viernes, marzo 15, 2013

El Reino de los Cielos es como ese post que no medía

Conozco a la Iglesia. Aunque sea en algo, aunque sea por haber dado un minuto de presencia, un instante de  sentimiento, una lágrima, un segundo de emoción, un momento de duda y de esperanza, de guardar un lugar para la fascinación por esa idea comunitaria que subyace, por esa cosa de llevar juntos a la mesa nuestras penas y alegrías, por ese mensaje en algo subversivo y amoroso que nunca puede ser del todo aniquilado, un lugar que habla de mi origen. Un calor, un misterio.
Conozco a la Iglesia. Sé de la religiosidad popular, me he asomado a la incertidumbre en la que puede sobrevenir la muerte, presencié algún dolor intransferible acompañado por la fe.
Conozco a la Iglesia. Conozco la lógica de quienes saben / sabemos intelectualmente que es una institución caduca pero que a pesar de ello hace pesar sus dos mil años de Madre en algún lugar irracional de quienes somos. Porque la Iglesia somos todos (los bautizados), claro. Pero si se te juega algo -al menos- de la identidad, eso implica que uno es algo aunque sea de la Iglesia.
Y de ese conocimiento, que no creo que sea simplista -¿alguno quiere que le cuente cuál fue el Evangelio del domingo pasado?-, es del que surgen algunas de estas ideas:

  • A los kirchneristas no les conviene escribir posts como este. Ni notas como las que escribió Verbitsky. Eso está más que claro. Le conviene, claro, poner sobre la mesa una serie de argumentos racionales que indiquen que -como pasa el 99% de las veces- los acontecimientos impactantes en definitiva casi nada cambian. Manejarse como lo haría un cirujano. Con los dedos así, apuntandohacia arriba.
  • La polémica en torno a Bergoglio "Sí" - Bergoglio "No", no le "conviene" al kirchnerismo porque, como me decía un compañero, divide -lo estoy viendo a esta hora en 678- a los "más bien de izquierda" de los "más bien peronistas". Similar a lo que ocurre con el tema del sindicalismo (tema en el que -no es cuestión de esquivarle el bulto a la cosa- un servidor pensó que el kirchnerismo se mostraba un poco demasiado peligrosamente "izquierdista"). Y al kirchnerismo -como a ningún movimiento político- le convienen las divisiones. La idea de Bergoglio "No" es -además- anti-popular. Como decir que no te gustaba la Guerra de Malvinas, por citar un ejemplo a la pasada.
  • Hoy la "Realpolitik" indica "Bergoglio Sí".
  • Bueno es decir que las puertas que abre la elección del Papa Francisco son inéditas. Jamás en la Historia argentina hubo una figura "supranacional" y con "poder" similar a esta. ¿La Argentina es como esos pueblos de Westerns o hay lugar para dos (con poder) en este pueblo, Johnny? No lo sabemos aún, no tenemos ejemplos históricos a mano para medirlo. Aunque podemos intuir qué podría ocurrir. El diario La Nación (donde los sacerdotes "villeros" son tan amenazantes para el orden que aún hay que cambiar en la Argentina, que ocupan la tapa de la revista dominical) y la consultora Poliarquía, por ejemplo tienen una respuesta. Creen que no hay lugar para dos con "poder". Y que quienes mantendrán su poder son el Papa y aquellos que tengan una relación de ida y vuelta de apoyo con él. Así lo han escrito. Seguramente -vuelva al puntito uno- se equivoquen. Pero así lo piensan.
  • Y puede ser, claro, que al Papa Francisco le cueste enorme tiempo y esfuerzo "parar" el equipo de la jerarquía eclesiástica hacia adentro. Y que en eso se le vaya hasta la última gota de energía.
  • Pero puede ser también que logre parar su equipo. E intente impulsar "hacia afuera" la agenda de la Iglesia. Y ¿es la agenda de la Iglesia la que más necesitan nuestro país y América Latina? ¿Es la agenda del Siglo XXI la agenda de esa Iglesia que -como la jerarquía argentina- se debate tan sólo entre conservadores "duros" y conservadores "moderados"? ¿La "revitalización" que vivirán sacerdotes y laicos y su agenda -y su poder de lobby- es lo que más le conviene hoy al país? ¿Vamos  a tener más vacas clonadas como Rosita o vamos a inventarnos alguna Asociación Nacional del Rifle (católica) que nos ancle cada vez más?
  • Si recitamos que a "la gente" le interesan los "temas concretos" (la inflación, el empleo, la inseguridad) este evento del que tanto debatimos ahora no debería tener mucha influencia en la realidad política del país. Ni sobre sl kirchnerismo (y el país) se hacen torta o no. Después de lo que fue el año pasado y las tensiones que generó la mayor presencia del Estado en la economía, parece cierto que si todo esto que es tan lindo se va al tacho no será por un "problema de comunicación". Será por un problema político puro y duro -en todo caso político y económico- y con pitos y señales. 
  • Pero cuando se abre lo inédito, cuando (casi) todos los que quieren revertir (casi) todo lo que hizo el kirchnerismo encuentran una luz, una guía, un orden, una bibliografía, yo no me quedo tranquilo. Ni siquiera aunque no convenga decirlo. 

12 comentarios:

Sergio De Piero dijo...

Muy bien, muy bien, esa es la lectura y preocupación que hay q tener. Cuiosamente M Loustou dice hoy, desde esa vereda, que con el papa no alcanza.

51 almas dijo...

