lunes, abril 08, 2013

Fondos buitre: uno que quiere medir y medir y medir

Dice Eugenio Díaz Bonilla, ex miembro del Directorio Ejecutivo del BID aquí (Traducción muy rápida con mucho Google Translate que anda cada vez mejor, hay que decir):


  • "Algunas personas se quejaron de que la oferta no presentó nada nuevo con respecto a los canjes de deuda anteriores. ¿Cómo podría haber hecho el gobierno argentino algo diferente si: a) ha estado argumentando que "pari passu" significa que todos los tenedores de bonos deben ser tratados por igual, y que los demandantes no se merecen un mejor tratamiento, como sería el caso de la sentencia original del juez Griesa de un pago del 100%, y b) no hay todavía una sentencia de la Corte de Apelaciones? Por otro lado, algunas personas se quejaron de que el gobierno argentino no debería haber incluido el cupón PBI en esta oferta. Una vez más, teniendo en cuenta que estuvo en los canjes de deuda anteriores, ¿cómo no iba el cupón PBI a ser incluido ahora?"
  • "Los holdouts bien puede aún rechazar la propuesta. Pero yo diría que sería un error"
  • "En primer lugar, los holdouts actuales parecen pensar que si hay un segundo fallo en contra de Argentina, el Gobierno argentino será capaz de hacer una mejor oferta a los demandantes porque no es una opción voluntaria sino que habría recibido el mandato del tribunal (...) el gobierno de Argentina no puede seguir esta interpretación, por todos los riesgos que implica".
  • En segundo lugar, los holdouts parecen pensar que es imposible para los pagos redirigir fuera de Nueva York. (...) Creo que es obvio que el gobierno argentino quiere proteger a los tenedores de bonos que entraron en los intercambios anteriores. Así que, en mi opinión, que va a hacer lo que sea necesario para asegurarse de que cualquier interrupción sea breve y que pueda cumplir con los tenedores de bonos actuales. (...) Es interesante mencionar (un hecho señalado por varios analistas) que hoy los mercados consideran que es más seguro tener bonos de ley argentina que bajo la ley de Nueva York. El daño que la decisión del juez Griesa está infligiendo a Nueva York como centro financiero está claro, y puede llegar a ser importante si ese fallo se mantiene. 
  • Tercero: los holdouts parecen creer que el gobierno argentino tiene que volver a los mercados de crédito con urgencia, y por lo tanto está bajo presión financiera para resolver esta reclamación. Pero este no parece ser el caso. Todas las estimaciones sobre elevados déficit fiscales son exageradas, excluyendo la financiación actual a través del Banco Central y el sistema de la Seguridad Social como si fueran 100% ilegítimas. Entre los cálculos que tienen en cuenta este tipo de financiación como legítimo al 100% (como lo hace el Gobierno de Argentin) y 100% ilegítimo (como sostienen los críticos) hay un abanico de posibilidades para los que no se han visto los análisis razonables. En cualquier caso, el Gobierno de Argentina sigue teniendo acceso a la financiación (sean cuales sean las consecuencias negativas a mediano plazo de tal método de financiación del sector público) y la consolidación fiscal necesaria para reducir el déficit a niveles muy cómodas no es grande como porcentaje del PIB .
  • Cuarto: Elliot y compañía no parecen apreciar la profundidad de la aversión que su modelo de negocio genera en muchos sectores, empezando por el Gobierno de Argentina, pero ahora incluyendo los bancos y tenedores de bonos mantenidos como rehenes por la decisión del juez Griesa, por no mencionar a los gobiernos de varios los países industrializados se enfrentan a problemas generalizados de deuda". El Gobierno de Argentina  podría pensar (y yo soy el único responsable de esta conjetura) que a medida que la crisis de la Argentina 2001/2002 llevó a la generalización final a las Cláusulas de Acción Colectiva (proporcionando así al menos algo positivo a un muy doloroso episodio para las para las finanzas internacionales de la Argentina), este litigio ofrece la oportunidad de clavar la estaca final al corazón de un modelo de negocio que es altamente perjudicial de las finanzas internacionales, especialmente en las circunstancias actuales. En ese caso, la experiencia argentina agonizante estaría contribuyendo dos veces a un proceso más estable para tratar con incumplimientos soberanos".
  • "En quinto lugar, en términos de dinero (...) (con la propuesta argentina "los holdouts actuales obtendrían una rentabilidad significativa". Elliot puede continuar siguiendo una estrategia que perjudica a todos, empezando por Nueva York como centro financiero y futuras reestructuraciones de la deuda soberana (pero incluyendo también a sí mismos, porque están sangrando dinero legal y de cabildeo, además de no conseguir que se les paguen sus bonos), o aceptar la realidad de que no van a conseguir nada mejor que esta oferta y aceptarla".
  • "Así que tenemos un buen equilibrio y un mal equilibrio. En mi opinión, la Argentina no tiene espacio jurídico, político o económico para pasar de lo que se ha ofrecido. Así que los únicos dispositivos de coordinación para avanzar al buen equilibrio son o bien una sentencia más realista de la Corte de Apelaciones de EE.UU. para el Segundo Circuito de Nueva York, o la aceptación de la oferta por parte de Elliot". 
  • "Para los holdouts todos los escenarios posibles parecen implicar más costos que la aceptación de la oferta. Su modelo de negocio ya está amenazada por la Cláusula de Acción Colectiva, cualquiera que sea el caso. La posibilidad de que la Argentina acepta un fallo adverso y paga el 100% o algo mejor que lo que se ofrece en los canjes de deuda anteriores, no existe. Por lo tanto, la única razón para que los holdouts no acepten es tratar de infligir más dolor a la Argentina, a pesar de que en el proceso no recibirían ningún pago, deben seguir pagando los costos legales y de cabildeo, e infligir graves daños a Nueva York como un centro financiero y a personas inocentes tal como las instituciones financieras que participan en el procesamiento de los pagos y los bonistas que aceptaron los canjes de deuda anteriores. Incluso los fondos buitre debe ser capaces de utilizar el análisis de costo-beneficio humano".

