martes, octubre 23, 2012

Cacerola mata medición

Me pongo en el lugar de una persona enojada con el Gobierno nacional. Son en general personas que no votaron por Cristina el año pasado, a los que pueden haberse sumado algunos sectores irritados por las restricciones a la venta de dólares a precio oficial. Potencialmente son ¿cuántos? No entremos en la discusión de las encuestas ¿como mínimo el 50 por ciento del electorado? Te lo digo yo, son muchos.
Si soy esa persona ¿por qué razón debería quedarme tranquilo en mi casa? Si, desde que fue el último cacerolazo:

  • Cuando fue la "crisis" de los gendarmes y prefectos, caracterizada por sectores de la prensa como una legítima rebelión contra el Gobierno, la oposición salió a decir que los uniformados tenían que volver a sus casas.
  • El proyecto oficial para habilitar el voto a los 16 años, que fue considerado por algunos medios como un eslabón maś en el marco de una maniobra reeleccionista, recibió sólo tres votos en contra y dos abstenciones en el Senado.
  • Uno de los principales dirigentes opositores, Mauricio Macri, en momentos en que yo estoy ultra-enojado y me preocupa, por ejemplo, que me restrinjan la salida del país (?!) o bien inaugura una guardería para bicicletas a pasitos de la Bombonera, o bien se saca una foto con Hugo Moyano, dirigente al cual detesto.
  • Soy una persona "de a pie". Y cuando se reúnen los mayores empresarios del país no sólo no hacen sentir ninguna crítica fuerte al Gobierno nacional, sino que prevén alguna mejoría económica para el año próximo y, a lo sumo, se ponen a escuchar a Lula, dirigente que hace cosas que yo no haría como reunirme con Cristina, elogiarla, decir que la quiero, etc.
  • Si soy muy conservador, como existe algún núcleo en las protestas, resulta que Jorge Lanata se une a Víctor Hugo Morales en planteos a favor de la aplicación de los abortos no punibles. Y la Corte Suprema avanza en el mismo sentido.
En suma: no encuentro ningún "opositor" (llámenle como quieran, dirigente de un partido u otro) que se desmarque y se enfrente seria y fuertemente a la presidenta Cristina Kirchner. Que de alguna manera le dé "voz a los que no tienen voz" (?). Que ponga en palabras que donde el Gobierno hace "A", él hará "B". Y haga los sacrificios que tenga que hacer a tal efecto. Por ejemplo, pasar a dar batalla en la provincia de Buenos Aires (estrategia que Gabriela Michetti inexplicablemente declinó), o lo que sea. Esto no se está escuchando seriamente por ningún lado en el sistema político.
Si estoy enojado con el Gobierno nacional no me queda otra que agarrar de la mano a mi mujer y a mis hijos y, desesperado, poner el cuerpo y salir a la calle a expresar mi descontento.
Por ahora, al "8N" lo veo así.

12 comentarios:

La Corriente Kirchnerista de Santa Fe dijo...

Es así Escriba, y habrá que ver si esa lectura redunda en una mayor o menor concurrencia a los cacerolazos. Agregaríamos una pizca de descontentos con Binner a partir del escándalo policial, y el hecho de la interna cacerolera entre los "independientes" y los "identificados partidariamente". Contestando nuestra propia pregunta, incluso una alta concurrencia el 8 N no garantiza (en éste marco de ausencia de representación, y eventualmente negativa a ser representados) la perduración de la protesta a mediano y largo plazo.

Primo Louis dijo...

Pero nada de eso hace que yo siga enojado con Cristina, no?
Y que sigamos siendo un montón, no?
Estoy de acuerdo con la conclusión del análisis sobre la falta de representación de la oposición, pero a esta altura creo que si Cristina no tiene ningún opositor, debería inventarlo.

Nicolás Tereschuk (Escriba) dijo...

Es que me parece que el enojado se desespera en ese escenario.
Abrazo

Comandante Cansado dijo...

¡Volvió el Primo! ¡Se lo extrañaba!

Prol dijo...

Para oponerte a todo, no importa a qué, tenés al colorado y al peronismo federal. Pero yo soy bastante gorila. ¿Me cierra?

Nicolás Tereschuk (Escriba) dijo...

Fijate que el peronismo federal estuvo en la foto de Diputados contra los gendarmes, por ejemplo.
De Narváez no, pero hace poco no descartó "ayudar" a Scioli en contra del Gobierno nacional. ¿Lo quieren a Scioli los que se manifiestan? Mmmmmmm...
Saludos

Raúl C. dijo...

Muy buen post, Escriba.
Haría falta que en los medios hubiera aunque sea una persona que trate de comprender cómo piensa un partidario de Cristina, así como usted se pone en el lugar de ellos.
Agreguemos a las causales de desagrado la ESTELAR aparición de Moyano 'del lado de' los caceroleros...

maleari dijo...

!!! ... tiene razón el colo, el 8D es contra la oposición ... ¡¡¡

Lic. Víctor Spinelli dijo...

El análisis tiene un problema: suponer que ser opositor al Gobierno es estar en contra de absolutamente todo. En cambio, hay espacios, sobre todo de izquierda y centro izquierda, que apoyan las medidas de tinte más progresista a la vez que critican cuestiones que se contradicen con un modelo teóricamente nacional y popular como el impuesto a las ganancias, megaminería, ley antiterrorista, represión y sistemática quita de territorios a los pueblos originarios, corrupción, noventismo.

No es que no hay oposición, sino que en este artículo - y en gran parte del imaginario colectivo -, la 'oposición' está pésimamente caracterizada. Debo reconocer, sin embargo, que esto se debe a un muy inteligente manejo de la comunicación por parte del gob. nacional.

Abrazo

Leila Luna (ex Cosas dichas) dijo...

Si el kirchnerismo ha hecho muy bien desde sus comienzos es convertirse en el demiurgo de sus propios enemigos, además sabe -con Maquiavelo- que sólo puede haber uno por vez.
Y si todo se acomoda después del 7D de una manera menos lineal que como la imaginamos?

Saludos!

uno dijo...

No será que los caceroleros no inciden en nada a nmivel electoral y los políticos se dieron cuenta? Porque sino tengo que pensar que son bastante boludos, y no me parece que lo sean.

El lugar para la derecha cacerolera anti k creo que sólo lo ocupa Macri, pero a su vez tiene que colectar por el lado de la gestión, y el "yo no me peleo con nadie", pero al menos creo que intenta captar caceroleros.

Por otro lado tal vez los dirigentes caceroleros son directamente Clarin/Lanacion/Perfil y que a esta altura ya ni les importa buscar opositores porque están decepcionados, y les baste con desgastar a la política en su conjunto.

Nicolás Tereschuk (Escriba) dijo...

Puede ser todo eso. Creo que la política lo tiene que abordar, conceptualizar al tema.
Saludos