miércoles, junio 20, 2012

Me olvidé de medir

Me olvidé de comentar que lo más interesante que leí en La Nación del domingo pasado fue esta declaración de Carlos H. Acuña, quien hasta hace poco se desempeñó como director de la maestría en Administración y Políticas Públicas de la Universidad de San Andrés:

"Lo original de los gobiernos kirchneristas es que, gracias a condiciones internacionales propicias y políticas audaces, devolvieron autonomía al Estado con respecto a las elites tradicionales. Más allá de errores o tosquedades, esa capacidad de 'disciplinamiento' muestra aspectos positivos en una historia de vetos e imposiciones de elites sospechadas. No reconocerlo es perder de vista algo central de la lógica política argentina actual".

Es interesante, porque Acuña no se reivindica kirchnerista y hasta parece tener la capacidad de leer y escribir de corrido, pero tampoco parece pensar que "las Ciencias Sociales tienen que tener consigo una presunción siempre negativa frente al poder" (sic). ¿No? 

Lindo Dia de la Bandera para todos.

1 comentario:

elbosnio dijo...

Yo coincido con RG que debe tener una presuncion negativa frente al poder. Pero con foco en el poder no delegado, el economico, el eclesiastico, etc...
El lo menciona en sus fundamentos pero luego todos sus ejemplos y desarrollo parecen mas bien basados en descreer del poder politico del equipo que detente el poder ejecutivo nacional.