miércoles, junio 11, 2008

Para los que miden por Alfonsín

Se ha dicho por estos días que fue innecesaria la referencia de Cristina Kirchner al gobierno de Alfonsín. A que ella no va a decir "el campo está en orden, feliz Día de la Bandera".
Se la critica por eso. Quizás, en cambio, se podría pensar que los presidentes argentinos van aprendiendo.
Un tema lateral: por estos días se juzga a Luciano Benjamín Menéndez y otros siete jefes represores en Córdoba. Se trata de un proceso por crímenes cometidos en el centro clandestino de detención La Perla. Resulta que allí el mayor del Ejército Ernesto Barreiro fue jefe de torturadores.
Leemos: "Barreiro fue arrestado en abril de 1987 durante el proceso n. 31-M-87 de la Cámara Federal de Córdoba por los hechos vinculados al centro clandestino de detención 'La Perla'. Rechazó de presentarse ante el Tribunal y los militares del cuartel donde se encontroba en arresto lo apoyaron. En breve otros cuarteles fueron ocupados por militares que, fuera de la jerarquía militar, pedían una solución política de los juicios abiertos ante la magistratura ordinaria. El Presidente Alfonsín se presentó en uno de estos cuarteles dando fin a la rebelión. Pocas semanas más tarde, siguiendo una propuesta presidencial, fue aprobada la 'Ley de Obediencia Debida' que ponía fin a los juicios contra los militares de grado inferior al de General de Brigada".
Esta semana, en Córdoba la testigo Susana Margarita Sastre declaró ante el Tribunal Oral Federal 1 de Córdoba:
  • Reconoció a Barreiro como uno de los participantes de los centros clandestinos de detención de Córdoba durante la última dictadura militar.
  • La sobreviviente señaló que Barreiro era el jefe de un "grupo de torturadores".
  • Aseguró que el militar solía entrar a la barraca "donde hacinaban a los presos políticos armado de un palo", con el que propinaba "fuertes golpes en la cabeza y otras partes del cuerpo" a los detenidos, "cuando las cosas no salían como él quería".
  • Recordó que en su cautiverio vio entre 10 o 12 chicos del Colegio Manuel Belgrano que fueron secuestrados cuando protestaban por un boleto escolar.
  • "Tendrían entre 15 y 16 años, y en la barraca lloraban y pedían por sus madres", dijo.
Autor de la foto.

27 comentarios:

fede dijo...

disculpeme escriba
no termino de entender esta entrada
es en apoyo de alfonsin un loco y boludo que entro en la hisotria mundial por que lo poco bueno que hizo fue realmente genial

o es en defensa de nuestra señora presidente que 20 años depsues decide que como ya no tiene ni presupuesto ni apoyo ni ningun tipo de red de contension ni nada y ya estan tan viejos que se cagan en las patas solos sin ningun juez adelante

la verdad mi vieja estaba en la comision de elena sabato que hacia entrevistas a familiares de desaparecidos y no era joda cristina estaba en santa cruz mientras tanto sumando propiedades

esto de los derehcos humanos me tiene las bolas por el piso cuando la gente se muere de hasmbre y el plan economico se va a la mierda
tenemos sueldos de africa y los precios en dolares estan como en europa

Anónimo dijo...

La verdad es que en medio de tanta pálida es un lujo, digno para disfrutar a pleno que tipos como estos sean sentados en un tribunal y se los condene por las barbaridades e hijaputeces que hicieron.

Lástima que el juzgamiento de estos hijos de puta no esten teniendo la trascendencia que merecería. A nivel mundial es muy groso lo que está pasando.

Fede SF

Néstor Sbariggi dijo...

Escriba: Yo me puse contento cuando la escuché a Cristina decir eso. Lo lamento por Alfonsín pero hacía falta decirlo.

En el medio de aquel y el planteo del "campo" hubo otro. El de Seineldín que fue sofocado a sangre y fuego por Menem. Claro que la magia para que "los mandos respondan" fue que el gobierno capituló de entrada decretando el indulto.

Celebro que en lugar de ceder al chantaje o bajarse los pantalones de entrada el Gobierno se mantiene firme.

