sábado, marzo 19, 2011

The house is in order, medimos


"Como una primera conclusión muy preliminar: cuando dentro del oficialismo surgen disputas de este tenor es muy probable que se trate de momentos de bajos niveles de amenaza “externa” para la continuidad del proyecto político que hoy lidera la presidenta Cristina Kirchner. Desde la resolución 125, en 2008, hasta la muerte de Néstor Kirchner a ningún referente vinculado al kirchnerismo se le hubiera ocurrido plantear estas polémicas...".

Otra nota en la revista El Estadista.

Foto.

5 comentarios:

Óscar de Wilde dijo...

Pobrecito Moyano, La culpa de todo la tiene un medio periodístico cipayo vende patria que atacó a nuestro conductor obrero Don Moyano y la sangre de su sangre Pablito Moyano involucrándolo con COVELIA artículo periodístico que sirvió para que los tribunales Suizos mancillaran sus nombres, como diria Neshtor KK que te pshaaaaaaaa PAGINA 12 sino pasen y vean

http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-104948-2008-05-27.html

Charlie Boyle dijo...

Hay una relación directa entre organización (interna) y agresividad del medio. A mayor agresividad menor asiociatividad y mayor comunitarismo. Si elvamos todavía la dureza del medio podemos llegar hasta la disolución social.
Desde el otro lado a menor condionamiento del medio, menor comunitarismo y mayor posibilidad de disenso. Lo que nos lleva a una segunda relación directa, esta vez interna, la de crítica y sanción y esta segunda relación estará simepre pautada por la anterior, la de las posibilidades que brinda el entorno.
Es importante lo que dice porque esto nos pone frente a la realidad de las identidades partidarias. La única que sobrevive a la postmodernidad es la del peronismo debido a su flexibilidad. Las otras como las del radicalismo por ejemplo están atadas a estructuras demasiado rígidas y verticales que no permiten esa adaptación al medio y en la carrera larga terminan siendo débiles.
Como caso práctico veremos que pasará con Kadafi. Él inventó un peronismo árabe, una red distribuida de voluntades populares armadas y bajo una forma de democracia absolutamente directa. Veo dos posibilidades, incursionar tratando de fragmentar el poder del ¿Lider?, por ese lado no lo van a lograr, segundo la devastación total del régimen verde, como si uno levantara la mesa juntando las cuatro puntas del mantel. Tarea dificil de llevar a cabo.
Para no hacersela mas larga creo que la clave está en la forma de organización del peronismo, su populismo intrínseco resistente a fallos por las infinitas vinculaciones que le habilita una robustez qeu un sistema jerárquico piramidal no le facilita, no se trara del contenido que corre por dentro sino de la forma en que se constituye la red, si nó Liberales norteamericanos, ingleses y franceses no se hubiesen aliado a marxistas leninistas para derrotar un régimen que a la final o al principio era populista.
El termómetro está en la axila de Kadafi

Pablo dijo...

ta bien Escriba, ojalá Cristina haga las cosas bien.

Ojalá q no se zarpen de anti-liberales porque no van a llevar al país a un buen destino.

de todas formas, todavía no se sabe si ganan. Muchos no la vamos a votar porque siempre fue K, y permitió que crezca la impunidad de los corruptos.

lo que medio no comparto de tu nota es que resta logros de la oposición. Toma como que la AUH, el matrimonio igualitario fuesen sólo logros K, cuando hasta se podría insinuar lo contrario;
Por otro lado, trata de resaltar lo que se hizo (mal o bien) y pasa por alto lo mucho que no se hizo en varios aspectos, ya sean institucionales, de justicia social, de reformas impositivas, de relación con el mundo, o de formación de una cultura de hermandad entre el pueblo de la nación.

saludos

Clemente Gómez G dijo...

Excelente, su nota en "El Estadista" don Nicolás. Amplia en sus criterios de evaluación y sin descalificaciones innecesarias. Gracias. Si no se molesta la utilizaremos en nuestro programa de radio (Lo que resta del día- lunes a jueves de 20 a 21- Radio Universidad de Rosario 103.3)

Nicolás Tereschuk (Escriba) dijo...

Encantado, avanti.