jueves, marzo 25, 2010

¿3 mangos mide?

¿Y si bajamos el dólar a 3 mangos como me decía un compañero economista ayer en la plaza mientras coincidíamos en que nadie sabe bien cómo bajar la inflación (que no se descontrolará) sin recortar gasto donde el espacio nacional y popular no quiere recortar?
Para bajar la inflación no hay buenas soluciones. Hay menos peores. O si no, se puede seguir así, con una inflación en torno al 20%. Y ver qué onda.
No hay certezas por acá.

12 comentarios:

Llano dijo...

Bajar casi 1 peso el dolar es incrementar el déficit, el superávit comercial lo cobramos en USD.

Es harto complejo, no creo que la solución sea esa, sí puede ser dejarlo flotar y que baje unos centavos, asi todos nos calmamos.

Osea es sabido que ahora está trabado por el central, que no para de comprar para mantenerlo a 3.88, al dejarlo libre va fija al 3.6, no es tanta plata la que se pierde y todos se calman.

Guido dijo...

Me hace acordar a la etapa de la convertibilidad.
Asusta de solo escucharla esa idea.

Nicolás Tereschuk (Escriba) dijo...

Guido: Hablábamos lo mismo ayer. Cualquier alternativa tiene que ser utilizada con muchísima prudencia.
Saludos

El Conurbano dijo...

tu amigo economista es Martín Lousteau? ;p
Porque me parece que con algo asi tenemos otra 125, pero esta vez con la UIA...

Artemio López dijo...

20 25 general se aguanta con casi 6 de crecimiento, pero hay que bajar el tema alimentos que puede ser el doble del promedio.
Ahí hay que hacer algo...en principio poner 5 lucas extras al plan de 18 y actualizar el resto...para sostener el poder de compra de los hogares...El resto, lo dejo para los economistas..jeje
salu2!

Nicolás Tereschuk (Escriba) dijo...

Conu: Sí, claro, eso comentábamos ayer también mientras dábamos vueltita por delante del Cabildo. El tema es ver cómo está el feeling de la calle también.
Artemio: No tengo problemas con eso, por supuesto. Me parece que no sabemos bien cómo hacer para bajar el tema alimentos (no me parece que la política de los compañeros de la Secretaría de Comercio tenga un efecto así que uno diga, ay, qué barbaro). Lo que me parece que no se puede es mandar standby y esperar la buena cosecha de este año y nada más.
Saludos

JEP dijo...

Escriba, creo que en Finanzas Públicas sacaron un par de post sobre esta idea, con comentarios interesantes.
bajar el precio del dólar a 3 (-25%, masomenos) es prácticamente quitar cualquier rentabilidad producida por el comercio exterior. Como dice Llano, con un -10% la cosa suena más razonable. Incluso (poniendo monetarista la cosa) hasta el pequeño ahorrista puede llegar a elegir aprovechar la baja suponiendo una nueva suba (y eso quita más moneda de la circulación).
La idea es más que interesante y, de hecho, ya en cierto momento el dólar bajó de 3.80 a 2.9, como para frenar el aumento de precios por el "ajuste de precios de las commodities" (como en otro tiempo clarín llamaba a los productos agropecuarios).
La pregunta que queda es cuánto zapatearían los sojeros (es decir: cuándo es el momento para hacer la rebaja del precio: con los dólares que ellos quieren vender o después de que cambiaron la teca, haciendo así una nueva transferencia de recursos para esos muchachitos?)

Javier dijo...

Bajar la competitividad de la industria y el superavit comercial bajando el dolar es lo peor que podes hacer ,yo creo que no tenes que hacer nada extraordinario , moderar expectativas , hacer una gran publicidad del nuevo Indec independiente independiente y acuerdo del bicentenario para moderar la puja distributiva , digamos llevar la inflacion a alrededor del 15% para ir en 2011 al 12 , luego 10 , solo moderando eso y el aumento del gasto publico digamos no mas allá del aumento de la recaudación como vino ocurriendo los últimos años , pero hoy te lo dice Aldo Ferrer que ya no se debe impulsar la demanda agregada porque la economía viene creciendo muy bien , lo peor es ver que hoy coincidan Ferrer y Zaiat con Broda en ee diagnostico deberá preocuparnos.
Un abrazo

Un pibe de por allí dijo...

No se si a 3. Me parece que es demasiado. Pero a 3,50/3,60... seguro. Teniendo en cuenta el nivel del dolar en los paises vecinos. 3,88 resulta demasiado. Más, si se espera que llegue a 4.

Fede Vázquez dijo...

La región tiene dos experiencias: Venezuela convive con índes aún mayores que el nuestro, y también con crecimiento alto de la economía. El diagnóstico es el mismo que acá: concentración económica=apropiación de renta via inflación. Y la salida, crear formas de distribución estatal en mercados regulados. Con los consabidos problemas de mercado negro, desaparición de productos, etc. siempre hablando del tema específico que apunta Artemio: alimentos, canasta básica. En Brasil, en cambio, la morigeración de la inflación va atada a un crecimiento modesto, con altas tasas de interes, etc. con los consecuentes límites que marca eso. No sé, de todas formas, creo que hay que mirar la inflación más como problema político que económico. Indec, indec, indec. Porque así, no siquiera se puede salir a defender la inflación alta, porque la sensación térmica creada por la devaluación de la palabra oficial hace que sea casi casi el infierno...
abrazo.

Ezequiel Meler dijo...

Dos políticas se desprenden: por un lado, el efecto transparencia laburando sobre las expectativas (permitir una intervención opositora al INDEC lo garantiza: ponelo a Lo Vuolo, o a Lozano, y dales el control). Por el otro, utilizar parte del superávit comercial para subsidiar productos de primera necesidad. Ambas políticas tienen su historia, todo puede fallar, pero así agarrás los dos aspectos del problema: el político, y el económico. Y la segunda es la única manera de empezar a disociar seriamente lo externo de lo interno.

Un abrazo,

EM

Nicolás Tereschuk (Escriba) dijo...

Están los dilemas planteados, no es fácil pero algo hay que hacer. Algo se puede hacer.