miércoles, enero 21, 2009

20 años no miden

Lo mejor para ver anoche, además del gol de Krupoviesa, fueron las imágenes que transmitió Crónica TV sobre el ataque al cuartel de La Tablada, del que en pocos días se cumplirán 20 años. Un joven cronista Daniel Hadad describía el "fragoroso" tiroteo.
En ese momento increíble de un verano imposible, Raúl Alfonsín bajó con su traje marrón claro en el cuartel. Rodeado por centenares de militares armados hasta los dientes, en medio de una gran confusión. Seguido por el Coti Nosiglia, siempre flaco, mientras veía con sus propios ojos los cadáveres tirados por el predio. En ese regimiento destruído por los bombazos y el fuego militar, luego de aquellas palabras del comisario Pirker acerca de que -se dice, no recuerdo la fuente- que él hubiera sacado a los del MTP con un par de gases lacrimógenos.

Mientras Alfonsín recorría el regimiento se escuchó un tiro, hubo corridas, decenas de policías bonaerenses con armas variopintas a mano, panzones, con camisas de distintos colores, comenzaron a corretear por ahí, para cualquier lado, a los gritos. Se tiraban cuerpo a tierra, subían a los patrulleros Renault 12. Todo un gran desastre, una gran claudicación democrática en el verano en el que se terminó de fraguar en las mentes de millones el menemismo.
Me voy a leer un poco sobre La Tablada.

23 comentarios:

MP dijo...

Qué momento terrible. Todavía lo recuerdo y me pone la carne de gallina. Además, ese intento de lucha armada... Si el ERP había demostrado en Azul ya en 1973 que no estaba en condiciones operativas ni tácticas de enfrentarse al ejército, imaginate en 1989. Si su jefe militar más capaz (Santucho) llevaba 13 años muerto y Gorriarán era el responsable del desastre de Monte Chingolo, ¿basados en qué intentaron esta idiotez que costó tantas vidas? ¿Otra vez la vieja idea trosca de que cuanto peor, mejor? ¿Otra vez esperaban (en vano) un levantamiento popular detrás de la vanguardia iluminada y en armas? Si tal cosa no había sucedido antes, ¿a santo de qué creer que iba a ocurrir cuando el pueblo estaba harto de tanta sangre, tras la dictadura? Y tanto en los setenta como en los casi noventa, la misma percepción errónea al imponer la lucha armada ante gobiernos democráticos.
Eso en cuanto al ERP o Todos por la Patria. La represión, ya sea ordenada por Alfonsín o tolerada por éste debido al constante estado insurreccional de las FFAA, fue brutal. Una animalada que cobraba muchas facturas viejas y que el gobierno radical no quiso o no pudo impedir. El Partido Militar no se había retirado del todo y su accionar suguió condicionando al gobierno radical, demostrando en varias ocasiones (ésta la peor de todas) que las autoridades de la Constitución les importaban un huevo. Debo decir que recién fue Men*m quien, con los indultos en la mano, pudo fracturar el frente militar e infligirle la derrota definitiva cuando fue la rebelión de Seineldín. Ese fue el verdadero fin del partido militar como amenaza política armada. Habrá que mensurar serenamente si los indultos no fueron un precio muy alto por esa derrota. Yo pienso que sí.
En fin, da para largo.
Muy buen post.
Saludos

Raúl C. dijo...

MP: coincido con su visión en general; en especial en cuanto al logro de Menem, y en que los indultos fueron un precio muy alto.
Hubo otro detalle decisivo para reducir la influencia militar en la política argentina: Cavallo los incluyó en la reducción del Estado y les tiró el presupuesto al subsuelo.
Detalle muy oportuno, para tener siempre en cuenta en el futuro. ¿Vio esos métodos anticancerígenos en los que se trata de cortar el flujo sanguíneo a las células neoplásicas?
Raúl C. (ex RCW)

Mariano T. dijo...

Entraron al regimiento matando a los colimbas que hacían guardia.
No veo mal que los hayan bombardeado, como tampoco el bombardeo que les mandó Bielsa a los carapintadas en palermo hasta que se rindieron. Si entrás a copar un regimento a sangre y fuego como fue en ambos casos, la respuesta es la de esperar, y si ahora sucediera también lo apoyaría.
Distinto es el tema si fusilaron prisioneros, que nunca quedó del todo claro.

Andrés dijo...

Buenas Escriba,

Quiero hacer hincapié en los conceptos que expresó Pirker: Se podía lograr la rendición de los intrusos sin tanta destrucción y muerte.

Me acuerdo las imágenes de la tele luego de la retoma del cuartel: Casino de oficiales sin techo, varios edificios sin paredes, tanques entrando cuando ya no pasaba nada, un conscripto herido a la hora de liberarlos como rehenes.