Saludos

Anónimo dijo...

Les recuerdo que el PJ presento en su plataforma la amnistia.
Les recuerdo que Alfonsín se enfrentó solo, que cuando llamó a todo el arco político todos les recomendaron lo mismo, que acuerde.

escriba dijo...

Alfonsín siempre planteó no juzgar a los Barreiro. Siempre dijo "solo a las juntas". Incluso en la campaña. Revisá tu archivo estimado.
Saludos

Ana C. dijo...

Escriba, lo suyo no tiene nombre. Escribió un post tan tendencioso que hace dar la impresión que Alfonsín tuvo la culpa de que existieran tipos como Barreiro.

La verdad es que tendría que pensarse mejor o la forma en la que escribe, o las convicciones.

A no ser que lo haga de puro malintencionado, lo que también es una posibilidad.

Anónimo dijo...

Está bien...es una forma de provocar. No me enojo. Pero digo, como alguien recordó recien, la plataforma del peronismo proponía en el 83 amnistía a los militares genocidas. Eso en el papel. En los hechos, Lorenzo Miguel y cia. negociaban (seguros del triunfo de Luder) con la jerearquía militar la manera de zafar de los juicios por la verdad. Muy injusta Cristina con esa alusión gratuita, innecesaria y cobarde. Alfonsín presentaba habeas corpus en los años de plomo mientras ella y su marido se enriquecían en Santa Cruz con la 1050. Deben ser más prudentes y dejar de sembrar divisiones entre los argentinos. Que la verdad sea dicha: los juicios a las juntas sólo fueron posibles gracias al triunfo del radicalismo en esas elecciones. DUrante el levantamiento carapintada Menem conspiró con ellos y yo no escuché en aquella época denunciarlo a ningún peronista. No recuerdo qué posición tuvo la pareja presidencial cuando los indultos de Menem. Tal vez Escriba pueda ilustrarnos.
Besos

La Vativa

Anónimo dijo...

Ya somos dos los que se acuerdan.
Hoy con las fuerzas represivas en caída libre los K se les animan.
A Alfonsín le podés endilgar muchas cosas pero en su momento se la jugó.
El PJ hasta en los papeles estaba por la amnistía.
Esa mancha no se borra ¿como la justifica don Gendarme Escriba?

Rafa dijo...

Así como el juicio a las Juntas fue un avance histórico, la claudicación de Alfonsín en el '87 significó un retroceso enorme, no sólo para el gobierno sino para la sociedad. Y eso es independiente de que entonces los K estuvieran acaparando propiedades o criando pingüinos. Así que en ésta lo banco, Escriba.

Un abrazo.

Julio dijo...

El partido militar estara en la lona, pero las fuerzas disciplinadoras ahora es el mercado. Y la cantinela mediatica que durante 90 dias viene rompiendo con los gestos de estadista, el dialogo, la conciliacion, la soberbia y la mar en coche son parte de esa fuerza disciplinadora. Los K se la estan jugando, no contra el riesgo milico, sino contra la opinion publica en contra expresada en los oligopolios mediaticos. Te parece poca cosa? Mira como hace politica Macri. A cada pequeño escandalo mediatico, corrige. Vamos a ver cuanto dura su proyecto de ordenamiento del transito ahora que los taxistas anuncian su plan de lucha (contra los pools de transporte, ese efecto contagio merece un post). Eso es: no solo defensa del rol del estado en la definicion de las politicas economicas (aun las equivocadas), y la recuperacion de la politica (contra el pragmatismo de las encuestas). Yo aplaudi a CFK frente a la tv cuando dijo eso. La vote para eso, aunque me tenga q tragar el tren bala.
Al que dijo que tenemos los sueldos de africa y los precios de europa: En sudafrica (wiki, quizas uno de los paises mas ricos de africa) hay un desempleo del 25%, y en España la leche sale 1 euro, y el aceite de girasol 2 (el litro)

Anónimo dijo...

