sábado, marzo 02, 2013

¿Vos también qué querés? ¿Medir siempre?


Lo que me gustó del discurso de Cristina es que fue otra oportunidad para ver que está donde tiene que estar. Que para estar ahí le sobra. Pensemos en los "presidenciables" de los que se habla. Es sabido esto, pero cada tanto verlo en vivo y en directo no viene mal.
Ahora, el discurso como un todo, el discurso en sí, no me gustó:
  • Comparémoslo con el discurso del año pasado. Cristina anuncia el proyecto de derogación de la Convertibilidad y la reforma de la Carta Orgánica del Banco Central. Un ladrillazo en la pared del Estado neoliberal que se cae. Plantea la cuestión del ausentismo docente incluso a riesgo de una discusión con los gremios docentes, aliados del Gobierno. Discusión que los gremios docentes todavía se deben. Porque los gremios docentes se deben varias discusiones con respecto a su relación con la política, con la sociedad, con la educación. Me parece. Son temas interesantes.
  • ¿Lo de la "década ganada" está en duda como para que haya que desplegarlo tanto? Están, claro, los que ponen en duda todo, los que creen que todo es "relato". ¿Son tantos esos "enojados con todo"? 
  • En 2012 se vienen de tomar una pelota de medidas económicas. Se nacionalizó YPF. Con el control del dólar ("desdolarización") y otras medidas se redujo en forma drástica la fuga de capitales. También estuvo el control de las importaciones. Se aprobó por ley una reforma de la Bolsa, del mercado de capitales, que ahora está avanzando. El nuevo rol del Banco Central fue mencionado por Cristina pero no mucho. Aquel anuncio de las aseguradoras del año pasado: se las obligó a invertir su cartera en el sector productivo. Son temas, que además de tener fuerte impacto en el corto plazo tienen, en conjunto, una cierta mirada estratégica. Me parece que podemos tener entre manos temas para la "próxima" década ganada. O no, o podemos perder. Pero podemos apostar a tener esos temas. A mostrárselos a la sociedad. Por ejemplo, Vaca Muerta & cia puede ser algo importante en el mediano y largo plazo. Se está decidiendo ahí. Hay un acuerdo con una empresa multinacional (Chevron) y un grupo económico que lidera la familia más rica del país (Bulgheroni). Y no me parece mal si lo planteamos y lo defendemos ahí. Casi nada estuvo en el discurso ¿Y entonces?
  • Otro tema de otro ámbito no-macro-económico, por ejemplo, si se quiere. La Ley de Prepagas se aprobó luego de gran discusión a fines de 2011. Una ley interesante. El tema de la Salud y el control al mercado de la salud. Para el discurso anterior en la Asamblea Legislativa no había mucho recorrido. ¿No había nada para decir?
  • Se dice que Cristina no habla de "inseguridad e inflación, los temas que más preocupan". Habló de Seguridad como legítima preocupación de la población. Muy bien. Y sobre inflación no creo que el Gobierno esté "en bolas". Dio a conocer hace un mes un acuerdo con los supermercados de congelamiento de precios por dos meses. Pero esto no estuvo en el discurso. Es una pena porque se puede hablar desde el punto de vista que se quiera, pero se puede hablar. Mismo, si uno es chicanero: el FMI viene de meternos una moción de censura "por las estadísticas". Ya quisiera cualquier presidente argentino que el FMI le imponga una moción de censura, para hacer un poco de política aunque más no sea. Braden o Perón, de última. 
¿Se entiende a dónde voy? Si tenemos temas. Si el Gobierno tiene temas. Si el Gobierno se metió con temas espinosos y relevantes para el mediano plazo. Viene de nacionalizar la empresa privada más grande del país, viene de revertir el declinamiento en la producción de petróleo. Ahora nomás, es un tema "nuevo" ¿Nada? Sabemos que al Gobierno le preocupa mantener el consumo, el poder adquisitivo del salario. Y hace esfuerzos: si obligó a las empresas extranjeras a reinvertir utilidades en vez de girarlas al exterior. Y lo mismo hizo con las grandes empresas "locales" en las que ahora está sentado en el directorio. Se puede mencionar. Y se puede avanzar más (¿se puede?)

Otro ejemplo: A fines de marzo de 2012 Cristina inauguró la mina San Julián, en Santa Cruz, y dio un muy interesante discurso sobre cuál es su visión del negocio minero, qué plantea ella para el futuro de ese negocio, cuáles son los estándares que debe cumplir a su entender, cómo debe manejarse con las poblaciones cercanas, de qué forma deben encararse las inversiones, de qué forma es deseable que sea la asociación del capital privado con el capital público, etc. Tema polémico si lo hay pero que, por ejemplo, en Ecuador Correa también debate y menciona a diario. ¿Nada de esto?
Es decir, hay muchos temas recientes e intensos y el racconto del legado de diez años me parece que obstruyó un poco eso. Quizás hizo que se hablara de cuánto aumentó el salario mínimo vital y móvil desde 2003 -tema que ya teníamos discutido y masticado me parece- pero no si este año también se va a obligar a los bancos privados a prestar más plata y en qué. Este tema de la "década" incluso hizo que la Presidenta reiterase anécdotas que ya habíamos escuchado. También la idea de ir ministerio por ministerio complica en el repaso (no sé si quiero saber qué se hizo en Turismo). Y eso dificultó que el discurso tuviera un verdadero hilo conductor conceptual.