Que equivocado que estas,
que equivocado que estas...

Y de la Iglesia que tanto decis conocer lo que debes conocer deben ser los ladrillos,
porque sino esta noticia no te deberia haber sorprendido.

guido dijo...

Che, pero que lindo eso que escribiste antes del punteo! Me sentí cerca de eso.

(el punteo también, para pensar, etc, pero que lindo lo otro)

51 almas dijo...

Ahi vuelven los progresistas arrepentidos.
Resulta que ahora se les "destaparon los oidos" para escuchar la voz del pueblo.

Guauuuu..! poder "supranacional" que palabra tan importante...!!

Y eso que quiere decir ?
Que tiene mas poder que el que tiene el maximo poder en La Nacion ?
pero entonces como es el tema ?
nos estuvieron mintiendo todo el tiempo ?

Contanos, que dice el Evangelio del ultimo domingo Tereschuk ?
dale contanos asi nos iluminas...

Tal parece que los amigos peronistas-progresistas han "visto la luz".

Ahora el orden es:

0. el Papa
1. la patria
2. el movimiento
3. los hombres.

El Pulpo Verde dijo...

Muy bueno Escriba.
Saludos.

Prol dijo...

Hay otro ángulo desde el que se puede ver el tema (no sé si alguien lo ha abordado hasta ahora). Francisco se mandó de entrada con "Camina, edifica, confiesa", o sea, "Militancia, rosca, adoctrinamiento", lo que no tiene por qué estar dirigido con exclusividad (ni siquiera primordialmente) a los vejestorios que lo rodearon en el Vaticano. Cantidades de jóvenes estudian en escuelas confesionales. A la mayor parte de ellos les chupa un huevo la misa y todo lo demás. Ahora bien, ¿serán refractarias esas almas aún inmaculadas a un llamado a la movilización en favor de los necesitados? ¿Es improbable que el ejemplo de Francisco (viajar en subte, tomar mate en las villas, solidarizarse con las víctimas de la trajedia de Once...) empuje a miles de pendex a la acción cristiana en los barrios (de todo tipo y clase social) portando esa mezcla de fervor, culpa, entrega, inocencia, asistencialismo y clientelismo característica de los grupos juveniles cristianos? ¿Qué consecuencias depararía una movilización de semejante envergadura, de producirse (hay ejemplos en la historia y no siempre salieron para el lado que imaginaron sus impulsores)?
En fin, los caminos del señor son insondables.
PD: Tomando en cuenta que el Dengue se está diseminando por todas partes, recomendaría al responsable de este blog la utilización de insecticidas para evitar la proliferación de mosquitos, por ahora molestos, pero potencialmente infecciosos. Uno de los efectos que produce el mosquito del dengue es el de transformar discusiones interesantes en caóticos intercambios de puteadas sin el menor provecho para nadie. Lo dice la Organización Mundial de la Salud.
Abrazo

Nicolás Tereschuk (Escriba) dijo...

Prol: Mi impresión: la Iglesia Argentina carga con una interpretación (errónea) de lo ocurrido en la Argentina. Carga con una "culpa" por haberse "pasado de rosca" en la activación de la juventud. No se entiende la activación juvenil de los 70 sólo con el peronismo, la pata "religiosa" es fundamental a tal efecto. Insisto, mi impresión es: "gestos" pero no más que eso. "Gestos".
Abrazo

51 almas dijo...

Prol,

Si va a pedir censura saquese la careta y pidala por razones ideologicas. Si lee bien vera que algunos insultos en AP continuan y obviamente no son mios. ("sor_te" solo un para de dias atra, por ejemplo).

Si esta interesado en insultos vaya a la Casa Rosada, alli los va a encontrar en abundancia, cantados por los seguidores del "democratico" gobierno de turno.

Prol dijo...

Escriba:
Está bien. Sin embargo, da la sensación de que Francisco, desde la misma elección del nombre, comprende que algún grado de movilización necesita pra sacar a la iglesia del anquilosamiento. El perfil que está construyendo no da para hacer un llamado a recluir la existencia monacal en la paz de los claustros. Por lo que he leído, en no pocos puntos de este subcontinente latino americano, no pocas menciones se encuentran sobre su condición de pastor que asume la opción preferencial por los pobres, y esto, me parece, debe tener cientos o miles de interpretaciones dentro y fuera de la Iglesia, multiplicadas últimamente por los procesos de emergencia de gruesos sectores sociales hasta ahora sumergidos (obviamente estoy hablando de latinoamérica). No es tanto lo que haga, diga o pretenda conducir Francisco, sino la cantidad de contradicciones reprimidas que indudablemente coexisten dentro de una institución tan compleja como la Iglesia.
De todos modos, no postulo nada, Simplemente llamo la atención sobre una posible mirada que yo no me encuentro en condiciones de desarrollar más allá de lo dicho.

Carlos dijo...

Che Tereschuch ¿vos conocés la Iglesia?
¿Desde cuándo?
Hubiese jurado que eras "paisano"... dejá de mentir, ya nos dimos cuenta...

Plop dijo...

Por ahí es un argumento "contrafactico" o un hipotises loca (que me desburren los doctores), pero pienso en una Argentina con una crisis de poder como en el 2001 y con un viejito de estos en donde está hoy...y que quetes que t diga, la soberanía nos la tenemos que meter donde menos duela. Espero que las albricias del resto del continente tengan que ver con que avisoran la integración definitiva.

Nicolás Tereschuk (Escriba) dijo...

Carlos, Carlos...