miércoles, febrero 25, 2009

Exégesis de la medición

Ayer discutimos un poco en Artepolitica una posible salida a todo esto tan lindo que nos está pasando a los argentinos.
No quiero hacer la interpretación de la interpretación pero, para que quede un poco claro: lo que plantea el amigo Mendieta no es una propuesta del estilo "ay qué lindo, con esto re-pragmático agarramos y ganamos para siempre".
Lo digo por una serie de comentarios que dicen que no, que la 125 no era redistributiva; que no, que el Gobierno no quiere unir al espacio Nacional y Pupular; que no, que lo hubieran hecho antes; que no, que una parte de lo que en el post se propone como nacional y popular es feo y malo; que no, etc.
La situación en la que estamos es más bien una en la que el autor del post en cuestión está en la cubierta del Titanic y nos dice "no hay botes para todos en el barco pero a mí se me ocurre cómo agenciarme cuatro para subir a toda la Tercera Clase".
Y, no, estimados. Con los botes no vamos a llegar a Nueva York. Pero por ahí vamos a zafar para poder tomar otro barco alguna vez. O esperar a que inventen un buen avión.
Lo que escucho es que algunos se quejan de quién nos hizo comprar el boleto en Southampton o a qué hora sirven el desayuno. O peor, quieren sentarse al lado de un amigo en el bote y no de uno que no se bañó ayer.
Eso los honestos. También están los que, parece, les prometieron un lugarcito en los botes de la primera clase.
El espacio Nacional y Popular que emergió (¿simbólicamente? ¿discursivamente? ¿con ciertas prácticas?) en estos cinco años y que empalma bastante bien con lo que está pasando en la región tiene que tener un futuro, un rumbo, un sector al que representa. Aunque no vaya a ser oficialismo para siempre.

Autor de la foto en Flickr.

24 comentarios:

Anónimo dijo...

luego de la "nueva politica", a la "transversabilidad", de la "redistribucion", a la "pejotizacion", de alli a el "gobierno de Cristina", la "liga de Intendentes", el "plan canje de todo" y por fin viene ud. amigo Escriba y nos anuncia que no hay lugar para todos. Gracias, por el humo, gracias por vender humo al pedo.

escriba dijo...

Se me hace que usted no entendió nada ¿a quién le quiere guardar un lugarcito?
Saludos

Generico dijo...

ay, ay, ay... el problema del límite. No hay salida discursiva de acá.

Anónimo dijo...

Hizo una buena descripcion del problema.
El otro dia hablando con Raimundi uno le pregunto: Y con lo de Botnia que se podra hacer...? Y Raimundi le dijo: "El Mercosur deberia haber establecido los marcos dentro de los cuales conflictos como el de Botnia se resuelvan"
Y yo le aclaro que a Raimundi lo respeto mucho pero le dije... "bueno, con ese criterio en vez de declarar la independencia hubieramos creado las condiciones entre los diaguitas para que la colonizacion no se produjera..."

escriba dijo...

Ja. Los diaguitas.

Avallay dijo...

En la mente de los, digamos honestos, siguen dando vueltas las imágenes de Lenin: vanguardia, líderes políticos, intelectuales que articulan, masas obreras que luchan y acompañan. Muchachos la momia se puede visitar todos los días en el Kremlin de 10 a 17. (sábados y domingo cierra por la tarde). Ese mundo está desaparecido, no se si volverá pero ahora no quedó stock. Díganme un líder político popular gobernando con las ideas claras acerca de los objetivos y los medios a seguir.Me asustan algunas cosas del Kirchenrismo, pero entre la Alianza con cama solar y tachuela conducción, me quedo en este bote, aunque nos mojemos las patas

El Contrera dijo...

Que no hay lugar para todosss?????????
dejemonos de joder un poquito cheee!!!!
Lo que no hay es voluntad de algunos, es simple!!!

Acaso para que pones botes salvavidas en un barco?
claro por supuesto, que obvio, por si hay un accidente y el barco se hunde.

