lunes, octubre 18, 2010

Relaciones más o menos carnales con la seguridad, medirían

  • "Hay un problema importante. En la Argentina -y esto está demostrado en un trabajo que hicimos con Sebastián Galiani y Ernesto Schargrodsky- el aumento del crimen es regresivo: les pega mucho más a los más pobres. En la calle, la tasa de victimización entre ricos y pobres se mueve más o menos en paralelo, mientras que los robos a casas se cruzan, porque los ricos se protegen en forma más efectiva, con alarmas y garitas. Lo cual 'desplaza' el crimen a zonas no protegidas. En cambio, en Estados Unidos y Europa, el aumento del crimen pega más en las clases altas, porque el Estado provee más seguridad. Por eso, allá, la inseguridad forma parte de la agenda de la derecha. El problema es que en la Argentina el progresismo y la centroizquierda importaron ese prisma y tienen el prejuicio de que es 'facho' hablar de inseguridad. Ocultan las cifras, dicen que es un invento de los medios, de Susana Giménez ... es algo indignante, porque el problema está afectando en la realidad a los más pobres".
  • "El grueso de la recaudación ilegal que se hace a nivel local no queda en los municipios, se va para arriba, la inmensa mayoría de esos fondos. Entonces, pensar que eso puede ocurrir en un futuro con un esquema descentralizado y no ver que ocurre ahora en la mayoría de las intendencias, donde existe una permeabilidad policial a la influencia política de los intendentes, es no saber cómo funciona el sistema actualmente. Así ocurre con los principales referentes políticos del PJ en los grandes municipios".

1 comentario:

Indignados Club dijo...

http://www.indignadosclub.com.ar/