  • Tema AMIA: tiene razón Cristina en cuanto a que para ella hubiera sido más cómodo seguir en la línea en la que se estaba. Que se volvió algo rutinario. Que ella personalmente tiene la vocación de que se sepa la verdad. Ahora, cuando todos los argentinos nos miramos con honestidad al espejo: el tema AMIA es un tema que está allá, en el banderín del córner de la preocupaciones de la mayoría en el corto y en el mediano plazo. El Gobierno pone sobre la mesa un tema intenso "mediáticamente" pero ¿es realmente intenso en los debates de "mesa familiar"? A la oposición le calza justo un tema repleto de "buenos-buenos" y "malos-malísimos", generoso en consideraciones "morales" y a un grado de separación de las acusaciones de nazismo y discriminación. Cristina buscó desbaratar esos argumentos sobre bondad y maldad, sobre "usos" y discriminación, OK. Pero, en los suburbios de las ciudades ¿de qué se habla hoy? Vienen de organizarnos unos saqueos en diciembre, sin ir más lejos.
  • Tema "democratización de la Justicia": está bárbaro como "cuenta pendiente" de las reformas que tiene que hacer el sistema democrático.  Y es verdad que un mal funcionamiento judicial impacta de alguna manera, en el tema de la seguridad ciudadana y en otros también. Pero ¿no es demasiado "institucionalista"? Digamos, ¿demasiado alejado de la vida diaria? Si a veces el tema Clarín y Ley de Medios se vuelven abstracciones hay que recordar que el tema "democratización de la Justicia" surge -en parte- como "ramificación" del caso Clarín. También luego de una sentencia que indignó por el caso Marita Verón -caso este más cercano a lo que puede pasarle a cualquiera, es cierto-. Pero lo otro también está. ¿No es muy alejado? Y también: es un tema intenso en centimetraje de diarios -para oficialistas y opositores- pero quizás no lo sea para las preocupaciones del día a día de todos nosotros. Y esto (volvamos a mirarnos a los ojos) no es una revolución. Porque ¿cómo se designaba los jueces antes? A través de funcionarios que surgían del voto popular y que no necesariamente tenían que ser abogados -aunque, ja, lo eran-. "El presidente con acuerdo del Senado" ¿se acuerdan? Y está bien que vuelva a ser así salteando a las corporaciones de abogados y jueces. Pero revolucionario, no es, aunque la oposición nos haga creer que somos la Cuba de Fidel.
Bueno, eso, algunas reflexiones. Haya sido bueno o no, es un discurso, después de todo. Por ejemplo, la nacionalización de YPF no se mencionó el 1 de marzo del año pasado y fue la ley más importante que trató el Congreso en 2012. 

No aflojes, Cristina. A seguir.

Foto.

8 comentarios:

Pablo dijo...

Tal vez el neto de la gestión económica esta siendo más negativo que positivo desde la experiencia de la gente dePie por eso no hablo mucho de ello

Ricardo dijo...

Coincido con Pablo. Las medidas encaradas en 2012 son importantísimas desde un punto de vista estratégico. Mediano y largo plazo. ¿Cuál de ellas impactó en la vida diaria? Quizás el hecho de que se acabaron las colas en las estaciones de servicio los fines de semana largo.
Es la épica de un país en serio nomas...

Saludos.

elbosnio dijo...

Estoy de acuerdo en que hay "beneficios" que ya tenemos bien digeridos y contabilizados. Podria omitirlos en un discruso tan importante.
Tambien estoy de acuerdo en que hubo movidas para argumentar o jerarquizar, como el freno a la fuga y la obligacion de invertir a los bancos y otros.

Pero creo que el tema Amia fue importante. No porque mediatico (Boudou lo fué y nadie valoraria que se dedique a él), sino que dió catedra sobre las relaciones politicas de organizaciones como amia y daia con un tablero internacional. Como, incluso en causas tan nobles, se entromete la politica, local y extranjera. Y su compromiso con la verdad, mas alla del interes politico.
Es algo que fertiliza mas alla del acuerdo.

Y creo que el poder judicial es una de las batallas mas fuertes que va a tener el gobierno. Porque son batallas intestinas, la division K noK o popular antipopular no se traduce en bandos en esta pelea.
La jerarquizacion del tema en su discurso va a ayudar a crear apoyos e ideas.