Pero si de entrada no pones botes salvavidas para todos, es porque queres salvar solamente a algunos, es simple!!!
Porque si no hay para todos, escacean, y eso genera un poder, el poder de la extorción.
Después es fácil mantener las relaciones de poder.
Como bien describe Jorge Herrera, con un dicho de su propia invención, "A balazos de plata y bombas de oro, rindió la plaza el moro"

Ojo, que estoy del lado de todos-los-que-no-tienen-ganas-ahora-de-criticar-al-gobierno, pero me parece que quedamos dando vueltas siempre en el mismo lugar, cual una calesita, con caballitos, avioncitos y autitos de madera, que están clavados, y que no se mueven, que son de mentira, y nos quedamos dando vueltas siempre en el mismo lugar.

Anónimo dijo...

“El campo” para porque, según dice, la sangría de las retenciones lo ahoga e
impide su desarrollo. En vez de discutir en el aire pongamos cifras a la
cuestión.
“El campo” era enemigo jurado del gobierno en 1973-1975. La razón parecería
obvia si se considera que, en particular mediante el monopolio estatal sobre el
comercio de granos, el 44 por ciento del excedente del sector agrario fluyó
fuera de él, dejándole sólo un promedio anual de 17 mil millones de pesos (en
poder adquisitivo de 2007, como todas las cifras siguientes). Entonces, “el
campo” apoyó la dictadura y festejó que su propio representante, José Alfredo
Martínez de Hoz, terminara con aquel monopolio. Claro que, a través de la
política activa del Estado nacional para sobrevaluar el peso, en el promedio de
1978-1981 “al campo” se le escapó el 42 por ciento de la suma de la ganancia y
la renta del suelo agrarias, quedándole el equivalente anual a 15 mil millones
pesos.
Después, “el campo” se enamoró de Carlos Menem, porque sacaba las retenciones, y
votó a Fernando de la Rua, porque seguía la misma política. Pero, nueva
sobrevaluación del peso mediante, en el promedio 1991-2001 escapó “del campo” un
50 por ciento del excedente agrario, dejándole sólo 8 mil millones de pesos
anuales.
Durante 2002-2007, primero por la subvaluación del peso y luego por la suba de
los precios mundiales, el excedente agrario aumentó un 83 por ciento. Pero la
parte que quedó para “el campo” creció un 219 por ciento, ya que sólo debió
ceder el 23 por ciento de éste. Recibió así un promedio anual de 27 mil millones
de pesos. En 2007, esta suma ascendió a 39 mil millones de pesos.
Con todo, “el campo” añora la política neoliberal y aborrece la política
“intervencionista” de ideario “nacional y popular” del Gobierno. Sin embargo,
ambas políticas, aparentemente irreconciliables, se hermanan en la continuidad
del flujo de la renta del suelo agrario hacia fuera “del campo”. Lo cual muestra
que dicho flujo es una condición inherente a la estructura económica argentina
en su unidad. Y, por lo tanto, que es una condición para la apropiación de
riqueza social por “el campo” mismo.
Según el Gobierno, las retenciones son en beneficio de la población trabajadora.
Sin embargo, en el año 2007 el salario promedio de la economía apenas arañaba el
poder adquisitivo que tenía en 2001. A su vez, este salario equivalía
escasamente al 56 por ciento del de 1973-1974. Con semejante evidencia no puede
sino concluirse que la riqueza social apropiada mediante las retenciones, y en
su momento mediante la sobrevaluación del peso, sólo sirve para alimentar un
proceso nacional de acumulación de capital que, mientras reproduce prósperamente
hoy a los llorosos propietarios rurales, condena a la clase trabajadora al
empobrecimiento aun en pleno auge económico.

El Conurbano dijo...

yo coincido con usted Escriba. Sobre todo en distinguir a los honestos de los que no (teléfono Tumini).

Martín - Destructor de Mitos dijo...

¿Qué significa ser "nacional y popular" en lo concreto? Nunca entendí muy bien eso (si lo entiendo como pose marketinera)

¡Saludos!

Comandante Cansado dijo...

Yo diría que es una manera de decir "centroizquierda" sin que se enojen los peronistas y "peronismo" sin que se enojen los progres, Martincho. Pero siempre decís que tu viejo es peronista; ¿él qué dice?.

Charlie Boyle dijo...

