domingo, mayo 29, 2011

Lecturas que miden

Hoy leí:


"Los sectores medios carecen de sensibilidad ante quienes los benefician, sobre todo en términos de calidad de vida, porque miran la política con las categorías de las clases altas. Es un problema cultural".

"Ese éxito se debe a la gobernabilidad peronista, que está basada en la verticalidad, en el pragmatismo y, la tercera pata, que es esencial, que es el sindicalismo para mediar en el conflicto social. Si el peronismo perdiera esa pata, habría perdido uno de sus atributos esenciales".

"Porque para el peronismo sería catastrófico enfrentar al sindicalismo. Sería renunciar a una clave esencial. Al sindicalismo hay que darle la oportunidad de renovarse pero no enfrentarlo".

"Menem estaba interesado en promover la pacificación nacional. Por eso fue tan implacable con el levantamiento de Seineldín. Menem es un negociador nato. Sin embargo con Seineldín fue intransigente. Yo había recibido un mensaje para ver a un intermediario en la recova, y lo consulté sobre esa posibilidad. "Andá, pero sabé que te echo", me dijo. Después me pidió que estudie qué margen legal había para fusilar a los amotinados. Cuando le informé que ninguno, se contrarió. "Te prometo que este va a ser el último levantamiento militar que hay en la Argentina. De eso me encargo yo", me dijo".

"Lo que hay que reconocerle a Kirchner es que tuvo la capacidad peronista, insisto, peronista, de reconstruir el poder y salir adelante".


Se explayó, por ejemplo, sobre qué entendía él por revolución: "Que el pueblo esté feliz". Que tuviera (en este orden) primero para comer y después unos manguitos "para el telo, para el cine, acceso a la vivienda".

Sobre esta última nota, me extrañó la precisión de las citas, sobre una reunión en la que hubo 51 kirchneristas.

4 comentarios:

Ecónomo dijo...

http://teoria-economica.blogspot.com/2011/05/piigs-on-wind.html

Avallay dijo...

no se si Corach puede medir, pero el reportaje mucho

Nicolás Tereschuk (Escriba) dijo...

Más
http://www.perfil.com/ediciones/2011/5/edicion_576/contenidos/noticia_0069.html

Francisco dijo...

Mide. Definitivamente, mide.

"(Kirchner) No se levantó un día y dijo “vamos a revalorizar el papel del Estado”: pasaba en todo el mundo. Menem no dijo “voy a ser neoliberal”; era lo que el mundo practicaba. Perón tampoco dijo: “Yo me voy a hacer keynesiano y a promover la sustitución de exportaciones”. Todos hacían lo mismo".

El peronismo es pragmático. Por eso pudo ser antes de ayer keynesiano, ayer neoliberal, hoy de nuevo keynesiano y mañana liberal, otra vez. Kirchner, en los 90, hubiera sido neoliberal... y de hecho, lo fue.

Y ahí dejo de estar de acuerdo con Corach porque creo que la clase media aspira a algo más que las cuotas baratas, aunque a veces se deje engañar por ellas.

Y por eso pienso que el peronismo nunca las terminará conformando. La tragedia es que, del otro lado, hay otros peronistas y un rejunte de gente con pocas ideas y menos gestión.