Una payasada y una desprolojidad total, sin contar que hubo desaparecidos entre los detenidos, que fueron captados por las cámaras (no vaya a ser que los milicos pierdan la costumbre). Triste.

No se les ocurrió cortarles la luz y el agua, rodear el perímetro para evitar el ingreso de víveres y esperar a que se entregaran o que negociaran?

Había que hacer semejante despliegue, con una cadena de mando tan confundida que tanto la Policía como el Ejército reprimían con evidente descoordinación en la cadena de mandos y en la comunicación a los medios?

Cuando esos hechos ocurren y no se investigan y castigan con el rigor que corresponde, vuelven a repetirse de otra forma, como en Villa Ramallo en 2001

http://es.wikipedia.org/wiki/Masacre_de_Ramallo

En fin, gracias por traer el tema.

Saludos,

Andrés

paniagua dijo...

Por cuestiones de la vida, soy gran amigo de uno de los protagonistas, incluso uno del cual se publica su alegato. No me gusta matizar con la onda "escuchemos las campanas", pero sin entrar en el debate de las causas del copamiento, sería preciso preguntarse sobre algunas cuestiones que se dan por hechas. Por ejemplo, sobre los supuestos disparos efectuados por el MTP cuando Alfonsín entró al regimiento, tanto como los supuestos francotiradores que estaban apostados en árboles o terrazas de casas de las inmediaciones. No sólo hay dudas sobre eso, sino también sobre la muerte del primer colimba, en cuya pericia se determina la dirección de la bala que lo mata, que echa mas sombra que luz, ya que es una de las muertes que supuestamente se le adjudican al MTP. Otra cosa que aparece denunciada en la CIDH es la posible utilización de fósforo, duda que surgió de inmediato a partir de la impresión que generaron muchos de los cuerpos quemados durante el combate. Y además las desapariciones, o las torturas sobre prisioneros ocurridas una vez estos rendidos. Una de las rendidas fue asfixiada con una bolsa ahí mismo, junto a sus compañeros. Hay muchos puntos negros, que se enmarcan en ese "agujero negro" de la política, cuyo significado no estoy seguro que arrastre la pura linealidad combativa del ERP como apunta MP. La violencia carapintada hoy puede ser enmarcable dentro de una lógica vandorista de aquellos años, según la cual los carapintadas no eran "golpistas" sino parte de un ejército nacional que no estaba dispuesto a morir. El compromiso de Alfonsín con los DDHH los había arrinconado moralmente, pero seguramente la reivindicación cínica de Menem (recortando sustancialmente) los termina de vencer. Lo del MTP no tiene una razón corporativa encuadrable hoy a los ojos, sino que para entenderlo habría que remontarse a la situación, lo cual revelaría aún mas lo equivocado y mesiánico del planteo, y, me animo a decir, que también revela lo difícil de cerrar el ciclo de violencia política en el que la dosis de impunidad militar dejaba abierto. Con ese frente militar al rojo vivo, cierta izquierda (reactualizada en aguas sandinistas...) podía entrever márgenes de acción.

escriba dijo...

Martín: Viendo el video te das cuenta cómo hay como una "actuación" del tiro en presencia de Alfonsín, de los francotiradores, etc. Eso se potencia con los relatos de los cronistas de TV, uno de ellos, Hadad.
Los milicos que rodean a Alfonsín, con un excesivo celo, están ahí más para mostrar sus FAL -quizás para mostrárselos a Alfonsín- que otra cosa. La situación de Alfonsín en ese momento impacta com terriblemente peligrosa. Sobre todo porque quién podía asegurar que a un milico o a un policía medio dormido no se le iba a escapar un tiro. Y además había helicópeteros por todos lados, supongo que con armas pesadas apuntando para abajo Una locura total.
Sobre el resto, yo pienso que en política las responsabilidades lo inundan todo. No hay buenas intenciones posibles en política. Solo hay resultados. Y siempre se es responsable.
Saludos

Mariano T. dijo...

No mezclemos las cosas. los militares son militares, y los policías son policías. No son los mismos métodos.
Si copás un cuartel militar en forma violenta te tiran con todo lo que tienen, no me parecería mal que lo volvieran a hacer mañana, con Nilda Garré´a la cabeza de la recuperación del cuartel. Sería lo mismo acá, en Cuba, en Francia o en China.
Lo que es harina de otro costal es lo que presuntamente ocurrió con los prisioneros, porque lo que correspondía era pasarlos a la órbita de la justicia. No se en que terminaron las denuncias al respecto y se si inició alguna causa.

paniagua dijo...

