miércoles, mayo 26, 2010

Obviamente mide

Ayer me llamó Gerardo para charlar por la radio en Conectados (Lunes a Jueves, 22.30 a 24 por Radio Cooperativa).
¿Y qué se podía decir? Algunas cosas no muy originales.
  • Que todo lo que pasó en estos días es más grande que el Gobierno.
  • Que sin embargo, el Gobierno (como todos los gobiernos) trabaja de "que la gente esté feliz" y la oposición a veces trabaja de "hacer negocio con el malhumor".
  • Que lo del Colón quedará como un episodio pequeñísimo no ya dentro de 200 años sino en doce meses.
  • Que cuando el Gobierno se enfrasca en la pelea con un grupo de medios se achica, se empequeñece, porque esa es una pelea muy chica. Yo entiendo que la política tiene distintos "momentos" y que no todos pueden ser "grandes". Pero que se rebaja, se rebaja cuando sólo se dedica a pelearse con esos medios.
  • Que la alegría también se basa en un clima y un momento: crecimiento económico mucho mayor que el año pasado, asignación universal por hijo, contraste de lo que ocurre en las economías de los países centrales (donde no se ve el fondo de la crisis) y lo que pasa en los países en desarrollo.
  • Se me ocurre también una hipótesis un poco forzada: si persiste el clima de primavera alfonsinista, no sea cosa que el candidato más difícil sea Ricardo Alfonsín. ¿No?
Qué linda es la alegría cuando se suma a la política. Es la alegría de estar juntos. ¿No está muy estudiada la alegría cuando hablamos de política, no? Habrá que escribir sobre ella.

Autor de la foto.

15 comentarios:

Mr. Mojo Risin dijo...

Concuerdo con lo de la corporacion mediatica. Aunq es un trabajo dificil, me parece que mas que seguir diciendo "los medios bla bla", con solo hacer las cosas, y dejar que "ellos" hagan, se demuestran en que vereda esta cada uno. No subestimemos tanto al pueblo. Construyamos con ellos.

GermanF dijo...

Escriba, quizás no le guste el enfoque, pero lo puede ver igual:

http://www.worldvaluessurvey.org/wvs/articles/folder_published/article_base_107

Nicolás Tereschuk (Escriba) dijo...

Gracias por la info. Sabía lo que quería hacer Sarkozy midiendo felicidad y me enteré en un reciente viaje de los avances de Buthan al respecto.
Fíjese que es más bien un enfoque "económico" pero no sé si hay mucho trabajado sobre "política y alegría".
Gracias
Abrazo

Juan Manuel Cincunegui dijo...

Los fragmentos en la República de Platón donde se considera la música apropiada para el Estado ideal. También podría uno darle vueltas a la cuestión en Rousseau y la cuestión de la fiesta entre los jacobinos. Bajtín sería una fuente interesante, la noción de carnaval, etc. Pero también se lo podría encarar de manera negativa: la reforma a partir del siglo XII en el seno de la cristiandad latina que comienza lentamente a despojar a la sociedad de su fiesta con el propósito de elevar el nivel de compromisos de los cristianos. Las secuelas en la Reforma Protestante que a un mismo tiempo realizó una transvaloración de las jerarquías medievales a favor de una ética de la vida corriente, pero vaciándola de su carácter festivo. Bueno, creo que otra de las cuestiones interesantes sería ver hasta que punto el puritanismo que desemboca en una suerte de antipolítica porque pone en cuestión la ética del honor y la ética ciudadana a favor de una ética burguesa de la producción y la vida familiar (la producción y la reproducción) no encuentra su espejo invertido en la antipolítica de la politización total que acaba convirtiendo el estandarte del compromiso en la muerte de la política como tal. Ahí habrá que tener cuidado. ¿Tenemos que hacer que todo sea política o es necesario mantener una contraestructura (Turner) que permita a los hombres y mujeres que conviven y se enfrentan diariamente en la lucha ideológica y material, bailar juntos cuando llega el día de la fiesta? Tiene que haber algún momento de suspensión del conflicto y puede que esa suspensión sea únicamente extrapolítica, o mejor, transpolítica... algo como una caricatura de la teología política, pero no por ello menos efectiva. En esos casos, el grito ¡Viva la Patria! no llevaría a la confrontación agónica, o peor, a la muerte, sino a la carcajada. Podemos reirnos los unos de los otros. En fin, lo sigo siempre con interés.
Saludos,

Manu Cincunegui

Nicolás Tereschuk (Escriba) dijo...