Rafa: devaluada "autoridad moral", su falta se le endilga ahora a cualquiera, todo el tiempo y en cualquier caso. Pero acá se aplica plenamente. 1° las entidades rurales no son los golpistas carapintadas del ´87, admiradores y herederos confesos del general Perón y, en el caso más notorio de Aldo Rico (creo que Barreiro también), integrantes muchas veces de listas electorales del peronismo. 2° Reitera Cristina por lo tanto el mismo error al calificarlos de esa manera, aunque después pida disculpas por "si a alguien he ofendido". 3° No es lo mismo el 87 que 2008, en cuanto a consolidación de la democracia. Ergo, bravata la de la presidenta que dice "a mi eso no me va a pasar". 4° y aquí viene lo de la autoridad moral: Alfonsín (no fue el único, claro está!) expuso el pellejo en aquéllos años y también lo hizo en el levantamiento carapintada donde equivocado o no privilegió la concordia. La señora presidenta no me consta que haya tenido esos gestos. No lo descarto. Los amigos que aquí escriben podrán ilustrarnos sobre esta cuestión.

Vesos a tutti

La Vativa

Primo Louis dijo...

Ana, no estoy de acuerdo. Lo que dice el post es que a veces "promover el diálogo" es claudicar y que en esa jugada lo que ganan son tipos como ese.
claro que el campo no es la dictadura, pero se trata de cuál es la posición que debe adoptar un gobierno democrático frente a una presión inescrupulosa de un sector.

Yo también me alegro de que lo haya dicho, mucha gente se atragantó.

Lic. Baleno dijo...

A mi me encanto la referencia a Alfonsin. Lo que hizo fue una canallada. Ademas de un error politico imperdonable, sobre todo para los correligionarios.
Su rol historico lo juzgo con punteria y mejor humor Dalmiro Saenz: "En realidad Alfonsin nunca nos traiciono.
Siempre dijo que con los militares lo que queria era justicia... Y todos sabemos lo que significa justicia en la boca de un abogado..."

Anónimo dijo...

¿Y desde cuándo Alfonsín es intocable?
Probablemente sea un tipo que nos merezca respeto o hasta afecto si pensamos que hizo lo que pudo en una época horrible - con una democracia vacilante y en el tremendo campo minado post dictadura. Se lo puede mirar con cierta indulgencia, pero no al precio de ser necios o hacernos los idiotas con sus errores garrafales.
Con el "felices pascuas, la casa está en orden", sepultó su gobierno y casi toda su credibilidad - lo remató después con las leyes más queridas: Punto final y Obediencia debida - Cartón lleno.
Un discurso que iba por un lado y el lomo que se escamoteaba a la hora de hacerlo efectivo.
Y cuando ya iba camino a ser un recuerdo, la frutilla del postre, ese Pacto de Olivos que, vaya casualidad, permitió que el carlo terminara la faena de la dictadura.
Ojalá la presidente cumpla su palabra y no recorra un camino similar y ojalá alguna vez Alfonsín admita el daño que supo hacerse y hacernos.
Saludos.

ram

Rafa dijo...

La Vativa: el paralelo con la Semana Santa del '87 no es para nada antojadizo. En esa circunstancia y en la actual, una corporación intenta imponerle condiciones a un gobierno democrático, amenazando con el uso de la fuerza o de su poder extorsivo. Hace 20 años las FFAA tuvieron éxito, y eso fue algo que junto con las debilidades alfonsinistas en otros temas como la negociación de la deuda externa, la vulnerabilidad frente a los golpes de mercado, etc., etc., terminó instalando la sensación (para nada errónea) de estar viviendo en una democracia castrada. Las consecuencias de todo eso y lo que vino después con Carlitos, todavía las estamos pagando. Todo lo demás es accesorio. No quiero que volvamos a retroceder, y si llego a necesitar una referencia en cuanto a autoridad moral, recurro a la Madre Teresa de Calcuta.

Saludos.

escriba dijo...

Quiero señalar contra qué tipo de sujetos claudicó Alfonsín.
Y por qué un presidente democrático argentino debe aprender de eso para gobernar mejor. Nada más.
Saludos

Anónimo dijo...

Y yo quiero señalar que tipo de sujetos ayudaron a que claudicara Alfonsín. Esos sujetos estaban en el PJ.
No son ciegos, son hipócritas.

Andrés el Viejo dijo...

