viernes, diciembre 17, 2010

No me tienen harto con la medición

"...recordó haber recibido 'órdenes' telefónicas de la dirigencia de la organización mientras estaba cautivo en la ESMA".

3 comentarios:

Carlos dijo...

Es una lástima que en aquella época no existieran los celulares...
¿Tendrían teléfono en la celda o se lo acercaba el carcelero?
Me imagino la escena:
"Señor detenido/desaparecido tiene teléfono de larga distancia..."

Esto prueba que es una mentira que las telecominucaciones funcionaran para el orto antes de la llegada del "turco" Menem, otra mentira neoliberal.

Después se quejan de la "Teoría de los dos Demonios", sucede que en realidad eran uno y el mismo... como Jano...

Nicolás Tereschuk (Escriba) dijo...

?????????

Raúl C. dijo...

Para Carlos -ya conocido en otros blogs- cualquier cosa 'prueba' cualquier otra. Siempre que la conclusión sea a favor de la dictadura.