viernes, octubre 30, 2009

Algunas primeras consecuencias de la medición

Algunas primeras cosas que se me ocurren del plan universal:
  • Se termina progresivamente el Plan Familias y los planes provinciales y municipales focalizados. Leé por qué acá (abajo hay un recuadro).
  • Argentina, potencia (?): A la seudo euforia financiera por la revisión del FMI y el canje de bonos (políticas que yo bien podría discutir, pero que tienen efectos concretos en la city y en la suba en la cotización de los bonos) se suma una inyección violenta de dinero en la economía real. Todo va a gasto. Todos los 10.000 millones de pesos. No hay colchón. No hay fuga. Todo va a productos de consumo, impuestos, servicios públicos. Es la gran política anticíclica para dar el envión final para la salida de la recesión. Puro multiplicador keynesiano.
  • Se ha concretado el gran fracaso político de los planes sociales focalizados. De todos los que los impulsaron y, sobre todo, del Banco Mundial.
  • Pensemos: si en 2009 todavía necesitamos de un plan de esta envergadura, tomemos conciencia de lo que fue la caída de 2001 y las consecuencias de una década de neoliberalismo. Lo equivalente a una guerra o una catástrofe natural.
  • La política sigue siendo aquello que permite que ocurre lo que "naturalmente" no debe ocurrir. A todos esos niños no les correpondía nada. Nada. Ahora tendrán algo. Es por la política. Con todo eso feo, sucio y malo que tiene. La transformación (colectiva) está en la política.
  • Tómese conciencia de lo que significa este plan. Michelle Bachelet anunció unos bonos para las familias que se pagaron una vez. Como una especie de "aguinaldo social". Nada más. Este plan universal anunciado en la Argentina se paga todos los meses.
  • Los grupos piqueteros que han marchado con las entidades patronales del campo y se dedican a hacer oposición con piquetes y tomas de edificios públicos no tienen más excusas. Tienen que ir a laburar, como la compañera Milagro Salas.
  • El Gobierno, la dirigencia política, las corporaciones, los académicos, los ciudadanos tenemos que empezar a pensar algo. Puede ser que haya terminado la prehistoria de la democracia argentina en la que nos desgastamos pidiendo y peleando por lo básico. Hemos gastado mucho tiempo reclamando por el derecho más elemental. Ahora quedan la Educación y la Salud. Aquello que vertebra la posibilidad de una vida feliz. Quizás sea la posibilidad de dejar de pensar en lo obvio que implica la supervivencia misma. Y empezar a pensar, entre todos, en el Futuro.
Autor de la foto.

10 comentarios:

oti dijo...

Nicolás, suscribo plenamente el espíritu que transmitís en el post.

Lo único que diría es que el pensar en el futuro no debió relegarse nunca. Porque es el futuro el que determina el presente, aunque parezca paradójico. Cuando uno piensa el futuro, hace cosas extraordinarias en el presente, que no se harían si ese futuro no se hubiera pensado.

Nicolás Tereschuk (Escriba) dijo...

¡Fijate que es lo mismo que yo decía en aquel post sobre el "futuro" oti!
Pero bueno, se ve que había sectores que no podían pensarlo y que el presente los comía.
Un abrazo

Ariel dijo...

Puro optimismo, pero del bueno! Gracias Escriba!

Contradicto de San Telmo dijo...

Y Néstor, Compañero Escriba??? Y Néstor???

Con esto, Nestor no midió...Néstor MOJÓ!!! No tiene ni idea de lo que hizo.

Nicolás Tereschuk (Escriba) dijo...

Contra:
¡Que alguien le explique ! Jaj
Abrazo

Lucas Carrasco dijo...

Completamente de acuerdo, Nicolás.

Una contra: se fortalece el bloque devaluador.
Ese es el modo de licuar los dos grandes derechos del kirchnerismo: la jubilación universal y la asignación de la niñéz.

Nicolás Tereschuk (Escriba) dijo...

Es buena esa. Fijate en IDEA: Duhalde y Biolcati. Boing.

Petaloudes dijo...

A P L A U S O S

Martín (Latino) dijo...

De acuerdo Escriba... ¿estará produciendose un big crunch kirchnerista o N&P? :P

Nicolás Tereschuk (Escriba) dijo...

Martín:
Es una medida grande e importante. Hay que seguir.
Saludos