jueves, septiembre 11, 2008

Ojo, una botella al mar no es medir

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Ahi tenes Escriba, "se lamenta" y no los construye. Para pagarle al club de paris la teca esta, pero para construir los 30 hospitales (eran 1,500 millones, no?) no queda mas que lamentarse. No hay voluntad de cambio.

coek dijo...

Escriba! Che, es muy fuerte encontrarse con propaganda de Creamfields en esta trinchera del campo popular. Aunque podríamos aprovechar para organizar el copamiento de los campos de crema con remeras con la cara del general, banderas de Evita, y entrar al grito de "Los muchachos..." Eso si, yo me sumo si vamos bien empastillados.
Abrazo!

escriba dijo...

Coek: Supongo que de todos modos le habrá dado al clickecito ¿no?