martes, septiembre 16, 2008

¡Medimos sin parar! ¡Sin parar!!


Hoy es un día de gloria. Lean esta nota, por favor. ¡Esta nota!
"Los grandes bancos de inversión y los economistas anglosajones no han sido nunca muy amigos de la intervención del Estado en la economía. Pero ahora se agarran a ese activismo con la fe del converso". 
Y para otro alegrón, los nueve puntos de Declaración de La Moneda. La mayor derrota de la diplomacia norteamericana en la región desde la Cumbre de las Américas de Mar del Plata.

9 comentarios:

Demian dijo...

Para Friedman que lo mira desde el cielo...

Generico dijo...

Ayer mientras leia a Bachelet leyendo la declaración, realmente pense lo mismo. Y más aún, me sorprendió tomar dimensión de lo que se ha logrado construir (precariamente) en estos últimos años.

By the by, ha visto que los muertos que deja Lehman Bros. supera ampliamente el default argento... shit happens my friend.

Charlie Boyle dijo...

Escriba tengo una duda. Según yo sé la famosa Reserva federal no es estatal como el banco central, es privada. Entonces los que bancan son ellos mismos. Suena raro para nosotros eso.
Si alguno sabe que aclare

Mariano dijo...

Charlie: no soy especialista, Genérico debe saber más.
El hecho de que la FED sea "privada" lo único que implica es que los bancos que la capitalizaron tienen control sobre la política monetaria. Pero en todos los casos, las reservas de ese tipo de institución son el respaldo del circulante, y la garantía de que el sistema financiero no quiebre, a través de regulación normativa, o de préstamos (de hecho la FED es el prestamista de última instancia). Cuando la FED inyecta liquidez al mercado a través de baja de tasas o abriendo líneas específicas a entidades "en peligro" está modificando la correlación entre los activos no líquidos y los líquidos, con lo cual incrementa el riesgo general del sistema, al menos en casos como el actual en que hay una severa crisis de solvencia. Que el riesgo aumente en todo el sistema, hace que justamente esta situación afecte a todos los que participan del mismo (desde Lehman Brothers hasta el trabajador que tiene una caja de ahorro, o el ahorrista que colocó un plazo fijo, y ni hablemos del que compró una cuota parte de un fondo de inversión).
Saludos

Rodrigo dijo...

Veo que los motivos de alegría han virado de los éxitos propios (en sentido político, no personal) a los fracasos ajenos.

Pero bueno, cualquier razón para alegrarse es buean.

Saludos,

Andrés dijo...

Escriba:

Mientras las papas queman permanecerán muy conversos, pero se reconvertiran al liberalismo extremo cuando capee el temporal.

Charlie:

No estoy muy seguro que la FED inyecte directamente el dinero en el mercado. Será el Tesoro que le pedirá prestado a la FED e inyectará en el mercado.

Puede que me equivoque, pero creo que es así.

Saludos,

Andrés

Mariano dijo...

Intento aclarar un comentario mio anterior.
La FED y los bancos centrales en general intervienen en el mercado financiero absorbiendo o, como en este caso, prestando plata a los bancos comerciales.
Es decir, le adelantan parte de los encajes con los descuentos correspondientes, a cambio de un papel que compromete al banco prestatario a devolverlo.
Pero ningún Banco central maneja fondos públicos, sino las reservas del sistema financiero.
La principal diferencia entre un banco central público y uno privado es que, en el primer caso, el director es elegido por el Gobierno (sometiéndose la decisión alo dispuesto en la Carta Orgánica), y en el segundo el Gobierno no interviene en la designación (en teoría).
Saludos

Charlie Boyle dijo...

Me parece que no marcelo, la principal diferencia que es quién pone la palta en un quebranto como este. En última instancia es el estado norteamericano creo

Mariano T. dijo...

Se llama pragmatismo. No van a dejar que se les destruya la economía por un prurito ideológico.
Calculo que debe pasar lo mismo(pero al revés cuando se interviene en la economía al pedo, sin plan o sin expertise. mas vale quedarse afuera viendo hasta que se tenga claro que hacer