Bueno, pero por eso mismo. Yo creo que hay que ver como dos momentos. Y no por capricho. El combate y la rendición. No sé a qué te referís Escriba con lo de las responsabilidades. Y menos con las "buenas intenciones". Sería ¿cínico? hablar de las "buenas intenciones" del copamiento de un regimiento. Por lo pronto me ajusto a algunas cuestiones, a aspectos, digamos, "teatrales" de esa puesta en escena que se ve en el informe, donde están Haddad, Jorge PIzarro, y un Luis Abelardo Patti, con casco. Todo lo especulado en cuanto a la "operación", es algo que escapa a nuestras posibilidades, porque actuó en lo invisible, pero sí es posible mirar esa escena televisada y percibir algunas cuestiones. La política del MTP para mi, sencillamente, no tiene registro, es cierto que no podríamos ver cuál es su "continuidad" hoy, pero como sí hoy participo en la política, te diría que quizás resume uno de los ejemplos mas contundentes de algunos rasgos que detesto: la alucinación vanguardista, el altruismo, la irresponsabilidad de desatar fuerzas enemigas proporcionalmente mayores, etc.

escriba dijo...

Eso que dice al final quise decir. Si vos errás en el cálculo (o peor, si alucinás) la tragedia (y Hadad y Patti y la puesta en escena) es responsabilidad tuya.
Saludos

paniagua dijo...

Por otro lado, pienso que es difícil discutir sobre algo así, ¿no? Recién creí que me decías que te sonaba a justificación mía. Para mi en Tablada se inscribe algo así como el fin de la izquierda popular, digamos, el fin de eso que por momentos el ERP, algo el PC, incluso el PI, etc., podían tramar colocando a la guerrilla latinoamericanista en el centro de la escena... Era como la expresión acabada de la cultura del setentismo, un guevarismo ponele, medio silvestre, con roces con las izquierdas peronistas y radicales, con curas tercermundistas, un internacionalismo latinoamericano que el sandinismo le devoldió cierto oleaje que borró en las mentes de esos cuadros la ruptura de época que la represión acá efectivamente generó. Un resabio de eso que fue alimentado por los carapintadas, porque en parte uno podría decir que la hipótesis de guerra de guerrillas de la izquierda hubiese estado mucho mas perimida (de lo que infinitamente ya estaba) si no hubiese habido Monte Caseros, Villa Martelli, etc. La sociedad había cambiado, el poder -digamos incluso en nuestra hipótesis actual "destituyente"- había cambiado, pero quedaba la inercia de nuestro triste "parque industrial militar" latente, tomando formas corporativas que sólo marcaban los signos de su fin. Claro, visto ahora, ¿no? Si lo extremo ahora... Tablada es como la reacción de un brazo de la burocracia armada por izquierda... No lo digo para reactualizar "dos demonios", pero intento ver lo patético, lo estúpidamente trágico que entrañó también.

Abrazo, Escriba, abrazo.

Cine Braille dijo...

En esa época se habló de la infiltración que tenía el MTP por parte del seineldinismo, de cómo les llenaron la cabeza con la inminencia de un golpe y cómo, on la toma, se buscó debilitar a un gobierno que ya venía a los tumbos desde 1987. (Se decía que había una alianza táctica Menem - Seineldín). Eso no los exculpa de nada, por cierto, sino al revés.
PS: el Desinformador Impúdico se hizo una panzada por esos dias. Se decía que ente los muertos había un chino, o gente sin documentos argentinos, "probablemente nicaragüenses o cubanos". E esos días Cavallo estaba en EEUU haciendo trabajo de pinzas, jurándole al Banco Mundial que si llegaban a prestarle un centavo a Alfonsín para llegar a las elecciones, Menem iba a desconocer esa deuda. La plata no llegó, el lunes 6 de febrero Machinea dejó ir el dólar, y el resto ya se sabe.

Nicolás dijo...

Al MTP le hicieron una operación de intelegiancia para que creyeran que se estaba fraguando un golpe militar que empezaría en la tablada. Siempre se sospechó que la operación surgió del gobierno radical (en franca debacle)para cambiar la agenda pública y mostrar firmeza, en esto los radicales son todos iguales y siempre hacen lo mismo, buscan realizar dos o tres asesinatos para mostrar "autoridad" (no olvidar las muertes a horas de la asunción de De la Rua). La hipótesis de la operación de inteligencia se sostiene en testimonios y en el hecho de que el MTP estaba históricamente vinculado al radicalismo (el Coti Nosiglia tiene una hermana desaparecida, era del ERP), aparentemente creyeron que iban a quedar como los salvadores de la democracia. Ahora, esto en lugar de relativizar sus responsabilidades las exacerba, es como Monte Chingolo de nuevo, la parodia de la improvisación y el desastre que solo termina favoreciendo al enemigo.

paniagua dijo...

