenta - hagamos algo en esos cuatro años.
Saludos

General Disorder dijo...

Creo que habría que votar en función de las expectativas sobre resultados posibles.
Por ejemplo: creo qeu hay que nuestro voto debería ratificar las fugas hacia los sectores "no tan lejanos", pero que no van a cerrar con la estructura. Y eso se va a ver más bien distrito por distrito.
Un resultado que evitaría la segunda vuelta no sería del todo saludable. Creo que es importante que la derecha tenga un minimo de confianza en que puede armar algo (para que le convenga seguir jugando, y no nos patee el tablero una vez más).
Del mismo modo, un gobierno K estaría muy bien, siempre y cuando le cueste en todos los frentes, y eso lo obligue a definir una agenda política progresiva en serio, no en la bravata retórica.
Respecto de los DDHH, ya fué. Con Lópéz se la hicieron comer doblada, y no va a haber más avance -ni siquiera judicial- hasta nuevo aviso.
Lo importante: recordar que no hay mal que dure cien años, pero tampoco hay bien que lo supere...