miércoles, octubre 08, 2008

Apenas microblogging para los muchachos que no miden

Poquito, poquito...

1 comentario:

nuevo default dijo...

WASHINGTON, 8 de octubre --Judgment Evading Foreign States Accountability Act de 2008
(Ley de Responsabilidad de Estados Extranjeros Que Evaden Fallos Judiciales,
JEFSA). La propuesta de ley alienta la responsabilidad económica que tienen
los países de tratar con justicia a los acreedores.
"Los acreedores norteamericanos no tienen una forma efectiva de recuperar
deudas pendientes cuando países soberanos incumplen sus obligaciones
contractuales con ciudadanos norteamericanos o ignoran fallos judiciales",
dijo el director ejecutivo de ATFA, Robert Raben. "Los representantes Jackson-
Lee y Towns trabajaron con diligencia para presentar un proyecto de ley que
promueve la responsabilidad y detiene la práctica injusta de agobiar a los
inversionistas, prestamistas y contribuyentes estadounidenses con la
intransigencia económica de un país rico como Argentina".
Argentina incumplió obligaciones de $81.000 millones con inversionistas en
2001, el mayor incumplimiento de deuda soberana en la historia. Cuatro años
después, el gobierno argentino ofreció a los tenedores de deuda
norteamericanos un arreglo que estaba muy por debajo de las normas
internacionales para ese tipo de incumplimiento, y se negó a reconocer la
mitad de las deudas de todos los prestamistas extranjeros que declinaron la
oferta. Los tribunales norteamericanos fallaron en numerosas ocasiones que
Argentina no puede negarse unilateralmente a reconocer sus obligaciones y debe
pagar a los norteamericanos lo que se les debe, pero Argentina se negó y optó
sencillamente por ignorar esos fallos. Además, el Congreso argentino aprobó
una ley en 2005 proclamando que nunca pagarían.
"Argentina fijó un peligroso precedente al negarse a pagar a los
inversionistas extranjeros, incluidos fondos de pensiones, pensionistas
individuales, contribuyentes y cientos de negocios", dijo el director
ejecutivo de ATFA, Robert Raben. "JEFSA protegerá a los inversionistas y
contribuyentes norteamericanos y fomentará el respeto a los tribunales
norteamericanos y a la ley. La medida se une a numerosas cartas y
declaraciones de funcionarios norteamericanos en las que se insiste en que
Argentina pague sus deudas, por el bien de los prestamistas y contribuyentes
de los Estados Unidos, y por el bien de su vacilante economía. Mientras
Argentina contempla esta decisión, los prestamistas, inversionistas y
contribuyentes en los Estados Unidos esperan por sus $20.300 millones".
JEFSA afectará solamente a los países ricos y de ingresos medios. Excluye
específicamente a las naciones pobres que reúnen los requisitos para recibir
un alivio a la deuda a través de la Heavily Indebted Poor Countries Initiative
(Iniciativa de Países Pobres Altamente Endeudados, HIPC) del Banco Mundial. La
propuesta se esfuerza por desalentar acciones que desafíen a los tribunales y
las normas internacionales, y alienta la responsabilidad y la rendición de
cuentas:

-- Negando a los estados extranjeros que han incumplido el pago de $1
millón en fallos de tribunales de los Estados Unidos por más de seis meses el
acceso a nuestros mercados de capital;
-- Requiriendo que los Estados Unidos se opongan a los préstamos y
subsidios de organizaciones internacionales de préstamos a esos estados;
-- Prohibiendo la ayuda externa de los Estados Unidos a dichos estados
hasta que cumplan con sus obligaciones (sujeto a la anulación presidencial); y
-- Requiriendo al Secretario del Tesoro que emita informes anuales
nombrando a esos estados y analizando el efecto de su conducta en la economía
norteamericana.