jueves, octubre 29, 2009

El día en que medimos todos


Pienso en mi hijo, al que tanto quiero. A partir de hoy todos los niños tendrán los mismos derechos que él: una asignación familiar.
Estoy muy emocionado.

22 comentarios:

oti dijo...

A mi me emociona mucho más verla a Evita, y estaría todavía muchísimo más emocionado si saliera una que sea por lo menos un 20% de lo que ella era.

Nicolás Tereschuk (Escriba) dijo...

Sos mi horizonte oti. Todavía no llego a verla como vos.
Un abrazo

Marcelo Falak dijo...

Sí, Nicolás, siento lo mismo. Es un día extraordinario. Abrazo

Iván dijo...

Aplaudo la decisión. Hubiera sido mejor si la aprobaba el congreso y no apareciese como una concesión graciosa por parte del gobierno. Se trata, casi, de un derecho.

Anónimo dijo...

Yo también estoy MUY contento, Escriba.

Un tema particular:
Soy contador y me pregunto por los hijos menores de 18 de los monotributistas : no cobran asignacion y no lo deducen de ganancias pero parece que no lo percibirán. No es un grupo social minúsculo...

Laura dijo...

Recién me entero gracias a vos. Se me están cayendo las lágrimas, literalmente. Emoción, felicidad, ser testigo de lo que significa Justicia Social.
Y pienso, si sólo esto me produce todo esto que estoy sientiendo, qué habrán sentido quienes vivieron el peronismo de Perón y Evita?

Lic. Baleno dijo...

Gol de mujer. Otro mas. Yo la llevaria a Racing y la pondria de 9.

oti dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
oti dijo...

Laura, seguramente algo muy distinto sintieron.

Mis abuelo paterno, primero peón de campo (dormía en el piso en una estancia durante la época de oro de la argentina agroexportadora), luego portero de escuela, juntaba pesitos, durante los '30, para comprarse los materiales para hacerse su casa, y su hijo, mi padre, siendo un niño de 14 años, le había hecho los planos de esa futura casa. Como 10 años ahorrando y estaba lejos del sueño, nunca llegaba. A los 18 años su hijo, mi padre, se hizo maestro (año 1948), empezó a trabajar en las escuelas. Trabajando mucho y con sus sueldos y un crédito del BH, antes de cumplir la mayoría de edad, se compro un Dto. de 2 amb. con portero eléctrico (! toda una novedad en aquel tiempo para mucha gente). Tuvo que esperar 3 meses para firmar el boleto con 22 años (1952). Su hijo, mi padre, le dijo a su padre, mi abuelo (que seguía con la mentalidad de las moneditas de los años '30), que se olvidara de juntar moneditas para la casa ilusa, que ahora, con trabajo y crédito, el progreso iba a ser mucho más rápido.

Mi abuelo, viendo el increíble y sorpresivo cambio en las condiciones materiales y espirituales de su hijo, mi padre, siendo ya profesional, aquel hijo de peón de campo y de portero de escuela, que en la mesa fliar., siendo niño, era acontecimiento que de premio recibiera un pedazo de queso de 5 gr., durante los años '30, digo que mi abuelo (que había tenido un corazoncito anarquista en alguna época) viendo eso (el ascenso social de su hijo, mi padre), sin pronunciar palabra alguna, jamás, de grande emoción lloró.

G-Fer dijo...

Escriba, me pasó algo parecido a vos, mientras escuchaba el anuncio, lo miré a mi pibe y me saltaron las lágrimas.

El Mellizo dijo...

sí, hoy la escuché a la presidenta mientras llevaba a mi madre en el auto anunciar el decreto y pensé "la puta madre, porqué no lo hizo antes!", también me emocionó, aunque ahora, según sus propias palabras, hay que ir por la justicia, esto es solo una reparación.
oti, de historias como la tuya está llena la argentina, me emocionó mucho leerla.

Laura dijo...

Oti, me encantó tu historia, y en ese sentido lo decía.
Un época plena de reconocimientos de derechos sociales.

