lunes, febrero 23, 2009

Para medir, que sea oriental

Bueno, pasado este fin de semana largo en el que decidimos no escribir sobre el tema del nuevo conflicto del agro trataremos de tirar un par de ideas (que ya no recuerdo cuáles son mías y cuáles estoy robando de un almuerzo con amigos).
Lo haremos iluminados por la inteligencia del profesor
Eduardo Macaluse que nos dice que "en primer lugar, éste es un gobierno de la derecha, que favoreció siempre a los sectores más concentrados y a los amigos del poder" y que por ende, no sólo somos tarados nosotros, que nos parece que las gestiones de Kirchner tuvieron cosas buenas sino toda la derecha es infradotada porque se mueve mañana, tarde y noche como si el Ejecutivo estuviera ocupado por gente de... izquierda. No quisiéramos abundar, pero bueno, no nos sorprende de alguien que cuando uno le pregunta adónde fue de vacaciones dice que fue a Bolivia y Perú y que luego de llegar a Cuzco fue "en colectivo hasta Ollantaitambo y, de ahí, tomamos el tren, que es lo más barato" (sic). (¿Se entiende ahora por qué al centroizquierda los votan poquitos? ¿Qué argentino de bien votaría a un dirigente que en una entrevista con un diario e dice que fue hasta no-sé-dónde "en colectivo" y que luego fue hasta quién-sabe-quién en tren porque "es lo más barato"?).
Sigamos.
  • Parece que el Gobierno ya descuenta que la Mesa de Enlace no va a arreglar porque su objetivo político es no arreglar. OK. Los acabo de ver por la tele a esos señores y parece verosímil. A eso súmele los comentarios de 3/4 del periodismo (¿nadie repregunta en la Argentina?) y tendrá una hipótesis plausible.
  • Parados allí a uno le quedan un par de opciones. Como pasó el año pasado, pero ya con menos margen.
a) Radicalizar (en el buen sentido).
b) Hacer un último intento de otra cosa.

La opción a) tiene un problema. No hay quien la banque. Para que haya quien la banque Ud. necesitaría hacer una repartija de guita a troche y moche para la que ya es tarde y -además- no hay. Y ahí me parece que nos vamos por el tobogán. Digo "nos vamos" porque allí estaremos tirándonos por él, no le vamos a sacar el cuerpo a la cosa. Pero, eso sí, me parece que vamos directo al arenero.
La opción b) sería en la práctica un último intento por no arrojar por la borda algo de lo que se pueda morder de los sectores medios urbanos en octubre. Requiere un poco de imaginación y paciencia oriental. Yo sé que lo que voy a escribir suena radical (en el mal sentido) pero no veo otra opción. El Gobierno debería victimizarse. De verdad, eh. A lo pavote. Un amigo me decía "ahhh... como que le peguen una ñapi y aparezca con el ojo morado Karina Rabolini en Coronel Pringles". Exacto. No digo armarlo, no. Eso sí harían los radicales. Digo sentarse a esperar a que suceda, que es parecido, pero que no es lo mismo. (Recordemos que a "la gente" no le gusta el bardo).
Una cosita más. Sobre el señor Cobos, esto último debería tener también un correlato. En el tenis hay algo que se dice cuando uno está errando mucho y está muy nervioso: hay que poner la pelota en juego y ver si el otro se equivoca. Que el vicepresidente esté sacándole rédito a lo de los granaderos en Yapeyú es algo que no se puede creer. Por eso, en el caso del ex gobernador mendocino lo que hay que hacer es mandarle los granaderos. Todos los días a la casa, si es necesario. Y los Patricios. Y los Húsares. Y la fanfarria Alto Perú para despertarlo cada mañana con el tema que más le guste de Celín Dión. Invitarlo no a uno, a todos los actos oficiales. Hacer que todos los ministros y secretarios pasen a saludarlo con un beso. Hacer cantar un tema al Coro Kennedy en su honor. Hacerle un reality por Canal 7 que lo siga las 24 horas y pasar un compilado a la mañana, a la tarde y a la noche. Yo creo que con esa táctica la estrella de un dirigente como Cobos no dura ni 3 minutos.

Autor de la foto en Flickr.

7 comentarios:

sin dioses dijo...

Me encanto lo del reality cobos, seria espectacular!

Gerardo Fernández dijo...

Muy pero muy bueno y mortal lo del Coro Kennedy!!!

BB dijo...

Escriba...cuanta razón tenes. En fin, creo que muchas, sino la mayoría de las cosas que están pasando son culpa del mismo gobierno porque falla en dos cosas fundamentales: COMUNICACIÓN y ASESORES. Es una lastima que tantas cosas queden en el camio por esas dos cosas que aunque parezcan accesorias, son trascendentales.

Andrés el Viejo dijo...

Sí, que el Coro Kennedy empiece en la puerta de su casa a las siete de la mañana y lo siga por todos lados (cantando, siempre cantando) hasta las once de la noche.

Martín LatinoameriKano dijo...

Jajajaja, es excelente el post. La de Cobos fué genial. Pero yo le haría un tema de la Oreja de Van Gogh que tanto le gusta (lo dijo en lo de TNmbaum).

Saludos.

Fernando Cassia dijo...

MAESTRO!!! juajuaua!!! todavía me estoy riendo... el Coro Kennedy, Queijodep"·"! """""

Exacto, hay que hacer todo eso, y más.

Ya que en los foros de "la Nazion" dicen "esta mujer está chapita" que diga la presidente, que "ordenó al regimiento de granaderos que esté a disposición de el vicepresidente, ante los reclamos de el diario LA NACION"

Y así, todos los días, el regimiento se presentaria diciendo "a sus ordenes" al vicepresidente.

FC

Ricardo dijo...

MORTAL!!!!!! Todavía me estoy secando las lágrimas de la risa.
Che, para hacer todo eso, ¿No habría que preguntarle a la hija del cleto? :)