Pero confieso que me gustan sus discursos antes de comenzar a escucharlos, mucho menos a analizarlos.
Mirandome un poco, comprendo mejor los fenomenos de fanatismo que solia repudiar.


Prol dijo...

Me animo a tirar algunas ideas que me están dando vuelta por la cabeza. Sólo eso, ideas dando vueltas por mi cabeza.
Éste es un año electoral, y no es cualquier año electoral. Se comienza a definir la divisoria de aguas con vistas a la gran divisoria de aguas que ocurrirá en 2015. Éste período era para Nestor. Mucho de lo que está llevando a la práctica Cristina se adelantó, en más de un modo, en cuatro años. Este año Cristina será la gran electora, y si nada definitivo ocurre en el sentido de que se pueda habilitar la reelección, en 2015 volverá a serlo. Todo eso debe de estar pasando por la cabeza de Cristina. Sin embargo, intuyo que el lapso que corre desde aquí hasta entonces no es el que más le preocupa, sino la etapa que se abre después. Pocas dudas me caben de que Cristina elige al próximo presidente de los argentinos. La pregunta es en qué coalición de fuerzas estará basada esa presidencia, y no sólo la candidatura, sino los cuatro años de ejercicio del poder consecuentes. Da la sensación de que no pocos se entusiasman con la pretendida diáspora que se produciría en un kirchnerismo sin Cristina en el sillón presidencial. El discurso de Cristina estuvo plagado de mensajes hacia la interna. En mi opinión, lo más importante del discurso viene por este lado. Vaca muerta, Las comisiones bancarias, los planes de vivienda, etc. generan condiciones materiales para los beneficiarios, cuya realidad no requiere de mayores discusiones. Si bien no está de más recordar estos tópicos, puede hacerse desde estamentos intermedios. Amia o la reforma de la justicia, o los problemas de seguridad, son temas que involucran a sectores de la ciudadanía que se moviliza en torno a ellos y, en algunas ocasiones, generan debates transversales que en Vaca Muerta se me ocurren difícilmente imaginables. De este caldo de cultivo pueden y deben salir los relevos necesarios, como evidentemente lo han hecho desde los juicios a los genocidas, de cuya experiencia surgen no pocos de quienes tratan de organizarse para poner en discusión al poder judicial (y esto no significa necesariamente un encuadramiento partidario). Es decir que Cristina parece optar por lo que de un modo u otro siempre ha hecho el kirchnerismo: ponerse a la cabeza de las transformaciones que vienen empujando desde abajo, sin por ello dejar de avanzar con los cambios estructurales necesariamente determinados desde la cabeza, y que la relación de fuerzas, el presupuesto, la capacidad de gestión y la tradicial inercia burocrática de los distintos estamentos estatales permiten en tal o cual momento.
Como dije al comienzo, no afirmo nada, son sólo ocurrencias peregrinas.

guillermo dijo...

Que esperas que dijera de Vaca Muerta? Cuando se expropio YPF, una de las razones dadas fue la necesidad de invertir en Vaca Muerta, que requiere entre 6 y 7 mil millones de dolares anuales, durante 5 o 6 anios, solamente para explorar y desarrollar. Los Bulgheroni, segun Forbes, tienen 5 mil millones. Aun si pusieran todo lo que tienen, que no van a hacer, da para pocos meses de inversion. Chevron esta comprometida a mil millones, dos meses de inversion. Lo que se requiere es inversion a escala Petrobras offshore, que solo se consigue en mercado internacional. Argentina hoy no tiene acceso a eso, ni lo puede tener.

uno dijo...

Coincido con otros comentaristas en que en este momento de economía mejor no hablar. Me da la impresión de que hasta que no esté más claro el panorama hay instrucciones de no tocar el tema por parte de todos los funcionarios, o la mayoría. Sólo a modo de ejemplo, cuánto hace que en 6,7 8 no van Kicillof, Lorenzino, o periodistas económicos. No lo veo siempre, pero haciendo un muestreo, no veo hace tiempo largo que se hable de economía.

Supongo que se está esperando un poco a que aclare el panorama con el juicio en Estados Unidos y otras variables internas para ver como se sigue.

51 almas dijo...

YA VAN 21 MENSAJES CENSURADOS EN ARTEPOLITICA POR NICOLAS TERESCHUK, HIPOCRITA DEFENSOR DE LOS DERECHOS HUMANOS, LA LIBERTAD Y LA DEMOCRACIA.

Unknown dijo...

si querés entrar al Ejercito te fijás en la página web donde y cuando te podés inscribir, pasas/aprobás un período más o menos largo de formación y trabajás en el EA.
Si querés trabajar en Cancillería, idem.
El hijo de Doña Rosa, sin parientes que trabajen en el Poder Judicial, quiere trabajar en Tribunales cómo hace? Tiene que esperar llevarse bien con un compañero de facultad que trabaje en Tribunales para que lo recomiende.
Por ahi pasa la democratización de la Justicia.