viernes, enero 22, 2010

Midiendo la derrota


Chile y el peligro del fin de la política

En un librito que se llama "El Desacuerdo", Jacques Rancière nos ofrece una definición de "la política" que suena como un trueno cuando leemos las novedades que vienen de Chile. La política aparece, para este filósofo francés, cuando se produce "la interrupción de los simples efectos de la dominación por parte de los ricos". "La ley de la oligarquía es efectivamente que la igualdad 'aritmética' debe comandar sin obstáculos. que la riqueza debe ser inmediatamente idéntica a la dominación", señala.
Sebastián Piñera no sólo se ha vuelto poderoso políticamente en base a su riqueza. Sino que, leemos en los últimos días, será aún más rico en base a su poder. Las acciones de sus empresas se disparan ante una posible venta, en medio de la euforia por el triunfo electoral derechista.
Y se dispone a retribuir a los chilenos ricos con más riqueza. Prometió, por ejemplo, "profundos cambios" en la minera estatal Codelco, la mayor productora mundial de cobre. En su partido afirmaron que esto significa la privatización de hasta el 20 por ciento de la firma. Pensemos qué familias están en condiciones de comprar esas acciones. Quizás las de Eliodoro Matte e Iris Fontbona, las únicas dos personas más prósperas que Piñera en Chile, de acuerdo al ránking de la revista Forbes.
Para darnos una idea de la magnitud de lo ocurrido, el acceso de Piñera al poder no tiene comparación con los jugueteos de empresarios (o más bien herederos) como Mauricio Macri o Francisco De Narváez con la política. Es más bien como si en nuestro país alguno de los miembros del directorio de la Asociación Empresaria Argentina (AEA), que reúne a los más prominentes hombres de negocios del país, se decidiera a lanzarse a la arena electoral. Y triunfara.
Nobleza obliga, hay otra diferencia entre Piñera y nuestros políticos derechistas locales. El mandatario electo chileno proviene de una familia prominente pero no rica. Y su carrera comenzó con una beca Fullbright y un doctorado en Economía en Harvard. De Macri y De Narváez no se sabe que sean muy afectos a los libros ni a las universidades.
Visto en perspectiva, el peligro real de una gestión de Piñera no es tanto que produzca violentos cambios con respecto a los años de la Concertación. Más grave aún sería que la situación del vecino país continúe más o menos como hasta ahora, con lo que el electorado chileno confirmará aquello de que los pueblos "nunca se equivocan". La mayoría de los ciudadanos trasandinos no pudieron percibir qué ganaban con cuatro años más de la alianza entre demócrata cristianos y socialistas. Si un gobierno de Piñera resultara similar a los de la Concertación, quienes gobernaron por 20 años ¿con qué argumentos saldrán a reclamar nuevamente el voto?
Quizás los ahora opositores deban volver a las enseñanzas de Rancière: la política surge cuando ocurre aquello que no debería ocurrir. Cuando los resultados no están dados de antemano. Cuando la libertad de los pueblos trastoca lo que "naturalmente" marca la "ley de la oligarquía". Cuando la aritmética de la riqueza queda opacada, cuando aquellos que no "cuentan", comienzan a contar.

Nota publicada hoy en Buenos Aires Económico.
Autor de la foto.

10 comentarios:

rinconete dijo...

El drama chileno es la inequidad vitrificada de su sociedad.

Los poderosos no solo han establecido una repartija desigual de la torta, peor que acá aunque más prolija, sino que han logrado bajar las expectativas de los que menos tienen, éxito absoluto que ya quisieran lograr los de acá.

La Concertación nunca quiso resolver ese problema ni aún con Bachelet, cuyo gobierno probablemente fue el más sensible al respecto.

Al principio de su campaña Piñera hablaba de la inquidad, al final solo de las supuestas puertas giratorias de la justicia para los delincuentes, metáfora que podría compartir nuestro falso ingeniero Blumberg. Sin duda destinará fondos al tema, con nuevas prisiones construídas por empresas más o menos amigas, que se llenarán de pobres diablos y con modificaciones al Código Penal no referidas a los delitos de iniciados sino más bien a los ladrones de manzanas.

La gran ventaja de Piñera es la falta de expectativas sobre cambios referidos a la distribución injusta y el gran consenso alrededor de la inseguridad.

RDM dijo...

Un par de apostillas para redondear las cosas:

1- Lo preocupante de la definición de Rancière no es su certeza, sino el hecho de que aquellos que parecen haberlo advertido son aquellos que pretenden reconstruir el "orden natural" aritmético que la política venía a cambiar. Y lo logran, mientras el resto la mira por TV comiendo pochoclo. El pensamiento de cabecera de estos muchachos sería algo así como "Si no entienden que el orden natural (Dios o quien sea) nos pone al frente de todo, tendremos que hacerlo a partir de los votos. Pero que lo hacemos, lo hacemos".

2- Y los chilenos no supieron percibir qué ganaban con otro gobierno de la Concertación. Es cierto. Pero, quizás, es porque no ganaban nada. Además de lo que ya señaló Rinoceronte, hay que tener en cuenta que la memoria opera en ambos los sentidos. Y recordar quién era el candidato, cuáles son sus antecedentes, qué pasó durante su gobierno. Salvando las distancias, es como convertir a Cavallo en progre para correr a Macri. Y ojo, porque si te sale bien, después te encontrás con Redrado.

3- Y es cierto también que el mayor peligro está representado por la posibilidad de que la situación de los chilenos no cambie para peor con Piñera. Pero, amigo, ¡¡qué desagradablemente incómoda que es esa posición que nos lleva a desear por motivos "altruistas" que a un pueblo no le vaya bien!! Nos pone en un lugar muy parecido al de alguna gente a la que no me gustaría parecerme, ¿no?

Saludos.
RDM

Nicolás Tereschuk (Escriba) dijo...

RDM: No es tanto que no cambie para peor. Si a Piñera le va espectacular, es una de las posibilidades (en la que yo no creo pero es posible) y, por supuesto, es malo para la Concertación. Ahora, lo que yo planteo es qué pasa si le va "apenas igual". Para eso que gobierne cualquiera, digamos.
Saludos

Lionel Hutz dijo...

Perdón por desviar el tema, pero no sabrán de alguna versión en PDF del libro de Rancière, en el idioma que sea? Porque me viene como anillo al dedo para un trabajo que estoy haciendo sobre dinero y campañas electorales.

Nicolás Tereschuk (Escriba) dijo...

Lionel, la versión en inglés está acá

http://abahlali.org/files/RanciereDisagreement.pdf

Lionel Hutz dijo...

Se agradece.

Pedro Garcia Millan dijo...

ALERTA!

La estafa automotriz mas grande en el territorio Mexicano…

Para MAS informacion pinche:

http://pedromillan.blogspot.com/


***PIENSATELO ANTES DE HACER NEGOCIOS CON ESTE LUGAR!!

Y GET EDUCATED ON THE MOLOCH AXIS DEMONIACS:

http://www.infowars.com/

http://www.hotfrog.com.mx/Companies/www-expoautos-com-mx

Gracias

Ignacio A dijo...

el argumento de las becas y sus estudios y su pertenencia a la elite intelectual de la derecha chilena no termina de cerrar con la admiracion que tenes por Lula...
Cuantos titulos hacen falta para governar?
slds

Nicolás Tereschuk (Escriba) dijo...

Lula tiene otro tipo de "activos", digamos, tampoco fáciles de conseguir.

Musgrave dijo...

Nico, muy bueno el post.
Como era de esperar Piñera se tira de cabeza sobre la joya de la abuela chilena, CODELCO.