Casta Diva dijo...

Oti, emocionante tu historia. Mi viejo, hijo de la lavandera, de la gorda que cuidaba casas en Mogotes, a los 10 años compró un caballito y lo alquilaba en la playa, después fue albañil, tachero, comerciante. Mis hermanos y yo empezamos a trabajar con mis viejos desde que tuvimos la suficiente altura como para abrir la puerta del local. Hoy mis hermanos tienen el título de Maestro Mayor de Obra y una empresa de construcción, yo tengo un título universitario y soy docente en la ESCUELA PÚBLICA.
Mi viejo no es peronista (si lo era su padre) pero siempre dijo que el ascenso social de la mayoría de los argentinos se debía al gobierno de Perón y, en especial, a Evita.

Cada medida, cada decisión que toma CFK, me hace pensar en esa frase tan peronista POR LA FELICIDAD DEL PUEBLO Y LA GRANDEZA DE LA NACIÓN.

Gracias, Cristina, sos nuestro orgullo.

Amelio Luna dijo...

Bueno, por lo menos ahora los pibes no tendrán que seguir arriesgándose para conseguir una dosis de paco... ¡Qué buen gobierno! Piensa en todos...

En lo que no piensa es en el enorme e imparable crecimiento de la población infantil debido a que el gobierno fomenta y financia el negocio de tener hijos. No importa cómo los tengas, el asunto es tenerlos para llegar a la cuotita. Por si no lo saben, tal es el crecimiento que hay miles de chicos que ya no hace el jardín de infantes porque no alcanza la capacidad de las escuelas y eso es porque en los últimos años, tener hijos es un deporte.

Nicolás Tereschuk (Escriba) dijo...

Amelio Luna, un fascista como los hay tantos.

durito dijo...

Amelio es un energumeno, o un alias de aguinis, pero me parece que se estan zarpando, ni la presidenta lo presento con tanta emoción, es el puntapie inicial, no el campeonato, ademas si pasaba por el congreso se hubiera mejorado y por otro lado la redistribución del ingreso quedará para otro anuncio, y el impuesto a la herencia y a la renta financiera.
No quiero tirar para abajo pero tampoco descorchar.

Nicolás Tereschuk (Escriba) dijo...

Durito: Ojo que es mucha plata para mucha gente que no tiene nada. En lo que va de democracia de 1983 para acá no se había hecho.
Saludos

oti dijo...

Nicolás, en '83 la informalización era mucho menor, la tasa de desocupación menor, y la pobreza bastante menor. Lo de las cajas PAN puede dar risa ahora, pero cada respuesta guarda más o menos una proporción a la magnitud del problema.

Nicolás Tereschuk (Escriba) dijo...

Es bueno el punto oti. Pero ¿llegaban las cajas?

oti dijo...

Laura, sí era una época de reconocimiento pleno de los derechos, el punto de partida de la movilidad y ascenso social, o sea, del futuro, que Nicolás plantea bien que es de lo que hay que ocuparse hoy, pero no como algo abstracto o de debate teórico o ideales, sino con hechos concretos hoy que respondan a ideas concretas.

oti dijo...

Por lo que yo recuerdo, era un desastre, no había organización ni experiencia en eso, Nicolás.

A Alfonsín el nivel de pobreza al que se había llegado a fines de la dictadura (10% + o -) le parecía alarmante!!!

oti dijo...

Si uno hace un promedio anual de las tasas % comparando 1974 con 2006, te da así:

Desempleo:

1974: promedio 3,5%.

2006: 12,3%

tasa de variación %: + 251,42%.

Pobreza:

1974: 5%.

2006: 29,4%

tasa de variación %: + 488%

Indigencia:

1974: 0%

2006: 10%

tasa de variación %: + de 1.000%??

Es espeluznante, no?

A esto me refiero que la respuesta guarda relación con el problema. Cuando uno compara respuestas (asignación fliar. de ahora, con cosas parecidas de antes), no debe olvidarse de comparar el problema (de ahora y de antes).