Según algunos comentaristas, parece que vamos a tener primero a San Raúl Alfonsín que a San Ceferino Namuncurá.

Anónimo dijo...

O no, primero san Neshtor K, patrono de los oligarcas y las multinacionales.
Alfonso fue horrible en muchos aspectos, pero lo de semana santa tiene muchos culpables, no se hagan los zonzos.

Julio dijo...

Bueno, por cierto ahora la oposicion tiene una actitud clara de defensa de la institucionalidad frente al avasallamiento de toda legalidad con cortes de rutas salvajes.
Creo haber leido por ahi que en España el Partido Popular si bien critico y mucho a Zapatero no fue a poner el cuerpo en los piquetes, ni apoyo los piquetes camioneros.
Aca por recoger migajas de votos los impresentables fueron de paseo por las rutas, y cantaron odas y homenajes a los desabastecedores...

Anónimo dijo...

Julio: Vos decis que Neshtor = Zapatero.
Espera que termino de reirme y entonces shoro.

Anónimo dijo...

Te cuento una cosa Rafa: la verdadera debilidad de Alfonsin fue frente a la corporación sindical, que históricamente tuvo buenos lazos con los militares golpistas. De hecho Perón era un militar conspirador. En el 87 nuevamente habían tendido puentes con el militarismo, en aquella época encarnado por un teniente coronel, compadrito, no muy corajudo y ciertamente menos inteligente que "el general". Pero teniente coronel al fin. Y con poder de fuego. Algo que, se sabe, encandila a los muchachos sindicalistas. Cuando llegó la claudicación de ALfonsín en el 87 (felices pascuas) ya habían ocurrido otras claudicaciones antes. El resultado fue, un tal Alderete en el ministerio de Trabajo y el sindicalismo peronista en el poder. COn esa alianza cotranatura ALfonsin pretendió cortar el nexo con la milicada insurrecta y con el peligro de que el golpismo tuviera base popular. 13 paros a un gobierno popular significan mucho. Sobre todo porque después con Menem lo muchachos se quedaron bastante mansos. Era fácil: estaban en la lona, una ley hubiera terminado para siempre con la corporación mafiosa sindical. Un solo voto (elias sapag, así con minúscula) hubiera bastado para salvar al país (y al gobierno de Alfonsín)

Vesos

La Vativa

Rafa dijo...

Julio: yo la claridad de la oposición mucho no la veo. En España la cosa fue al revés, el PP lo criticó a Zapatero por haber sido muy blando, porque tardó tres días en ordenar la represión.

La Vativa:
No sé si ese voto que frenó la ley Mucci, en sentido contrario hubiera "salvado al país". Y no le veo mucho sentido a meter al peronismo en bloque junto con los carapintadas. En el balcón de Semana Santa, junto a Alfonsín estaba Cafiero y la "renovación" (De la Sota, Manzano, Grosso, qué joyitas, no?) apoyaba al gobierno.

En esa época se hablaba de vínculos de Herminio Iglesias con los milicos procesistas, y más tarde varios amigos de Carlitos tuvieron contacto con Seineldín, al que convencieron de que el riojano iba a ser el "líder de la revolución nacional". Entre los "muchachos" había de todo como en botica.

Saludos.

Anónimo dijo...

Es así Rafa, como vos lo decís: el peronismo apostando a todo, apoyando, desestabilizando. Poco principio, poco escrúpulo. Poco patriotismo.

Saludo uno, dos!

La Vativa

Rafa dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Rafa dijo...

Listo La Vativa, vos querías demostrar la lacra que es para vos el peronismo, ya está. Pero el que dijo "Felices Pascuas, la casa está en orden" y nos puso una lápida de plomo encima fue Alfonsín y no otro. Igual la responsabilidad por esa claudicación y las leyes infames que vinieron después abarca a todo el sistema político (salvo pocas y honrosas excepciones).

Saludos.

Anónimo dijo...

¡Ojo! Si bien se le puede criticar cosas a Alfonsín (como, por ejemplo, apoyar la "teoría de los dos demonios" o llenar su gobierno de franjistas impresentables, también es cierto que probablemente impulsó estas putas leyes porque se vió acorralado por los milicos.