Manu:
Gracias por el aporte
Saludos

Lic. Baleno dijo...

Dar el salto de calidad dejando consolidado lo "antiguo". La alegria no era solo brasilera al final.

Néstor Borri dijo...

Hablando del "salto"... los himnos de las 0:00 y del final del 25... fueron coronados saltando al ritmo del "exterior constitutivo" eh....que el que no salta es un inglés... Estaba bueno la noche del 24 porque la chica que saltaba arengando en el escenario era oriunda de... la capital nacional de la soja! En fin, toda alegría está hecha un poco de sentimientos y otro poco de tarjeta de crédito...

Néstor Borri dijo...

En cuanto a lo que hay que escribir sobre la alegria, toda la cuestión de los "himnos" en "El reino y la gloria" de G. Agamben, bueno, algo aporta.

Anónimo dijo...

Mira flaco, lo único que midió realmente este fin de semana, fue el Albo de Floresta. A ver si posteas algo al respecto
saludos
Gesten

Avallay dijo...

Ultima escena de la película de Favio "Perón, sinfonía del sentimiento" "y bueno lo primero es que el pueblo sea feliz, después vemos las otras cosas de gobernar" Impactante, Perón viejo, en las escalinatas de la Rosada. Ese dato fue uno de los descubrimientos mas importantes de peronismo que la izquierda, que no te dejaba ni tomar alcohol, no supo comprender sino mucho después.

PD: Cobos es mas fácil para ganarle. Alfonsín es menos peligroso para el país ¿me esplico?

desparejo dijo...

También hubo primavera camporista, así que puede haber un canddato parecido al Tío, no?

durito dijo...

Concuerdo con la pd de avallay, igual hagamos que pierda, no?

Eduardo dijo...

Creo que esta "alegria", fue algo efimero, del momento del bicentenario. Una alegria que la gente no tenia antes de ir, y que poco a poco se ida diluyendo con el correr de los dias.
Por otro lado, yo no dejaria de lado para explicar en parte este fenomeno, la cercania con el mundial. Es una evento que genera muchas espectivas, pone distinta a la gente. Mas alegre. Por lo menos, mientras sigamos en camino. Y no se usted, pero yo, a pesar del Diego, le tengo fe a la seleccion.
Yo fui para ver que onda el lunes y me termine emocionando. La alegria social, es un estado que solo se logra colectivamente y dura lo que dura el acto.
Acaso no recordamos la alegria que se sintio en el cacerolazo del 2001 antes que De La Rua decidiese reprimir? Estabamos en la peor nuestras crisis, con una clase media destrozada y esta sintio euforia cuando fue con la cacerola a plaza de mayo. Despues paso lo que paso, pero el estado inicial, fue de alegria.
Me parece que no hay que sobredimensionar lo que paso. Fue un festejo historico, pero muy apolitico. Como va a ser recordado en la historia esto? Como una gran manifestacion multitudinaria y punto.
Un 17 de octubre, un Ezeiza, un diciembre del 83 o un felices pascuas, por nombrar las manifestaciones mas grandes que hubo en el siglo pasado, fueron hechos historicos claves en nuestro pais.
El bicentenario, no.

Ahora, llegamos a salir campeones...

Martín L. dijo...

Alfonsín sería el sucesor menos traumático de los Kirchner. También Binner, pero lo veo con pocas chances.

eapc dijo...

Bueno, algo sobre la alegria y la política podés verlo en este artículo : ¿Qué pasó el 25?

http://caraocruz123.blogspot.com/2010/05/por-eduardo-paveto-paso-que-la-gente.html

La idea es de ver como se conjuga un estado de ánimo y la acción a traves del rescate de lo que une y cimenta el futuro.

Un saludo (con alegria),
Eduardo.