Nicolás: si hubo operación de inteligencia es que hubo entonces el convencimiento de parte del MTP de que eso era cierto, de que era posible un golpe, lo cual habla poco de "improvisación". Por otro lado Nosiglia es extraño que que configure relaciones históricas a partir de una vinculación tan borrosa como la de su hermana, cuya militancia era sigilosa y secreta para él. Creer que de ahí nace una relación permanente que puede llegar a desembocar en Tablada, me parece o que lo decís porque tenés mucha información o es una lectura excesivamente conspirativa sobre datos no tan lineales.

Avallay dijo...

Las versiones de la operación de inteligencia son cotnradictorias: una que fue del mismo gobierno vía Nosiglia (que tenia amigos en el MTP) y otra via militar. Si Gorriarán y algunos otros con tanta experiencia compraron eso no tienen disculpa.
Que Menem preparara un golpe es impensable cuando sabía que ganaba la elección por paliza. Pudo si alentar el quilombo porque le aseguraba que la paliza fuera mayor.
Así como la Revolución Sandinista tuvo serios problemas para leer el presente que le tocaba, su influencia se imprimió en el MTP para leer el presente argentino, con esa mezcla de lecturas que menciona.
En una foto de la revista Gente aparece uno de los atacantes con los brazos en alto. Luego aparece muerto. Ese dato nunca fue seriamente investigado.
Mariano T el que reprimió a los militares fue Balsa no Bielsa (no me lo veo al ex Canciller en esa)

Mariano T. dijo...

%Tenés razón Avallay, un fallido.

paniagua dijo...

B-A-L-Z-A

escriba dijo...

MP: Los indultos fueron un precio muy alto, inaceptables, me parece a mí.
Raúl C.: A los militares hay que conducirlos, más que debilitarlos, como a todo.
Andrés: Gracias por la precisión sobre Pirker.
Mariano T.: No sé bien y no entendí bien cómo se permitió actuar al Ejército en ese tema. Si se trataba de un copamiento militar, puedo entenderlo. En este caso son civiles. En todo caso, gente que delinque (viola las leyes vigentes de la democracia). Ahí tienen que actuar las fuerzas de seguridad, de acuerdo a nuestra legislación. Con gases lacrimógenos, como dijo Pirker.
Cine Braille: Son datos de contexto interesantes.
Bien por Avallay, que sabe de esto.
Saludos

PD: Quiero decir que fue muy doloroso para mí quedarme viendo las imágenes de lo de La Tablada. Es una tragedia terrible. Aquel verano fue terrible.

Raúl C. dijo...

Escriba: usted tiene razón, hay que conducirlos. Pero si se las arreglan con no mucha guita es mejor...
Raúl C. (ex RCW)

guille dijo...

Escriba ,terrible cagada ,me acuerdo del organo de prensa del mtp ,"entre todos" ,se vendia en los quioscos y lei varios numeros ,absolutamente de superficie ,ni una alusion a los fierros ,ni al nucleo de acero ,celulas ,y de gorriaran ni pio ,mucho puijane ,baños ,las madres ,dd.hh ,la consigna :"arriba los de abajo" .
Terrible cagada ,repito.
Y lo de pirker fue tal cual "los sacaba con una compania de lanzagases" ,dijo en vivo y por tv ,despues lo borraron ,no convenia.
Saludos.

Raúl C. dijo...

Escriba:
Me expreso mejor. Lo interesante en esa época fue que a las fuerzas se les restringió el presupuesto, con lo que se redujo su influencia, pero en ese contexto no sentían que el gobierno estuviera contra ellos.
Raúl C. (ex RCW)

Avallay dijo...

Mariano: la "corrección" fue de onda, desde luego. Y ya que lo citamos, creo que tiene razón Marianot en lo legal: siendo una unidad del ejército la jurisdicción les correspondía a ellos y no a la policía (como ocurrió con los carapintada el 3/12/90. Claro eso no tiene nada que ver con los fusilamientos

Anónimo dijo...

Nicolas:
Menem incendió el país para recibir un caos y justificar su gobierno a posteriori. La Tablada se inscribe en esa estrategia.
En esto los peronistas son especialistas. Piromaníacos con ínfulas de bomberos. Luego traicionó a todos los apoyos reacios a los EEUU ( Seineldín, Siria, Kadhafy, etc. ) para llevar adelante su política de relaciones carnales y comenzó a cosechar tempestades ( Embajada, Amia, levantamiento de Diciembre 90, Carlitos, etc.) En la traición los peronistas también son especialistas.
MarioD

Andrés el Viejo dijo...

MarioD:
Se le olvidaron la caída del avión de Austral, la del avión de Lapa y el fuego en Kheivys y Cromanón. ¿También fueron los peronistas?