Me enteré de la nota por medio de @ernestorrY ahora veo que ya había salido en Télam, ja.

4 comentarios:

elbosnio dijo...

Dependiendo de la participación de estos bonos en su cartera total de bonos en default, un fondo buitre podría preferir no realizar la perdida (de expectativas) para no tener que aplicar ese criterio a toda su cartera.
No en terminos de contabilidad, porque no la tienen, pero si de espectativas hacia sus inversores. Mientras no acuerden pueden explicar como tienen a La Argentina contra las cuerdas y como le sacaron face value o un punto menos. Pero si acuerdan, es el fin del relato.

elbosnio dijo...

Faltó un signo de pregunta en algun lado del texto anterior. Porque no es una afirmación de alguien que conoce algo de fondos, buitres o gallinas. Solo una duda.

José María Souza Costa dijo...

Invitación - E
Soy brasileño.
Pasei acá leendo , y visitando su blog.
También tengo un, sólo que mucho más simple.
Estoy invitando a visitarme, y si es posible seguir juntos por ellos y con ellos. Siempre me gustó escribir, exponer y compartir mis ideas con las personas, independientemente de su clase Social, Creed Religiosa, Orientación Sexual, o la Etnicidad.
A mí, lo que es nuestro interés el intercambio de ideas, y, pensamientos.
Estoy ahí en mi Simpleton espacio, esperando.
Y yo ya estoy siguiendo tu blog.
Fortaleza, la Paz, Amistad y felicidad
para ti, un abrazo desde Brasil.
http://josemariacostaescreveu.blogspot.com


Nicolás Tereschuk (Escriba) dijo...

Bosnio: Yo también creo que es difícil que aflojen.
El tipo da buenos argumentos. Sobre todo sobre la base de "si no es esto acá no cobra nadie, amigo".
Abrazo