Muy linda la metáfora del titanic, pero en el dibujito, el muñequito se abrocha a la muñequita, cómo interpretaría eso?

Comandante Cansado dijo...

Todos al Congreso el domingo, Escriba.

escriba dijo...

Contrera: Lugar para todos políticamente digo. Es claro que hay sectores que quieren que de este proyecto no quede nada. Que se hunda, bah.
Martín: Es la tradición que va por Perón - La Resistencia - Los 70 - Su ruta.
Charlie: ¡Eso interpreta Ud.!
Comandante: Si va a haber poca gente, mejor que no vaya nadie, Comandante.
Saludos

Comandante Cansado dijo...

No entiendo: ¿mejor para quién? El acto se realiza, la convocatoria ya está hecha. La verdad que no entiendo lo que dice, Escriba, por favor explíqueme un poco más.

escriba dijo...

Me parece que alguien tiene que pensar en el diario del lunes, Comandante. Y en el actual contexto esa marcha no ayuda, me parece a mí.
Saludos

Comandante Cansado dijo...

Entiendo, Escriba, pero cuando se está en el baile hay que bailar. ¿En qué o a quién ayuda no ir? La convocatoria no se va a levantar; usted puede pensar que hubiera sido mejor que no se hiciera (yo no estoy seguro: hay gente que quiere manifestar su apoyo y no tiene otra manera), pero no fue decisión suya ni mía. Ya está, así que la cuestión es: ¿es mejor ir o no ir? Para mí es evidente que hay que ir. Siendo la convocatoria un hecho, yo no puedo pensar al no ir de otra manera que como una reacción de despecho, tipo: "ah, ¿no actúan como yo quería? No voy nada de nada, tomá". La cosa no es "alguien tiene que pensar en el diario del lunes": de última sería que "alguien tendría que haber pensado" etcétera; hoy, pensar en el diario del lunes es ir.

No me afloje, Escriba; no sé si usted es consciente, pero lo que usted opine influencia a más de uno. Si no lo convencí, por favor dígame por qué.

Un abrazo.

escriba dijo...

Si ya está, ya está. Déjeme que diga qué me parece mejor para un buen resultado. Trato de aportar de esa manera.
Saludos

Comandante Cansado dijo...

Por supuesto, Escriba, hay que opinar. Pero por eso le pregunto: si la convocatoria es un hecho, ¿no es mejor que haya la mayor cantidad de gente posible?

Abrazo.

escriba dijo...

Aún si se llena la plaza no suma en el diario del lunes. Yo creo que no hay que dar por perdida ni la opinión pública ni la batalla mediática.
Saludos

Comandante Cansado dijo...

Entiendo, Escriba, para usted da igual ir o no ir, es respetable. Yo pienso que que haya la mayor cantidad de gente posible es importante para el ánimo de la propia tropa, que forma parte de la batalla por la opinión pública (que también es la nuestra :)).

Gran saludo.

Andrés el Viejo dijo...

Escriba: la verdad es que no entiendo qué significa que un buen acto el domingo no ayuda. ¿Podría explicitarlo? No me lo repita. Ya se lo leí dos o tres veces y sé lo que dice. Pregunto por qué lo dice.
Como diría Jirafales, por qué causa, razón, motivo o circunstancia.
Saludos

escriba dijo...

Imagine lo que van a decir los medios el lunes de ese acto. Lo que hay que hacer son más cosas sobre las que los medios no pueden decir nada. Ejemplo perfecto: Eliminación de las AFJPs.
Saludos

Martín L. dijo...

Para mí el domingo puede ser una bisagra (y sospecho que los Kirchner podrían estar viéndolo de esa manera). Recordemos que el acto se produce porque se reanudan las sesiones ordinarias del Congreso. El mismo Congreso donde el año pasado, después de la derrota de las retenciones móviles, el kirchnerismo logró imponer las otras cuatro medidas más importantes del año (reestatización de AA, movilidad jubilatoria, nacionalización de las AFJP y -¡ay!- blanqueo de capitales). Pienso que en la medida en que el kirchnerismo consiga seguir metiendo goles en el Congreso en los meses que faltan para las elecciones, aumentarán sus chances de no ser vapuleado en las urnas. To get things done impone respeto.
Saludos.