viernes, abril 29, 2011

No me voy a olvidar de una charla que midió

Nunca me voy a olvidar de esta charla con Carlos Tomada.


Yo tengo 50 años… digo, porque además yo debo decir que con Néstor terminé de madurar políticamente. Mi crecimiento político al lado de Néstor y de Cristina va a ser definitivamente inolvidable. Pero hay una entre las muchas que a veces incluso utilizo, porque han sido cosas vinculadas con el aprendizaje, y hay una que tiene que ver con que 48 horas, más o menos, después de haber asumido la gestión Néstor me llama para empezar a trabajar con alguno de los tema primeros con los que empezábamos. Termina la reunión y nos vamos caminando hacia la puerta del despacho y Néstor me agarra y me dice “mirá Carlos, yo te pido que hagas algo, y te lo pido fuertemente. Yo te pido que todos los días, pero todos los días hagas algo. Chiquito, mediano, grande, trascendente, importante, menor, pero todos los días hagas para que nuestro pueblo viva mejor. Si vos todos los días hacés algo, vos vas a ver que dentro de dos o tres años… nos vamos a dar vuelta, vamos a mirar para atrás, y nos vamos a encontrar…” (…) “nos vamos a dar vuelta y nos vamos a encontrar una Argentina más parecida a la que siempre soñábamos cuando éramos jóvenes”…

3 comentarios:

Charlie Boyle dijo...

Ese es el ABC de la política argentina, si uno sube al poder y no hace un carajo, aunque equivocado, es un pelotudo y lo bajarán a cascotazos porque está ocupando un lugar que no merece

K-Explícito dijo...

Ciertamente. Tomada es de los que han laburado por el pueblo desde un lugar que casi siempre estuvo ocupado por hijos de puta, exponiéndose a los poderres peligrosos, reales y eternos (casi) de este íspa.
Un kirchnerista absoluto.

Biblioteca Peronista dijo...

Pucha, hace que se me piante una lágrima, la anécdota demuestra la grandeza de Néstor.